Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

El pasillo sonará y se bailará en Aguadas, Caldas

Por: Andrea Cardona. Radio Nacional de Colombia Caldas.

Compositores de la música colombiana, bailarines e intérpretes se dan cita cada año en el mes de agosto en el Festival Nacional del Pasillo de Aguadas, un encuentro de música y danza donde se resalta el legado musical de los hermanos Hernández, el talento de sus participantes y se entrega el gran premio a la excelencia Marino Gómez Estrada. 

El primer Festival del Pasillo se realizó en 1990. La idea de crear un encuentro de música colombiana fue del pintor, escritor, periodista, escultor y docente Aníbal Valencia Ospina, que conoció años a atrás el Festival de Música Andina Mono Núñez en Ginebra, Valle del Cauca. La iniciativa de fundar un evento musical, la compartió con Marino Gómez Estrada, otro personaje de Aguadas interesado en aportarle sentido al folclor caldense. Ambos coincidieron en que el festival debería rendir un homenaje a los hermanos Hernández, Pacho, Héctor y Gonzalo, músicos nacidos en tierras aguadeñas.

Después de la muerte de Marino Gómez Estrada, su esposa Edilia tomó las riendas del festival y con el apoyo de líderes del municipio continuaron año tras año gestionando los recursos y organizando la programación cultural del Festival que se interrumpió en el 2007 por falta de garantías de la administración municipal de ese entonces, pero que siguió consolidándose como un encuentro nacional.

María Doralba Arias Orozco, representante de cultura en la Junta Directiva Festival Nacional del Pasillo, recuerda que en la primera versión ganó la canción “mi sombrero aguadeño”, en la categoría de composición inédita, un himno para el festival. “Recuerdo que el compositor de esa canción es el santandereano Juan José Briceño que conoció a Aguadas por el festival.  Desde ahí parte la importancia cultural de este encuentro que fortalece el folclor de la región”.

Desde ese año solistas, agrupaciones instrumentales, tríos, compositores y bailarines participan del Concurso Festival Nacional en el Teatro Bicentenario, el Festival de la Plaza, el Encuentro Nacional de Pasilleritos “Anibal Valencia Ospina”, la serenata a Aguadas, desfile Folclórico, conciertos dialogados, misa folclórica, pregones y el concurso de obra inédita y de danza. Para Maria Doralba uno de los hechos más importantes en la historia del festival es la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación que obtuvo en el año 2005.

“El festival ha permitido la visibilización de aguadas a turistas extranjeros. el valor del pasillo se ha sembrado en los colegios con la conformación de chirimías, bandas musicales y bailes de pasillo”, comentó María Doralba.

Los sonidos tradicionales del pasillo

El tiple, la guitarra y la bandola se juntan en el ritmo del pasillo. Aunque en Ecuador y México existe este género, es distinto al que se escucha en Colombia que adoptó el pasillo fiestero y tradicional con una mezcla de instrumentos de cuerda, vientos y de percusión.

El festival recuerda año tras año a Pacho Gonzalo y Héctor, los primeros embajadores de la música colombiana en el exterior. Ellos recorrieron países enteros y hasta llevaron sus composiciones al cine. Los hermanos Hernández nacieron en aguadas a finales del siglo XIX y principios del XX.

Para Humberto Gallego, músico e investigador y director de la Orquesta de Cámara de Caldas, uno de los hechos que antecedió el Festival del Pasillo fue una visita que él hizo a la tumba de los Hermanos Hernández por el deterioro que tenía. Ese día, cerca a los años 90 llegaron bandas musicales, grupos y seguidores a rendir un homenaje.

“Por ser tan fiesteros el alcalde de ese entonces expulsó del pueblo a los hermanos Hernández. De esa decisión compusieron la canción “medallita de plata” por un regalo que la mamá les obsequió cuando salieron de Aguadas”, contó Humberto Gallego.

El pasillo que más recuerda el maestro Humberto Gallego es “el último” una canción compuesto por Jesús María Peña oriundo de Riosucio.

La tierra del pionono y el sombrero aguadeño

Aguadas es conocido como la capital del pasillo y es uno de los Pueblos Patrimonio de Colombia. En este municipio se elabora a mano el tradicional sombrero aguadeño y se prepara el pionono un postre relleno con brevas, arequipe y otros ingredientes.

El Alcalde de Aguadas, Óscar Jhony Zapata, aseguró que cada vez llegan más turistas extranjeros a la ciudad de la niebla, como es conocido este municipio. 

“El pasillo dinamiza la economía del municipio y permite que más gente conozca a Aguadas como un destino turístico para los que quieren conocer la tapia, el bahareque y la teja de barro”.  

La neblina caracteriza el paisaje de este municipio ubicado al norte de Caldas, que tiene además varios atractivos turísticos. Se puede conocer el pueblito viejo que muestra la arquitectura de los pueblos paisas, el Alto de Monserrate, los museos del sombrero y la tejedora, el monumento del Cacique Pipintá y la Calle de los Faroles.