Pasar al contenido principal
CERRAR

‘El Gordo’ Benjumea tenía una estrella: Alí Humar

Además de resaltar su legado actoral, el director exaltó su gran humanidad y carisma.
‘El Gordo’ Benjumea tenía una estrella: Ali Humar
Cultura
Foto: Archivo
Radio Nacional de Colombia
Artículos Player

En conversación con Señal de la Mañana de Radio Nacional de Colombia, el actor y director colombiano, Alí Humar, señaló que Carlos ‘el gordo’ Benjumea no solo debe ser recordado por su extensa y exitosa trayectoria actoral, sino por su altruismo y humanidad. Resaltó que siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás, así fuera en detrimento de su propio beneficio e interés personal. 

“El gran ejemplo de solidaridad y humanidad del gordo Benjumea fue el que hizo cuando le avisaron que estaba en turno para un trasplante de riñón. En el lugar en donde se hacía la diálisis conoció a un muchacho joven que no estaba en la lista de trasplantes, y él fue a la entidad y le dijo: ‘cédanle el turno a este muchacho, que yo ya viví por muchos años’. Tenía 66 años, y obviamente le hicieron el trasplante al muchacho. A pesar de que tenía la posibilidad de morir, ayudó a una persona que ni siquiera conocía”, relató Humar. 

Afirmó que tenía un don para hacer reír a la gente y para ser gracioso con su misma figura, a pesar de que sabía que no era bueno para su salud. “Era muy creativo, tenía una chispa permanente a toda hora. Era bromista”, puntualizó Humar.  De hecho, el realizador colombiano dijo que nunca en su vida lo vio de mal genio. 

Humar contó que, en la conformación de la programadora Coestrellas -que fundó Benjumea en compañía de Fernando González Pacheco, Bernardo Romero, y Gustavo Cárdenas-, el desaparecido actor tuvo un papel muy importante porque la compañía que constituyeron ya estaba registrada con su nombre.  

“El gordo tenía una estrella, siempre caía parado. Uno de los requisitos que pedían para la constitución de la programadora era que tuviera varios años de existencia, y obviamente no la tenía. Y ‘el gordo’ propuso que utilizaran la sociedad que él tenía, que se llamaba Coestrellas. Así fue como ellos cuatro conformaron la sociedad. (..) Era una televisión muy buena no solo en lo recreativo, sino en lo educacional”, reveló Humar. 

El director colombiano también sostuvo que para Benjumea trabajar era medio trágico porque nunca se aprendía la letra y le tocaba inventarse trucos. Incluso, recordó una anécdota que compartió con él durante la grabación de la comedia ‘Los Pérez somos así’. 

“Él hacía el papel del portero del edificio en donde vivían todos los Pérez. Él tenía una canastilla, en donde se suponía que tenía el correo y ahí ponía el libreto para leer. David Stivel, que era el director, no permitía ese tipo de cosas. Y yo de perverso, me llevaba el libreto, y el gordo quedaba en las nubes porque no sabía cómo defenderse y se le terminaba descubriendo su truco. Se ganaba su regaño, pero eso lo obligaba a estudiar un poco más”, narró el director.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X