Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Luis María Batidas, historiador y escritor poreño. Foto: Miguel Ángel Cortés.

Pore: ciudad cuna de la gesta libertadora

Miguel Ángel Cortés

Por: Miguel Ángel Cortés

Adentrarse en las llanuras del Casanare es recorrer un territorio, donde hace más de 200 años inició el sueño de una república libre del dominio español. Pore es un municipio ubicado a 71 kilómetros de Yopal y más allá de ser reconocido como Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación, tiene una historia propia que contar sobre el inicio de la gesta libertadora, que culminó con la victoria de la batalla del Puente de Boyacá el 7 de agosto de 1819.

Fue un 18 de diciembre de 1818 cuando se firmó la llamada Declaración de Pore, es decir el acto constitucional de los Llanos, por el cual el general Francisco de Paula Santander le da vida jurídica al Estado Libre y Soberano del Casanare. Allí se nombra Juan Nepomuceno Moreno, un hombre que había nacido en La Fragua, hoy Paz de Ariporo, como presidente de ese Estado de la Nueva Granada. 

Así lo explica Luis María Batidas, historiador y escritor poreño, quien ha investigado y recorrido los detalles más recónditos de este hecho que marcó la historia de la región. Pero, ¿Cómo llega este municipio a ser la cuna de la gesta libertadora de esa época?

Foto: Miguel Ángel Cortés

El general Santander recibe en Venezuela la orden de ir al Llano casanareño para formar un ejército y reúne a varios grupos de hombres con sus comandantes en Guanapalo, lo que hoy es San Luis Trinidad, y organiza a los llamados 'Guías del Casanare’.

“Luego dice: -Ya tengo un ejército, pero ¿Cómo les voy a pagar? Y hacen una cosa que, digamos,  no era tan santa, pero era el querer solucionar un conflicto, entonces hace expropiaciones a las iglesias de copones, patenas y ornamentos religiosos que estaban hechos en oro y plata y organiza la famosa moneda de la famosa provincia del Casanare, un acto que hacen en Chire, hoy Hato Corozal”, relata.

La moneda es acuñada y Santander la toma como un referente de una que también había fabricado Pablo Morillo en Caracas, pero esta moneda es más pequeña. Así se emiten alrededor de 10 mil pesos, un promedio de 40 mil monedas con valor específico.

Foto: Miguel Ángel Cortés

“Y tiene dos cosas: tiene una moneda y un ejército y entonces dice: -Le voy a dar vida jurídica a un Estado y es cuando organiza el Estado Libre y Soberano del Casanare, a través de la Declaración de Pore y es esa la importancia porque habiendo muchos más lugares en el Llano lo hizo en Pore”, comenta Bastidas.

Así es como este municipio se convierte en un polo de desarrollo, no solamente militar, sino también político y económico para toda esta región de los Llanos Orientales y sería el punto de partida de la gesta libertadora

Y son varias las afirmaciones que debaten el tiempo durante el cual Pore fue capital del Estado de Casanare y sede oficial del Gobierno de la Nueva Granada.

Bastidas cita una investigación reciente del historiador y abogado, Pedro Nel Pinzón Guisa, quien señala que la Declaración de Pore se da el 18 de diciembre de 2018 y se extiende hasta el 10 de septiembre de 1919.

“Quiere decir que estamos hablando de más de 8 meses y en ese momento, Bolívar, en un acto anticonstitucional, se proclama presidente y Santander vicepresidente, dan un golpe de Estado a Juan Nepomuceno Moreno, en un hecho que jurídicamente no tiene presentación y es que un decreto tumbó una constitución”, puntualiza.

Foto: Miguel Ángel Cortés

Históricamente, los Llanos siempre fue una región que hizo resistencia al régimen español y demostró su compromiso con la causa libertadora. Para Luis María, se trata de un pueblo que siempre tuvo viva la llama de la libertad, de hacer de su región un territorio más grande y de no estar oprimido por un gobierno foráneo.

“Eran hombres y mujeres que sentían, se enfermaban, tenían amores, tenían sinsabores y lo único es que les tocó, sencillamente, fue ponerse en el frente de batalla y dejar ese regalo tan grande que nos han legado y es la libertad”, señala.

Para este escritor ahí radica la importancia del llanero con todo lo que se logró en esta región y aún en zonas como Boyacá con las grandes batallas.

Foto: Miguel Ángel Cortés

“Si vemos el punto culmen de la batalla de Boyacá fueron los lanceros y esos lanceros eran llaneros. Obviamente sí habían lanceros boyacenses, que se unieron de todos lados, eso era un trabajo que había hecho Ramón Nonato Pérez, y que después por un accidente, lo retoma Juan José Rondón”, sostiene.

Además de los hechos y personajes que pasaron por sus calles, en este municipio casanareño alberga las llamadas ‘Ruinas de Pore’, vestigios de construcciones de aquella época colonial, que aún sobreviven en algunos sectores, como testigos de lo que ha sido su grandeza histórica.

Según investigaciones, se cuenta que Pore llegó a tener el estatus de ciudad por lo que tuvo hasta cuatro iglesias, una de ellas fue una catedral, donde aún se conservan restos de su fachada y la torre del campanario. Se dice que al fondo se extendía toda su nave, donde hoy actualmente hay un parque con cancha deportiva.

Foto: Miguel Ángel Cortés

Así mismo, al fondo del parque se localizaba una prisión, de la cual aún permanecen un muro y partes de un arco. En la esquina, se levantaba otra iglesia, sumada a un templo pequeño que estaba situado donde hoy se ubica la actual iglesia del municipio.

“Lo más importantes son estos vestigios, esto es lo que nos queda. Creo además que los poreños hemos sido descuidados y desjuiciados en el hecho de mantener esta riqueza.
“Entrevistando a un adulto mayor, me contaba que al otro lado del parque, donde están las ruinas de la cárcel, era hace 75 años toda una muralla de un lado al otro, toda una cuadra
de 3 metros de altura, pues había todas las divisiones internas, incluso estaba el famoso túnel del que tanto se hablaba”, relata Luis María.

Aún así, Pore sigue levantándose sobre las ruinas que guardan las memorias de una importante ciudad de la Nueva Granada, ese legado y esa riqueza histórica que hoy sigue latente entre sus habitantes y le permiten soñarse como esa ciudad que resplandece entre los Llanos del Casanare.

“Fray Ignacio de Mariño dijo en alguna ocasión: ‘Porque Pore no morirá” y nosotros nos lo hemos tomado muy enserio para entender que este pueblo sea cada día más grande y más bonito, más importante y que se dé a conocer”, afirma Bastidas