Pasar al contenido principal
CERRAR

ChileDoc: una hermandad cinematográfica entre Chile y Colombia

La industrias cinematográfica de Chile y Colombia tienen muchas cosas en común y están siendo reconocidas internacionalmente.
Cine
Foto: cortesía ChileDoc
Alejandra Restrepo
Artículos Player

Hace varios años, Chile y Colombia han cerrado lazos creativos y las producciones cinematográficas de los dos países, y de otras naciones latinoamericanas, han estrechado colaboraciones.

Por ende, este año la edición número 12 del Bogotá Audiovisual Market - BAM, nos dejó conocer una amplia gama de producciones chilenas, una industria que ha dejado huella en el mundo. Por mencionar algunos títulos, la película de la directora Maite Alberdi, nominada a los Premios Oscar en la categoría de mejor documental; “El Agente Topo”, una narración magistral que nos lleva a vivir una cruel realidad, la de los ancianos en hogares geriátricos, sus problemas, soledades y preocupaciones, desde los ojos de sus protagonistas.

Hablamos con Paula Ossandon, la directora de Chiledoc, la marca país que representa la industria documental chilena internacionalmente, acerca de estas alianzas y de su participación en el BAM.

“Chile tiene ya una gran tradición de colaboración con el BAM, ha asistido a este mercado desde hace al menos cuatro años, con el objetivo de conocer a productores colombianos y en busca de oportunidades de coproducción entre Chile y Colombia. Este año por ejemplo realizamos una actividad llamada Puentes para la Coproducción Latinoamericana, cuyo objetivo era reunir a productores colombianos, chilenos y mexicanos para intentar formar alianzas entre ellos”, explicó la directora.

BAM

La industrias cinematográfica de Chile y Colombia tienen muchas cosas en común y están siendo reconocidas internacionalmente en los mercados y festivales globales.

“Los contenidos de nuestra industria se conectan profundamente con los problemas que mueven a sus sociedades, las producciones chilenas y colombianas han sabido recoger los temas que están preocupando a la ciudadanía, y esa es una de sus riquezas y fortalezas. Las problemáticas de la mujer, de la violencia, de las comunidades trasgénero, las etnias originarias, todas esas problemáticas se han sabido contar por las dos industrias y, al mismo tiempo, se han hecho muy atractivas para los públicos internacionales” explicó Paula.

Después de esta participación en el BAM, se espera que haya coproducciones entre los dos países, hay mucho interés de parte y parte, sin embargo, es algo que camina a paso lento.

“Estas alianzas se cocinan a fuego lento, hay que crear confianza, hay que conocerse, eso es lo que se ha empezado a crear en el BAM, probablemente esos frutos los vamos a poder ver en uno o dos años más”, dijo la directora.

Foto

Habiendo finalizado el BAM, nos quedan algunas producciones chilenas en Colombia, algunas ya están en cartelera o están por llegar, por ejemplo:

• ‘Sergio Larraín, El instante eterno’, sobre un fotógrafo famoso de una agencia importante que terminó recluyéndose para llevar una vida mística, película que se puede ver online.

• ‘Gaucho americano’, sobre la experiencia de dos gauchos patagónicos que se van a las montañas del oeste americano a cuidar ovejas en invierno.

• ‘Onkel Günter’, que indaga sobre la historia de un joven que descubre un pasado de su familia vinculado con la Alemania Nazi.

• El próximo año esperamos el estreno de ‘Violeta Existe’, una gran producción musical donde Ángel y Javiera Parra, nietos de la gran exponente del folclore chileno Violeta Parra, reconstruyen sus últimas composiciones con una serie de músicos chilenos.

“Todas estas películas son muestra del gran eclecticismo que ofrece Chile en cuanto a su producción documental, una producción amplia e incesante. Películas como ‘El agente Topo’ nos llenan de orgullo, pues marcó un hito al ser el primer documental chileno nominado a los premios Oscar, y está ayudando a consolidar la imagen del cine chileno en el mundo. Hoy las historias chilenas están hablando de cuestiones contingentes como transexuelidad, la reivindicación de las mujeres y su rol en la sociedad, el rol de la juventud, el quiebre generacional que existe con los modelos imperantes, por ejemplo, todo lo que fue la revuelta social, la búsqueda de justicia, de equidad, de libertad, un tema muy importante del que quieren hablar los cineastas”, indicó Ossandon.

Si usted quiere ver estas producciones, a partir de esta semana estarán disponibles en diferentes plataformas de pago, a través de un programa de distribución reconocido en Chile y que se ha venido posicionando en Colombia, llamado Miradoc, una plataforma independiente que distribuye estrenos (largometrajes y documentales sudamericanos). Conózcalo aquí. 

00:00:00
Al aire
100%
X