Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: comunidad de Guacamayal.

Desbordamiento de río generó inundaciones en Zona Bananera, Magdalena

El agua del río Sevilla se desbordó de su cauce y se metió a barrios del corregimiento con el mismo nombre y también de Guacamayal, ambos jurisdicción del municipio de Zona Bananera (Magdalena). La emergencia no dejó pérdidas humanas, pero sí varios daños materiales.

Habitantes de barrios como Pradito, y las veredas Macondo, La Abarca, La Estación, Paraíso, pertenecientes al corregimiento de Sevilla, sacaban la mañana de este domingo las aguas de las viviendas, mientras que en Guacamayal, la comunidad afectada pasó la noche salvando sus elementos personales de la inundación.

Luis Peña, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Pradito, aseguró que hay sectores rurales de Sevilla más afectados que otros desde la tarde del sábado, cuando las fuertes lluvias alertaron a la comunidad.

“La inundación empezó más o menos a las 6:30 de la tarde. El agua venía bajando de Guacamayal y se metió por Pradito, La Abarca, Macondo. La gente pasó la noche en vela; hay grabaciones”, afirmó el vocero.

El jefe de Gestión del Riesgo de Zona Bananera, Joaquín Castillo, aseguró a Radio Nacional de Colombia que el desbordamiento no dejó graves daños, pero la Alcaldía hará reunión general para evaluar acciones de prevención.

“Este lunes vamos a hacer un recorrido por los puntos críticos, los puntos por donde se desbordó el río. La idea es hacer un tipo de trabajo, un tipo de estructura o contención para mitigar el impacto de las inundaciones”, concluyó Castillo.

El desbordamiento del río Sevilla es un problema de cada temporada de lluvias en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, que afecta constantemente a esta población de Zona Bananera. La Oficina de Gestión del Riesgo no precisó la cifra de familias afectadas, pero miembros de la comunidad estiman que son más de 40.