Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Pixabay.

Alternativas para celebrar la Semana Santa sin afectar el medio ambiente

Por: María Camila Sánchez

Prácticas tradicionales como la construcción de ramos con palma de cera o el tráfico de animales silvestres durante Semana Santa, se han convertido en un verdadero dolor de cabeza, no solo para los ambientalistas que advierten de los graves daños que tienen estas actuaciones para la protección de cientos de ecosistemas y especies, sino también para los animales que se ven torturados y para la sostenibilidad muchos especímenes florales.

En Contacto Directo, el profesor de Ingeniería Ambiental de la Universidad de La Salle, Javier González, aseguró que muchos símbolos culturales y religiosos deben ser modificados, de tal manera que sean amigables con los recursos naturales.

“Esta semana tiene un alto impacto para el medio ambiente por el mal comportamiento de algunos ciudadanos. El tráfico de fauna es una de los grandes problemas de esta semana puesto que muchas especies son tan frágiles que al sacarlas de su entorno natural mueren. En cuanto a las afectaciones a la flora, la palma de cera es de las más vulnerables por su uso como símbolo religioso. Pero no solo es el daño a la palma propiamente, también se afecta el suelo porque cuando se tala un árbol se ‘desnuda’ la tierra y eso trae consecuencias como falta de agua, deslizamientos, entre otros efectos que son producto de una cadena de errores y daños al medio ambiente”, explicó.

Por lo anterior, y para no perderse las celebraciones propias de la Semana Santa, González recomendó el uso de otras alternativas para continuar las tradiciones religiosas sin dañar el medio ambiente.

“Como católico dejé de utilizar el tradicional ramo y ahora llevo una planta ornamental. Para mí ese es el ramo con el que participo del Domingo de Ramos. No necesito adquirir un producto o atentar contra una especie si puedo usar otros símbolos o elementos que representen mis creencias. Hay muchas alternativas que nos permitirán proteger nuestra casa común, tal como lo dice el papa Francisco”, indicó.

Una de ellas es reemplazar las hojas de la palma de cera o palmas silvestres por la cáscara de amero de las mazorcas y los envueltos. Esta es una práctica que fomenta la comunidad de jóvenes profesionales, técnicos y tecnólogos Kirios de la parroquia María la Gracias de Torcoroma del Campestre en Cartagena (Bolívar), a través de su campaña ‘Yo siembro vida’.

“Lo que queremos es sensibilizar a la gente y hacerles ver lo que no se debe hacer. La palma de cera representa mucho para la flora y la fauna, especialmente para el loro orejiamarillo. Nosotros ofrecemos otras plantas para que las personas puedan llevarlas a la ceremonia religiosa y que estas sean bendecidas por el sacerdote”, aseguró Nelson Ibarra, miembro de la comunidad.

Estos jóvenes fomentan la adquisición de plantas tales como suculentas, cactus o ‘barquitos’. “Queremos sembrar y no destruir. Todos podemos llevar un árbol o una planta a casa para cuidarlas y así ayudar al planeta sin atentar en contra de las especies más amenazadas”, indicó Ibarra.

Sea cual sea el símbolo, las autoridades piden a los creyentes no afectar el medio ambiente y acudir con responsabilidad a las ceremonias religiosas con elementos que acompañen el regocijo y el respeto por la naturaleza.