Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia

Radio Nacional de Colombia

Transmisión Señal Clasica

Señal Clásica

Transmisón Señal Cumbia

Señal Cumbia

Transmisón Rtvc Play

Aplicación de contenidos

Foto: Laura Quiceno.

Las casas de Jardín-Antioquia que cuentan historias

Laura Quiceno

Por Laura Quiceno

Es inevitable pasar por la casa de las orquídeas y los anturios en Jardín- Antioquia y no detenerse, por las ventanas siempre abiertas se alcanzan a ver los retratos de los Ochoa Ángel, tejidos a mano con cientos de colores que han pasado de generación en generación y figuras religiosas que hablan de la devoción de sus habitantes.

Los turistas nos detenemos, la decoración me hace pensar en una puesta en escena que recrea la vida de una casa con más de 100 años de historias e inquilinos. La música de Los Visconti y los tangos de Afredo de Angelis que suenan en uno de los dormitorios que da a la calle incrementan la curiosidad por saber que hay detrás de una de las casas más bonitas de Antioquia, de ese espacio congelado en el tiempo.

Foto: Laura Quiceno.

La casa de los anturios y las orquídeas. Fotos: Laura Quiceno

Foto: Laura Quiceno.

Foto: Laura Quiceno.

Luis Fernando Ochoa Ángel.

Tres días espiando el hogar de los Ochoa, intentando descifrar la historia detrás de cada detalle y el 1 de enero, dos horas antes de viajar a Medellín en la casa de las ventanas siempre abiertas hay una sorpresa, Luis Fernando Ochoa Ángel, su dueño, está en las escalinatas de la puerta. Me invita a recorrer la casa de su bisabuela, la de sus padres y que él conserva como un tesoro:

“Voy a cumplir 62 años y todos los he vivido en esta casa. Toda mi vida la he pasado aquí en Jardín. La casa tiene 110 años, le he hecho algunas reformas tratando de conservar su esencia, siempre muy auténtica. Los pisos se han remodelado, pero siguen siendo en tabla, se han abierto unos espacios, pero tratando de conservar los espacios tal como fueron. La dotación que tiene la casa en muebles es la que tenían mis abuelas y los tejidos fueron hechos por mi mamá y mis hermanas, unas rositas hechas en tela unidas con crochet

Los anturios y las orquídeas se toman el patio central. El minimalismo, el estricto blanco y negro de algunos espacios contemporáneos es ignorado por las casas de este pueblo. El verde "limón", el fucsia, el naranja, el turquesa y el rojo invaden todos los lugares:

“A mí mamá, Rosa Emilia Ángel le encantaba la jardinería y cuando empezó a enfermar yo empecé a colaborar con el cuidado de las flores, a ella también le gustaban mucho las bifloras, pero no eran tan fáciles de manejar y yo no tenía suficiente tiempo por mi trabajo en el Banco; entonces fui cambiándolas, ahora lo que más tengo son orquídeas, anturios y coronas de espinas. La costumbre en la casa es tener siempre las ventanas abiertas para que le entre aire a las matas. No soy persona de estar encerrada.”

Fotos: Laura Quiceno.

Casa ubicada en el Camino de la Herrera. Jardín-Antioquia.

Luis Fernando ha vivido toda su vida en Jardín en el Suroeste de Antioquia, uno de los epicentros de la época dorada del café en Colombia. Hoy sus habitantes ven a cientos de turistas nacionales y extranjeros recorrer las calles rumbo al antiguo Camino de La Herrera construido en 1858 y que conectaba con el municipio de Riosucio en Caldas o a la Cueva del Esplendor.

Foto: Laura Quiceno.

Jardín-Antioquia en el Suroeste antioqueño. Foto: Laura Quiceno.

En este pueblo metido entre montañas, la arquitectura y los señores con sombrero tomando café sin prisa en el Parque Central te hacen sentir que en Colombia todavía hay cientos de paraísos que se niegan a desaparecer.

Le puede interesar:

Diez pueblos de Colombia que usted no puede dejar de visitar

La ruta de Toya Viudes por los Pueblos Patrimonio.