Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Archivo EFE

Países árabes en conflicto se convierten en un punto negro para la prensa

Así lo ha denunciado esta semana Reporteros Sin Fronteras (RSF), que alertó de la "barbarie" de los asesinatos en Siria -el país más mortífero con 15 reporteros y 17 "periodistas ciudadanos" fallecidos- y del aumento de los secuestros en ese país y en Libia e Irak.

Siria e Irak tienen ambos un denominador común que es la presencia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ha tomado como rehenes y ejecutado a varios informadores, entre ellos los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff, decapitados en territorio sirio.

El presidente de la Fundación Samir Kassir, una ONG libanesa que lucha a favor de la libertad de prensa en la región, Ayman Mhanna, dijo a Efe que "la situación en Siria respecto a la libertad de prensa ha sufrido en el último año un deterioro sin precedentes".

Al margen de los casos más mediáticos, Mhanna lamentó que siguen como rehenes periodistas sirios, varios libaneses, un palestino y un mauritano, así como dos kurdos capturados el pasado lunes cuyos casos han tenido poca repercusión internacional.

Además, hay muchos informadores sirios que están encarcelados en prisiones gubernamentales bajo cargos de terrorismo, denunció Mhanna. RSF los cifró en trece.

Respecto al trabajo en las zonas controladas por los yihadistas, "el nivel de acoso a los periodistas es tremendo" porque deben pasar la censura del EI, destacó el presidente de la Fundación Samir Kassir.

En cuanto a Irak, donde RSF registró cuatro fallecimientos, la situación de seguridad supone "un gran obstáculo para el trabajo de los medios de información y el peligro ha aumentado desde que el EI tomara el control de amplias zonas del país", según el analista Sabah Ali al Sheij.

Al Sheij explicó a Efe que el EI ha asesinado a periodistas por "el simple hecho que difieren en la religión o por difundir noticias que no agradan al grupo extremista".

Además de los yihadistas, los reporteros también hacen frente a las autoridades y a las milicias chiíes progubernamentales.

"Las fuerzas de seguridad tratan con una política de doble rasero a los medios: los que son progubernamentales tienen todas las facilidades, mientras que los opositores sufren hostigamiento", afirmó el experto iraquí.

El tema de los secuestros también ha sido destacado por RSF, que subrayó que estos se han disparado un 37 % y documentó 37 casos en Siria y 20 en Irak, en su mayoría a manos del EI, además de 29 en Libia.

En este país, 2014 fue el peor año para la prensa desde la revolución de 2011 contra Muamar el Gadafi, según el presidente del Centro Libio para la Libertad de Prensa, Mohamed Nayem.

"Los casos de asesinato, secuestro y tortura han aumentado en un 100 % respecto al año pasado", dijo a Efe Nayem, que lamentó "la falta de libertad de prensa y expresión en el país".

También denunció la "impunidad" de la que gozan los criminales y, por otro lado, que los periodistas se impliquen en política y se dediquen a hacer propaganda y a instigar a las facciones.

El Centro Libio para la Libertad de Prensa ha documentado este año ocho casos de asesinato de periodistas -cinco de ellos en la ciudad oriental de Bengasi-, 17 intentos de asesinato o amenazas de muerte y ocho secuestros y torturas, con un total de 126 agresiones a la prensa.

En la lista de periodistas encarcelados de RSF, que denunció los casos de 178 en el mundo, también figuran Siria y Egipto.

Este último país, con 16 entre rejas, ha levantado polémica por el juicio contra tres periodistas de la televisión catarí Al Yazira, entre ellos el australiano Peter Greste, condenados a penas de siete a diez años de cárcel por difamar a Egipto y servir a los intereses de los Hermanos Musulmanes, considerados terroristas por las autoridades.

El presidente del Sindicato egipcio de Prensa, Dia Rashuan, expresó en declaraciones a Efe su sorpresa por el informe de RSF y calificó sus datos de "inexactos".

Solo reconoció que en Egipto hay diez periodistas encarcelados, siete de ellos condenados o juzgados en casos penales, y destacó que su sindicato "hace grandes esfuerzos para liberarlos".

RSF denunció recientemente que las autoridades egipcias ejercen "una terrible represión de los periodistas bajo el estandarte de la lucha contra el terrorismo" y con la excusa de la "caza a los Hermanos Musulmanes". EFE