Pasar al contenido principal
CERRAR

¿Qué está pasando con las cifras de homicidios y hurto en Colombia?

Según las cifras que maneja la Policía Nacional, en los siete primeros meses del año se habían registrado 7.972 homicidios.
Actualidad
Foto: Colprensa.
Colprensa
Artículos Player

Si se mantiene la tendencia de homicidios en el país, el 2021 podría llegar a ser el primero, en más de una década, que reportaría un crecimiento de las cifras luego de una tendencia a la baja, situación similar a la que se presenta con el delito de hurto, lo que demostraría que la situación de inseguridad no es solo un problema de percepción.

El asalto a mano armada en un local del norte de Bogotá, que terminó en balacera; el atraco en el barrio la Estrada, que dejó una persona muerta; y el ataque con arma de fuego a una menor de 15 años, por robarle el celular, entre otros hechos, han ocupado los titulares de los medios en las últimas semanas, no solo en la capital del país sino en todo el territorio nacional, generando una enorme preocupación de los colombianos frente al deterioro de la seguridad.

Esta preocupación también se ha visto reflejada en varias encuestas de percepción realizadas en el país, donde según Invamer, el 96 % considera que la inseguridad ha empeorado. El estudio se suma al realizado por Mobimetrics, que indica que el 45 % de los colombianos percibe un deterioro de la seguridad en su ciudad, principalmente en Bogotá, Cundinamarca, Cauca y Valle del Cauca.

Pero esto no es sólo un tema de encuestas y percepción. Según las cifras que maneja la Policía Nacional, en los siete primeros meses del año se habían registrado 7.972 homicidios, lo que refleja un aumento de este flagelo, pues se presentaron 1.540 casos más que en 2020, un año que estuvo marcado por la pandemia, y 749 más que en 2019.

Con relación al delito de hurto en todas sus modalidades, las autoridades reportaron que entre enero y junio de 2021 ocurrieron 175.082 casos, una cifra mayor que en 2020, cuando se presentaron 95.136 episodios, y en 2019, que marcó 143.380 hechos.

¿Qué explica el aumento de estos delitos? ¿Existe una nueva configuración de la actividad criminal en el país, que está arrojando estos resultados?, son algunas de los interrogantes que surgen.

Tendencia en alza 

En las últimas semanas, y producto de los múltiples hechos delictivos que se han presentado en el país, las autoridades argumentaron que el aumento de estos delitos se ha dado desde la reactivación económica y, principalmente, desde el 28 de abril y el mes de mayo, debido a varios factores.

Uno de ellos corresponde, según el ministro de Defensa, Diego Molano, a que “por condiciones sociales incrementó el desempleo y la pobreza, lo cual es un factor que genera violencia e inseguridad, esto no solo está pasando en Bogotá sino en todo el país y en algunos países de Latinoamérica”.

Otro punto a tener en cuenta, según el jefe de la cartera de Defensa, son los efectos que trae la pandemia luego de tener aislamientos prolongados. “Estos generan ansiedad y efectos de violencia”, señaló el funcionario.

También hay que tener en cuenta, según Molano, que producto de la protesta social entre “el 28 de abril al 1 de julio hubo una reconfiguración criminal y esas disputas de rentas criminales que se dieron en puntos de bloqueo, logró que estas organizaciones criminales, o por disputas de microtráfico o del narcotráfico, incrementaran la violencia y tuviéramos un aumento en la tasa de homicidios o en la tasa de hurtos”.

Sin embargo, para el investigador del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE), de la Universidad Externado de Colombia, Andrés Macías, este fenómeno no puede ser visto a la ligera y tiene que ser analizado, además, desde otros factores.

“El homicidio llevaba años, en donde venía reduciéndose continuamente, pues a principios de siglo estábamos en una tasa de 70 por cada 100.000 habitantes y para 2020 la tasa era de 24. Sin embargo, una comparación entre enero y julio de los últimos años, muestra que los homicidios han aumentado, pasando de 7.340 en 2018 y 7.223 en 2019, a 7.972 en 2021, generando una preocupación sobre qué sucederá en los próximos meses”.

Macías agregó que otro punto que hay que tener en cuenta para poder analizar este incremento es la mayor violencia con la que se ejecutan estos actos, debido a que “en otros momentos teníamos hechos violentos que no terminaban en homicidio, en lo que hemos visto en 2021 muchos de los hurtos terminan en homicidios, incrementando ambas tasas”.

Una de las razones por las cuales se han incrementado estos delitos, según Macías, tiene que ver con el fácil acceso que tienen los delincuentes y las organizaciones criminales a las armas. “El mercado ha crecido enormemente, porque las organizaciones venden la droga y reciben armamento, algo que cambió con la dinámica que existía antes de droga por dinero, a pesar del decreto que existe en esta materia”, dice el investigador.

Para el experto, otro factor que está incidiendo en este comportamiento tiene que ver directamente con las restricciones a la movilidad que se decretaron en su momento debido a la pandemia. “A medida que se va abriendo la economía y todo vuelve a la normalidad, estos grupos están intentando recuperar los ingresos que no pudieron obtener en épocas de cuarentena y restricción”, señaló Macías.

En la misma línea se estaría presentando con el microtráfico, ya que estas bandas organizadas están buscando recuperar o ganar territorios, con el objetivo de recuperar sus rentas criminales. Además, debido a las pocas aglomeraciones que se presentan por las restricciones generadas por el Covid-19, los delincuentes han optado por amenazar con armas de fogueo o de fuego a sus víctimas, lo que conlleva a que estos hechos terminen con una lesión grave o un homicidio.

Para el investigador es clave tener presente que a raíz de la mala imagen que tiene la Policía “se desfigura esa noción de autoridad que tienen, por lo que los delincuentes sienten que los uniformados tienen menor probabilidad de capturarlos y pueden seguir delinquiendo”.

Macías agregó que la Policía ha tenido poca respuesta oportuna frente a hechos delictivos, porque ha tenido que enfrentar el vandalismo asociado a las protestas y no cuenta con el pie de fuerza necesario para enfrentar ambos hechos y que el sistema judicial también tiene culpa, por las altas cifras de reincidencia que se presentan en el país.

Por último, aclaró que el aumento de hurtos y homicidios en el país es diferente en cada ciudad y municipio, con lo que coincide el director de seguridad y política criminal de la Fundación Ideas Para la Paz (FIP), Jerónimo Castillo, quien dice que en cada lugar del país hay unas dinámicas distintas y no todo está permeado por el fenómeno del narcotráfico y el tráfico de drogas.

“En Colombia solo se conoce el 30 % de la información de los homicidios, porque en el 70 % no hay información, nadie puede saber a ciencia cierta porque matan a la gente”, señaló Castillo, quien agregó que “los problemas sociales no están siendo abordados por las lógicas criminales, sino que están siendo abordados por las lógicas del fortalecimiento institucional, entonces la respuesta es que existe el crimen, pero la forma de combatirlo es comparando más cámaras”.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal