Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Lucho Ramírez, 15 años sin su versátil voz

Nacido en el corregimiento de El Llanito en Florida, Valle del Cauca (anteriormente departamento de Cauca), el 21 de febrero de 1931, Luis Alberto Ramírez Quijano fue sin duda una voz principal en el desarrollo del bolero y la música andina colombiana bajo el nombre artístico de Lucho Ramírez.

Luego de ganar varios concursos de radio en Cali en su adolescencia, y tras tocar la puerta de varias disqueras, Ramírez empezó a grabar para Sonolux a mediados de la década del 50. Desde ese momento empezó a acumular prestigio no sólo por su muy característica voz sino por su muy bien escogido repertorio. El director artístico de Sonolux, Hernán Restrepo Duque, apostó por convertirlo en bolerista, haciéndolo grabar canciones de artistas mexicanos cuyos discos no circulaban en Colombia. Es por ello que Ramírez se convirtió en el excelso difusor de piezas clásicas del repertorio azteca como “Presentimiento”, bolero de Pedro Mata y Emilio Pacheco, “Cuando ya no me quieras”, de Miguel “Cuate” Castilla, “Beso vagabundo” de Esteban Taronjí, “Aquel” de Carlos Maldonado y muchas obras más del repertorio de sus colegas Alfonso Ortiz Tirado y Guty Cárdenas. Hay quienes dicen que los cantó incluso mejor que ellos.

Que hubiera escogido acometer boleros del norte del continente no fue impedimento para que Lucho Ramírez también plasmara su voz en el cancionero del bambuco y el pasillo, destacándose en temas como “Sed” y “Hacia el calvario” de Carlos Vieco Ortiz, “Guabina chiquinquireña” de Alberto Urdaneta, “Bésame morenita” de Álvaro Dalmar y “Yo también tuve 20 años”, de José A. Morales. Pero definitivamente su voz se acopló con gran holgura a las creaciones del compositor caldense José Macías. Cuenta la historia que la relación con el creador inició con pie izquierdo, luego de que Macías le manifestara su disgusto por la versión de “Muchacha de risa loca” grabada por Ramírez al lado del Trío Carabell. A pesar de esa opinión, el cantante llevó el tema al Festival de la Canción Colombiana, llevándose el primer lugar. Macías inmediatamente cambió de opinión y puso a su disposición varios temas más que fueron popularizados por el vallecaucano, como “Las moras”, “Ojos miradme”, “Tormentos”, “Bonita” y “Copito de yerbabuena”.

Y es que al igual que ocurrió con Macías, Lucho Ramírez fue objeto de resistencia por parte de algunos colegas y un sector del público por cuenta de su particular estilo. Tuvo que pasar un buen tiempo desde las primeras grabaciones para llegar a convertirse en un artista de popularidad, aunque paulatinamente su voz fue perdiendo color por cuenta del abuso de esas cualidades. Aun así, grabó alrededor de 30 trabajos discográficos de larga duración y más de 450 canciones.

Después de vivir algún tiempo en México y en Medellín, Lucho Ramírez retornó a Cali, donde murió el 15 de octubre de 2004.

Esta semana se conmemoran 15 años del fallecimiento del cantante vallecaucano Lucho Ramírez. Por eso es nuestro Artista de la Semana.