Pasar al contenido principal
CERRAR

Creciente obligó a suspender el tratamiento y suministro de agua en Neiva

La capital huilense depende de una única fuente de abastecimiento, el río Las Ceibas, que tuvo una creciente súbita luego de las intensas lluvias de los últimos días.
Suspenden el tratamiento y suministro de agua en Neiva
Mi país
Foto: Universidad Cooperativa
Rafael Trujillo

Una nueva creciente del río Las Ceibas, del que se abastece el acueducto de Neiva, obligó a la empresa que presta el servicio a cerrar las plantas de tratamiento El Jardín y Kennedy, que surte a cerca del 80% de la zona urbana de la capital huilense.

La creciente arrastró sedimentos y vegetación a los sistemas de filtración de las plantas de tratamiento, confirmó Gloria Vanegas, gerente de Las Ceibas Empresas Públicas de Neiva.

“Solo la planta El Jardín permite llevar el agua a todo el centro, norte y parte del sur de Neiva”, recordó la funcionaria, tras presentar un balance de las consecuencias de la creciente tras intensas lluvias a lo largo de toda la mañana de este miércoles.

Por ahora, el suministro de agua no se ha afectado totalmente, al conectar al acueducto a un reservorio, un pequeño lago artificial construido en la zona alta de Neiva para atender de manera temporal la demanda en caso de contingencias como esta.

“Hemos dado la orden a la Subgerencia Técnica para abrir la válvula que conecta el reservorio con la planta El Jardín, pero igualmente hacemos un llamado especial a la comunidad a hacer uso racional del líquido”, precisó Vanegas, al advertir sobre las limitaciones del sistema.

“Ojalá que no vayamos a tener un desabastecimiento de agua en estos días que está lloviendo muchísimo, cuando experimentamos crecientes súbitas del río Las Ceibas como la de hoy”, indicó la gerente.

Agregó que operarios de la empresa trabajan en el proceso de limpieza y retiro de los elementos que colmataron el área de captación del agua para, de esta manera, "volver a abrir el sistema en la bocatoma, que mantenemos cerrado en este momento”.

La zona urbana de Neiva, cuya población supera los 350 mil habitantes, es vulnerable a las crecientes de su única fuente de abastecimiento de agua para consumo humano, lo que obliga regularmente en cada temporada de lluvias a suspender el suministro.

Los sectores menos afectados por los cortes en el servicio se localizan en el oriente alto de la ciudad, que recibe el agua de un sistema alterno de captación, que por las características de su diseño y construcción más reciente no es susceptible a las crecientes.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos