Foto: Archivo Colprensa.

Cerca de 110% creció flujo migratorio de venezolanos en Colombia en 2017: Migración Colombia

María Camila Sánchez

En el último año el flujo migratorio de venezolanos creció cerca de un 110% tanto en entradas al país como en salidas. Es lo que confirma Migración Colombia en la más reciente radiografía migratoria Colombia – Venezuela, en la que destaca que 1.500 venezolanos fueron deportados en el último año

En la revisión anual que realiza Migración Colombia sobre los flujos migratorios entre Colombia y Venezuela, se determinó que en el último año este tránsito se incrementó en un 110%, tanto en el número de salidas como de ingresos al país.

El reporte señala que durante el año 2017 se registró un incremento del 109% en el flujo de salida de ciudadanos venezolanos del territorio colombiano, pasando de un poco más de 311 mil registros en 2016, a más de 652 mil en 2017. De estas salidas, un 60% se trasladaron a Ecuador, Perú, Chile, Estados Unidos, Panamá, México, España, Argentina, Brasil y Costa Rica.

Migración Colombia estima que en Colombia hay más de 550 mil venezolanos, cifra que revela un incremento cercano al 62% respecto al mismo informe presentado en el 2017.

En materia de ingresos, durante el año anterior 796 mil venezolanos entraron al país, de los cuales, el 34%, es decir cerca de 276 mil, regresaron a Venezuela una vez se cumplió el tiempo de su permiso de permanencia. “Mientras que el restante del total de ingresos, como se mencionó anteriormente, salió hacia terceros países o bien, permanece dentro del territorio nacional de acuerdo con los permisos de ingreso otorgados”, señala el informe.

A través de los 30 mil controles y procedimientos de verificación, la entidad sancionó económicamente a más de 4 mil venezolanos y deportó a más de 1.500 durante los últimos 12 meses, pues algunos de ellos permanecían de forma irregular en el país, o sus condiciones de permanencia no se ajustaron a la normativa. De igual manera, 600 empresas fueron sancionadas por contratar extranjeros sin cumplir con todos los requisitos de la ley.

Señala el reporte que al 31 de diciembre de 2017, los sistemas de Migración Colombia tenían registrados más de 1.300.000 venezolanos usando la Tarjeta de Migración Fronteriza, principalmente de los Estados de Táchira, Zulia, Carabobo, Lara y Barinas. De ellos “el 51% son hombres y el 49% restante mujeres, siendo el rango de edad entre los 18 y los 39 años, los que mayor número de usuarios registra” y al menos 141 usuarios de la TMF son menores de edad.

En el 2017 el principal motivo por el cual ingresaron los venezolanos a Colombia fue para abastecer su canasta familiar con la compra de víveres. Otros motivos fueron: visita familiar, turismo en zona de frontera, actividades no remuneradas, trabajadores agrícolas e industriales, así como la compra de medicamentos y la atención médica.

Más de 10 millones de movimientos, en entradas y salidas, se registraron en el Puesto de Control Migratorio ubicado en el Puente Internacional Simón Bolívar, en Norte de Santander, siendo este el puesto que más movimiento de usuarios con TMF registró. “El promedio de ingresos diarios de ciudadanos venezolanos a Colombia, empleando la TMF durante el 2017 fue de 37 mil registros, mientras que de salida el promedio fue cercano a los 35 mil registros diarios”, dice el reporte.

En cuanto al Permiso Especial de Permanencia, Migración registró a cerca de 69 mil venezolanos, de los cuales, cerca del 40% reside en Bogotá, el 9% en Medellín, el 7% en Barranquilla, el 4% en Cali, mientras que, en Cartagena, Bucaramanga y Santa Marta, residen el 3% de los portadores del PEP, respectivamente.

De acuerdo con el Grupo de Estudios Institucionales Sobre Migración, en diciembre del 2017 se encontraban 57 mil venezolanos en el país con cédula de extranjería y sólo en este año se expidieron casi 19 mil cédulas de esta clasificación para venezolanos de las cuales, el 58% se expidió en la Regional Andina, el 12% en Antioquia, el 11% en oriente y el 8% por parte de la Regional Caribe.

Según el director de la entidad, Christian Krüger: “la migración es positiva para el desarrollo de un país, siempre que se haga de forma regular y respetando la normatividad propia del país. La historia se escribe a diario y hoy estamos llamados, como país, a escribir un nuevo capítulo en el que la movilidad, el orden y la seguridad, nos permitan construir el país que todos queremos”.