Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia

Radio Nacional de Colombia

Transmisión Señal Clasica

Señal Clásica

Transmisón Señal Cumbia

Señal Cumbia

Transmisón Rtvc Play

Aplicación de contenidos

Foto: Colprensa. 7 de septiembre de 2017.

Cinco frases del papa que inspiran a los jóvenes

Karen Aroca

Desde que comenzó su pontificado, Francisco ha tenido en el centro de atención a las generaciones más jóvenes: dos Jornadas Mundiales de la Juventud, una en Río de Janeiro (Brasil) y la más reciente en Cracovia (Polonia), más un sinnúmero de viajes apostólicos han demostrado que el sumo pontífice es querido por millones de jóvenes en todos los continentes.

Por esta razón, en Radio Nacional de Colombia, hemos seleccionado las frases que más ha reiterado el papa a las futuras generaciones a lo largo de su pontificado. 

1. “Armen lío”

En más de un encuentro que ha tenido con jóvenes en diferentes países, el papa Francisco los ha exhortado a “armar lío”. Al decir esto, se refiere a su anhelo de que se muevan, sean inquietos y “hagan ruido” por fuera de las iglesias.

“Espero lío (…) pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos, las parroquias, los colegios, las instituciones son para salir, sino salen se convierten en una ONG ¡y la Iglesia no puede ser una ONG!”, afirmó en el año 2013 en la Catedral San Sebastián, en Brasil, frente a miles de jóvenes.

2. “No balconeen la vida”

‘Balconear’ es un verbo propio de Francisco con el que invita a los jóvenes a salir, a ser protagonistas en las periferias y a no quedarse como espectadores pasivos de la vida. 

Este fue uno de los verbos inventados y utilizados con ingenio por Bergoglio durante la Jornada Mundial de la Juventud del 2013 que tuvo lugar en Río de Janeiro cuando decía a los jóvenes: “¡No balconeen la vida, Jesús no se quedó en el balcón, se metió! ¡Métanse en ella!”, aseguró.

3. “No sean jóvenes sofá”

El papa ha sido reiterativo en que los jóvenes del siglo XXI no pueden ser cómodos y quedarse instalados en una zona de ‘confort’ que los mantenga inactivos y sedentarios frente a lo que pasa afuera.  

“Queridos jóvenes, no vinimos a este mundo a ‘vegetar’, a pasarla cómodamente, a hacer de la vida un sofá que nos adormezca; al contrario, hemos venido a otra cosa, a dejar una huella. Es muy triste pasar por la vida sin dejar una huella”, aseguró frente a más de un millón de jóvenes que se congregaron en el Campo de la Misericordia para la Vigilia de Oración de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia (Polonia), en julio del 2016.

4. “Este tiempo sólo acepta jugadores titulares en la cancha, no hay espacio para suplentes”

En dos de los eventos con juventudes a los que ha asistido el papa Francisco durante su pontificado, ha destacado la importancia de que no dejen al azar el futuro de sus países.

“Este tiempo sólo acepta jugadores titulares en la cancha, no hay espacio para suplentes. El mundo de hoy les pide que sean protagonistas de la historia, porque la vida es linda siempre y cuando queramos vivirla, siempre y cuando queramos dejar huella”, aseguró.

5. “Busquen a sus abuelos, ellos tienen la sabiduría de la vida, saben cosas que conmoverán sus corazones”

La generación de los más viejos también es una prioridad para el sumo pontífice, quien asegura que en los abuelos está contemplada la memoria y la Historia que todo joven debe escuchar. 

“Memoria de un camino andado, memoria de lo que recibí de mis mayores. Un joven desmemoriado no es esperanza para el futuro. ¿Está claro? Padre, ¿y cómo hago para tener memoria? Hablá con tus padres, hablá con los mayores. Sobre todo, hablá con tus abuelos. ¿Está claro? De tal manera que, si vos querés ser esperanza en el futuro, tenés que recibir la antorcha de tu abuelo y de tu abuela”, recomendó el papa durante un encuentro de jóvenes voluntarios que tuvo lugar el año anterior en Cracovia (Polonia).