Pasar al contenido principal
CERRAR

Podríamos tener 600 muertes por Covid-19 en mayo: epidemiólogo Jaime Ordóñez

Según el experto, el linaje P1 de Brasil es mucho más contagioso, pero que las personas que se infectan tienen el mismo riesgo de fallecer.

En diálogo con Señal de la Mañana de Radio Nacional de Colombia, el epidemiólogo Jaime Ordoñez, indicó que la curva epidemiológica está aumentando descontroladamente en el país, lo que confirma una circulación importante de las variantes brasileña y del Reino Unido en el territorio nacional. Resaltó que el intervalo entre el segundo y el tercer pico fue más corto en comparación al tiempo que transcurrió entre el primer y segundo rebrote, lo que marca un incremento acelerado en el número de casos.

“Antes del rebrote de enero, el punto más bajo había sido entre la última semana de septiembre y la primera de octubre del año pasado, es decir que se demoró 15 semanas para retornar a ese punto más alto. En cambio, en este pico, el punto más bajo había sido en la última semana de febrero y en la primera de marzo, y en tan solo seis semanas ya se alcanzó el mismo número de contagios. En efecto, la velocidad es 2.5 mayor”, explicó el especialista.

Agregó que este crecimiento en la curva no está relacionado directamente con el contacto social, sino con la agresividad de los nuevos linajes, teniendo en cuenta que el aumento de casos no es consecuencia de aglomeraciones como, en su momento, sí lo fueron las fiestas decembrinas y el Día sin IVA.

Ordoñez afirmó que el linaje P1 de Brasil es mucho más contagioso, pero que las personas que se infectan tienen el mismo riesgo de fallecer que con la variante original.

“El linaje p1 tiene mayor capacidad de replicación viral. Esto es muy importante porque sí puede replicarse más la enfermedad, su capacidad de contagio aumenta, en vista de que el sistema inmune es finito. Entonces, si aparece demasiada replicación viral, el sistema inmune ya no lo puede controlar, es por esto que más jóvenes se están infectando”, mencionó.

Sin embargo, advirtió que la variante B.1.1.7 del Reino Unido posiblemente tenga mayor tasa de letalidad, considerando distintos estudios que aseguran que este linaje incrementa en un 60 por ciento el riesgo de morir en caso de contagiarse.

“Es claro que ambas variantes nos van a llevar a un aumento de la mortalidad, debido a que se van a presentar más personas infectadas, pero la variante británica tiene un mayor riesgo individual”, apuntó.

El experto manifestó que, según evidencia científica, las vacunas de Pfizer y Moderna han tenido muy buena respuesta frente a la variante del Reino Unido. No obstante, citó un análisis in vitro de la revista médica The Lancet, en el que revela que la vacuna de Sinovac no es tan efectiva para enfrentar el linaje P1 de Brasil.

“La vacuna de Sinovac tiene cierto nivel de incertidumbre respecto a la variante de Brasil. No se sabe a ciencia cierta qué pasa con la variante británica, porque no se ha desarrollado ningún estudio científico, ya que esta vacuna se aplica en muy pocos países”, subrayó Ordoñez.

El médico comentó que la presencia de dichas variantes, sumado a la poca cobertura en materia de vigilancia genómica, a la limitada búsqueda de casos activos y al bajo ritmo de vacunación, muestran un panorama preocupante con relación a la emergencia sanitaria en el país.

“Se están viendo los resultados, se está llegando a los 400 muertos y hay proyecciones que nos dicen que podríamos llegar a tener 600 muertes diarias en mayo. Sabemos que lo que estamos haciendo no es suficiente, solo el 2% de la población tiene el esquema completo de vacunación, no hay una búsqueda activa de casos, pues se debe testear el 0.6 % de la población cada 24 horas; es decir, que un país como Colombia debería hacer unas 280 mil pruebas cada 24 horas y estamos haciendo 70.000”, advirtió.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X