Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa.

Romualdo Brito, adiós a un maestro del vallenato

El experto en vallenato Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa escribió: “en Treinta han debido nacer cien Romualdos, pero la historia es caprichosa, nació sólo uno y a este le otorgó la facultad de componer todas las canciones que les correspondían a los demás”.

Músico de origen campesino nacido en Treinta Tomarrazón, corregimiento de Riohacha en 1953, Romualdo Brito López empezó a escuchar desde pequeño la música que se hacía en casa, incluyendo el canto y las composiciones de sus tíos, Leandro Díaz, Adaníes Díaz y Luis Enrique Martínez. Eso lo hizo definirse desde siempre como un compositor “narrativo costumbrista”. Tomás Darío Gutiérrez lo describió como “uno de los alumnos más destacados de la escuela de Rafael Escalona y Francisco El Hombre”.

Brito es recordado por composiciones entre las que se cuentan “Lo más lindo del mundo”, “Devuélveme la vida”, “El diario de mi vida”, “Esposa mía”, “Tatuaje en el alma”, “Amiga y mujer”, “Los amaneceres del valle”, “Yo soy el indio” y, sobre todo, “El santo cachón”, una pieza que le dio la vuelta al mundo luego de su grabación por parte de Los Embajadores Vallenatos en 1994. De esa canción en particular, llegó a decir lo siguiente Brito: “No sólo no es mi mejor tema, creo que incluso es una de mis peores canciones, pero a la gente le gustó como por mamar gallo. Robinson Damián, el que la cantó, tuvo la idea de pedirme una composición que hablara sobre los cachos, algo que es totalmente universal. El nombre viene de un parque en Barranquilla al que terminaron abandonando, con lo cual se volvió sitio de encuentro de las parejas. Por eso lo llamaban Parque El Santo Cachón”.

Si bien aquella es su obra más recordada en los últimos tiempos, en un principio le valió fuertes críticas por su mensaje tan particular sobre la infidelidad y el perdón, por lo cual no quiso que llegara a tener el nivel de recordación que hoy tiene. Sin embargo fue un éxito que luego le generó orgullo, llegando incluso a hacer parte de la banda sonora de la cinta “Nebraska” (2013), del director norteamericano Alexander Payne.

La primera composición de Brito, a sus 17 años, fue “El dios cantor”, hecha en honor a Leandro Díaz y registrada por Lisandro Meza,  Hace algún tiempo había lanzado su autobiografía, “Romualdo Brito, 40 años de vida artística”, y en honor a ello la disquera EMI había también registrado un trabajo llamado “Los mejores le cantan a Romualdo Brito”.

Todos los grandes del vallenato grabaron piezas de Romualdo Brito, incluidos Diomedes Díaz, los Hermanos Meriño, los Hermanos Zuleta, el Binomio de Oro, Otto Serge y Rafael Ricardo, entre otros, incluyendo las grabaciones propias al lado del acordeón de Ismael Rudas. Su obra prolífica lo hace el más fecundo de los compositores en el género después de Calixto Ochoa y, al igual que él, también se metió en terrenos de la cumbia, el porro y la champeta, entre otros géneros.

El célebre compositor y cantautor vallenato Romualdo Brito falleció el pasado 20 de noviembre en accidente automovilístico, en inmediaciones del corregimiento de San Roque, municipio de Curumaní, mientras se encontraba en camino hacia Bogotá. Paz en la tumba de nuestro Artista de la Semana.