Pasar al contenido principal
CERRAR

Médico que agredió a tres mujeres en Santander fue enviado a vacaciones

Tras la denuncias de tres mujeres sobre maltratos recibidos por el cirujano Antonio Figueredo, la FCV decidió enviarlo de vacaciones.
Carlos Buitrago

Después que se conocieran las denuncias de tres médicas que trabajan para la Fundación Cardiovascular de Colombia sobre maltratos recibidos por el cirujano Antonio Figueredo, la organización decidió enviarlo de vacaciones. Esto fue lo que le sucedió a las mujeres y la respuesta que entregó la FCV. 

El pasado domingo, Revista Semana reveló la denuncia de María Paula Pizarro, médica de la FCV que mostró con fotos cómo le había quedado su rostro después de recibir varios golpes a manos del cirujano cardiovascular Antonio Figueredo. En las fotos se aprecia un diente partido, aunque en total fueron tres, el ojo derecho y su mentón totalmente morados. Además, a través del historial médico, la certificación de que uno de sus tímpanos también sufrió.

“Llamé a mi mamá, le dije: ‘Me están pegando, el que me está pegando es Antonio Figueredo. Él me da un puño en el pómulo izquierdo y me vuela tres dientes”, contó María Paula Pizarro, quien además aseguró que no era la primera mujer que sufría violencia por parte de Figueredo. En menos de 48 horas dos mujeres más salieron a contar lo que habían sufrido a manos del mismo médico en oportunidades anteriores. 

Una de ellas fue Érica Plata, anestesióloga de la misma FCV que en 2013 había tenido una relación sentimental con Antonio Figueredo. Según cuenta la médica, dicha relación se tornó violenta cuando ella sospechó que él seguía casado. Según reveló, el momento más traumático llegó la noche de julio de 2014 en la que Figueredo entró a la fuerza al apartamento de ella directamente a golpearla, arañarla, morderla y tratar de quitarle toda la ropa. 

“Me daba puños en la parte posterior de la cabeza en la mandíbula, me intentó bajarme los pantalones, la ropa interior, yo le di una patada y salí corriendo a la habitación”, contó Érica Plata.

La tercera víctima del mismo actuar violento de Figueredo apareció en las últimas horas y pidió no revelar su identidad por miedo. Según contó, recibió golpes y maltratos similares a los que dieron a conocer las dos víctimas que también habían relatado sus historias. “Me agredió en dos ocasiones, la más terrible fue cuando me llamó a su apartamento, fui y me cogió del cabello, ese es el modus operandi de él: coger a patadas a las mujeres y decirles putas, vagabundas, perras o lo que sea, se mete con niñas más jóvenes”, contó esta médica.

Por su parte, la Fundación Cardiovascular de Colombia, institución médica en donde continúa laborando el cirujano Antonio Figueredo, el pasado domingo emitió un comunicado advirtiendo que desde que conoció de la denuncia de María Paula Pizarro a mediados de noviembre, separó del cargo al médico. No obstante, este martes el presidente de la organización, Víctor Raúl Castillo, explicó que el médico en realidad no había sido separado de la empresa, sino enviado a vacaciones mientras se daba pie al debido proceso.   

“Nuestro abogados laboralistas y todo el equipo jurídico está andando en el proceso y mientras tanto ha sido apartado y por otro lado, está en vacaciones mientras podemos conseguir y nos llegan las pruebas jurídicas para seguir el debido proceso”, dijo Castillo, quien además explicó que dichas vacaciones se debieron alargar un mes más mientras los abogados de la institución definen el paso a seguir con el médico.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal