Pasar al contenido principal
CERRAR

Preocupación en Barranquilla por bajo calado del puerto

Para José Curvelo, director de Asuntos Portuarios de Barranquilla, la situación afecta de manera drástica la economía portuaria.
Mi país
Foto: Colprensa
Colprensa

Tanto el director de Asuntos Portuarios de Barranquilla, José Curvelo; y Lucas Ariza, director de Asoportuaria, coincidieron este lunes en afirmar que el bajo calado y la negativa de la draga por intervenir en el canal de acceso, están perjudicando a los portuarios y a la ciudad en general por la falta de movilidad en el puerto.

Para José Curvelo, director de Asuntos Portuarios de Barranquilla, “esto es una preocupación muy grande por las afectaciones al bolsillo de todos los barranquilleros, no son únicamente los del sector portuario y los de la cadena logística, porque esto impacta negativamente en la economía de Barranquilla”.

Seguidamente anotó que “nuestra posición es que nosotros exigimos a la empresa dragadora que no deje ese contrato tirado y que muestre su compromiso, tanto con el sector portuario como con la ciudad. Han estado todo el año ganándose unos importantes contratos, más de 70.000 millones en el año y no es posible que hoy, cuando más se necesitan, vayan a dejar un contrato a medias. Esa es una exigencia que se hace desde el sector portuario y desde la ciudad”.

“La actividad portuaria ha sido histórica con 6.2 metros de calado, no obstante, la actividad portuaria no se detiene y entre el sábado y el domingo ha habido unas 13 maniobras tanto de ingresos como de zarpes; con una limitación que por encima de ese calado no logra ingresar y más cuando estamos en un momento de reactivación económica”, sostuvo Curvelo.

Terminó diciendo que “hemos tenido contacto con Cormagdalena, Asoportuaria, la Dimar, con Findeter, no. Con las tres primeras hemos tenido unas mesas de trabajo buscando algunas alternativas, que si definitivamente esta empresa propietaria de la Bartolomeu Dias no continua con el trabajo, la alternativa sería buscar una draga que esté muy cerca de Barranquilla, pero para esto se necesitan soluciones inmediatas”.

Por su parte, Lucas Ariza, director de Asoportuaria, manifestó que “siempre hemos dicho que esto no es solamente dragar, que se requieren obras, que se requiere tecnología y hemos explorado temas con empresas holandesas, expertas en el tema y también hemos pedido que las entidades del Gobierno Nacional hagan parte de estos convenios, de estos estudios para hacerlos incluyentes, porque no hacemos muchos haciendo unos estudios, teniendo unas recomendaciones si las entidades del Estado no están involucradas y tengan la voluntad para implementarlas”.

“Creemos que las cosas se están haciendo como no son. Dependemos solamente de dragar, hay que hacerlo porque es importante, pero también hay técnicas de dragado para hacerlas en el momento adecuado; también hay otro tipo de tecnologías y también las obras que se han pedido desde hace mucho tiempo que ayudarán a que este tipo de situaciones se mitiguen”, afirmó Ariza.

Recordó que la empresa Jan de Null es que ha venido dragando todo el año. “Cormagdalena ha dado unos cifras de lo que se ha invertido que están por el orden de los 65.000 millones de pesos en el año, le ofrecieron un nuevo contrato después de haber terminado un contrato de $30.000 millones por 900.000 metros cúbicos; les ofrecen un contrato de urgencia manifiesta mientras que se adjudica el otro contrato, que va a ser por siete meses, y ponen unas condiciones que antes no se habían puesto, en otros no habían puesto la condición de la profundidad… y lo que queda es la sensación de la falta de voluntad”.

“Desde el jueves se han abstenido de dragar, el viernes hacen una prueba y la suspenden por mal tiempo, el sábado la Dimar dice que la prueba funcionó y que hay espacio para dragar, pero el concepto técnico de ellos dice que no. Que no van a poner en riesgo el equipo y se les ha ofrecido todas las condiciones de seguridad, pero no ha sido posible”, anotó.

“Lo más complejo es que quedaron buques que quedaron cargados y los mismos clientes dicen que quedaron presos porque tienen la carga, pero no tienen una certeza de cuándo podrán zarpar, si dejan carga terminan pagando un flete muerto y esta es una situación que no exageramos cuando decimos que es incalculable. Porque tendremos el calado cuando esta draga se decida a dragar o cuando el Gobierno Nacional traiga otra, y sé que están en esas gestiones, pero recuperar la confianza de estos clientes es mucho más complejo”, terminó diciendo Lucas Ariza, director de Asoportuaria.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal