Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Omar pineda: el quijote del ajedrez en Risaralda

Por Vanessa Sánchez y Andrea Cardona Castaño / Radio Nacional Caldas

Los parques centrales de los municipios de Risaralda, como Anserma y el corregimiento de Arauca en Caldas, se convierten en un salón de ajedrez cada que José Omar Pineda llega para dar sus clases a jóvenes y niños desde los 5 años. Su tierra natal es Risaralda, un municipio ubicado al noroccidente de Caldas, conocido como ‘la colina del viento’.

A la sombra de los árboles, José Omar ubica una mesa con dos sillas que gestionó con las alcaldías o parroquias para comenzar las partidas de ajedrez con sus alumnos, que tienen que amar este deporte y ser los mejores en sus clases para aprender del mejor ajedrecista de la zona, como dicen sus conocidos. La meta con cada clase es preparar a los pupilos para intercolegiados, torneos departamentales, nacionales y por qué no, internacionales.

“Uno tiene que nacer con un ajedrez debajo del brazo para poder aprender. Yo entreno a niños que ya tienen conocimientos y los pulo para los juegos intercolegiados. A los niños pequeños se les enseña pausado por la concentración, en cambio un niño de 12 años, si puede entrenar hasta por dos horas”, comentó Jose Omar.

A los 12 años José Ómar supo que tenía habilidades innatas para el ajedrez, cuando se coronó campeón en su colegio y desde ese entonces comenzó a prepararse para ser ‘el Quijote del Ajedrez’ como él suele presentarse. De su infancia recuerda que en una navidad cuando tenía ocho años, recibió de regalo de sus padres: un ajedrez de madera que le despertó el interés por este deporte.
“Con el bagaje que adquirí en el ajedrez fui campeón de la décima brigada en Melgar en la época que presté servicio militar. El juego que más recuerdo es una partida que tuve en Medellín con un experto que se enfrentó en la modalidad simultánea, es decir contra 20 distintos jugadores y uno de ellos fui yo y quedamos empatados”.

En Risaralda enseña los sábados y domingos; en Anserma está los lunes, miércoles y jueves y en Arauca los viernes. ‘Ajedrez al Parque’, como se llama su proyecto nació hace 11 años en su pueblo natal y desde este año, amplió sus clases a los demás municipios. Sin pretensiones económicas y después de jubilarse de su trabajo como vigilante en el que permaneció por 18 años, José Ómar gestionó los permisos necesarios, solicitó en préstamo cuatro juegos de ajedrez de lona a la alcaldía de Risaralda, que, aunque no son suficientes le sirven para los 35 alumnos que entrena.

“Yo les exijo a mis alumnos ser buenos estudiantes, por eso no pueden perder materias. Ya cinco alumnos han ido a Bogotá a competir. Y es gratificante verlos avanzar”, dijo Pineda.

Este veterano del juego, le hace honor a la ficha más importante ajedrez: La reina. Juega con competidores curtidos en el tema, preparados y empíricos, pero indica que para ser el mejor en este deporte solo se necesita disciplina y concentración. “Para eso no se estudia, pero sí se debe practicar por lo menos cuatro veces por semana”, añadió.

Tradición

El Quijote del Ajedrez tiene 67 años y expresa que ya no le interesan los torneos, ni ganar. Para él es suficiente empatar con los mejores estudiantes, dice que eso lo llena de satisfacción. En sus años mozos ganó 7 torneos consecutivos, pero ahora busca que más niños se inscriban en sus clases. Advierte que no hay ningún requisito, basta con las ganas, porque eso se lo enseñaron en su casa.

“Estaba muy pequeño cuando descubrí el amor por el ajedrez. Mi hermano mayor fue un ajedrecista aguerrido y de él aprendí los trucos, sobretodo, de paciencia, porque hay juegos que se extienden mucho. No recibí clases, viendo también se puede ser el mejor”, indicó.

José Omar no prefiere el color de las fichas. En el ajedrez la iniciación la decide el juez y el color es asignado deliberadamente en la partida. Trucos sabe muchos, pero prefiere no enseñarles ‘mañas’ a sus pupilos, porque siempre aclara que el juego limpio y concentrado es lo de él.

Su meta es que ‘Ajedrez al Parque’ llegue a Caldas y se convierta, por qué no, en un modelo nacional para que los niños y jóvenes aprovechen su tiempo libre. Quiere tener peones, reinas, reyes, alfiles y caballos, como la similitud de los chicos que se pueden adherir a su programa. “En Youtube se puede aprender a ser el mejor ajedrecista. Querer es poder y ya hemos logrado que se destaquen muchos estudiantes”, afirmó.