Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

Luto en el folclor: falleció José María ‘Chema’ Ramos, décimo rey vallenato

Por: Tatiana Orozco

En la tarde de este viernes se confirmó el fallecimiento del décimo rey vallenato: José María 'Chema' Ramos Rodríguez, a sus 71 años, quien estaba hospitalizado hace varios días en la Fundación Cardiovascular del Oriente, en Floridablanca (Santander). Su deceso se da a pocos días de iniciar el 53 Festival de la Leyenda Vallenata, que por primera vez será virtual debido a la pandemia por el Covid-19.

‘Chema’ Ramos nació en Urumita (La Guajira), el 28 de octubre de 1948, ganó la décima corona en 1977, cuando tenía tan solo 28 años, siendo el más joven de la época en obtener ese triunfo. Esa vez cantó él mismo el paseo ‘Ni tú ni yo,’ de Armando Zabaleta; el merengue ‘El milagro’, de Emiliano Zuleta; el son ‘Yo traigo un son’; y la puya ‘El amigo’, de la autoría de Joaquín Mora. Estuvo acompañado en la caja por Simón Herrera y en la guacharaca por Abel Suárez. 

El décimo rey siempre se identificó por su gran estilo en la digitación del acordeón, muy parecido a Luis Enrique Martínez; además por su nobleza. Fue un juglar pues cantaba, componía e interpretaba el acordeón.

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata lamentó el fallecimiento de Ramos Rodríguez y presentó condolencias a su familia, paisanos y amigos.

“Todo un rey vallenato, que siempre dejó en lo más alto el nombre de su tierra Urumita y del folclor que representó con las mejores notas de su acordeón. Q.E.P.D.”, manifestó la organización a través de sus redes sociales.

José María ‘Chema’ Ramos Rodríguez heredó el amor por la música de su padre, fue uno de los más auténticos exponentes del vallenato tradicional con el que deslumbraba por sus notas llenas de campesinado, pasión y nostalgia por la región.

"Es una triste noticia, él y yo éramos amigos desde los años 60, yo era conductor de un bus llamado Monarca y él era jefe de uno de los guardas; hacíamos parrandas, nos llamaban y siempre hablábamos de todo. Un hombre con mucho estilo, tenemos muchas anécdotas, siempre lo recordaré", comentó Isaac 'Tijito' Carrillo, uno de sus amigos y compañero en el grupo ‘Los Juglares del Vallenato’.

Por su parte, el cantante Iván Villazón, quien grabó con el juglar el álbum ‘El vallenato mayor’ y fue lanzado en 2009 como un homenaje a él, con 14 clásicos como ‘Las Mujeres’, ‘Mosaico’, ‘El Errante’, ‘No me guardes luto’, entre otros, lamentó el deceso y lo tildó como una pérdida irreparable.

“Mucha tristeza, porque con el maestro nos unió una gran amistad, hicimos una grabación donde lo homenajeamos, hay muchos recuerdos que tengo de la niñez, mi mamá es urumitera y desde muy niño aprendí a valorarlo, a quererlo, a escucharlo en las parrandas de mi padre. Para el folclor vallenato es una pérdida irreparable, se fue un grande del acordeón vallenata, de los pocos que nos quedan en cuanto a la ejecución genuina, que solo lo saben tocar maestros de la categoría y calidad de Chema Ramos”, aseguró Villazón.

Carátula del álbum 'El vallenato mayor' de Iván Villazón junto a José María 'Chema' Ramos.

Además, manifestó que recordará al maestro con canciones como ‘Lirio rojo’, de Calixto Ochoa; y el merengue ‘14 de mayo’, son dos de las que nunca faltaban en las parrandas por su forma magistral de interpretarla.

“Me atreví a rendirle un homenaje, fue una experiencia maravillosa, pasamos un mes completo en Medellín haciendo ese CD que queda para la historia y el recuerdo de su memoria. Un sentido pésame para toda su familia”, concluyó.

Por último, el conocedor del folclor y dueño del Museo del Acordeón, Alberto ‘Beto’ Murgas, manifestó que tiene mucho pesar por esta pérdida. “No solo porque fue rey vallenato, sino por toda su familia, la dinastía que son, tienen dos reyes, éramos amigos desde niños, fue un grande, no solo como músico sino como persona. Tenía uno de los estilos planeros, de la Serranía del Perijá, heredada de su padre, de ese Villanueva grande, una nota que identificamos como la región. Tenía el corazón abierto para todos sus amigos. Paz en su tumba”, expresó Murgas.