Pasar al contenido principal
CERRAR

Estudio busca descubrir la diversidad de plantas en la plaza Samper Mendoza

Inició un estudio de las plantas y saberes ancestrales del principal "yerberito" de Bogotá.

El Instituto Humboldt y el Instituto para la Economía Social (IPES) realizan un estudio, con el cual esperan identificar la biodiversidad del mayor mercado de hierbas de la capital del país, ubicado en la plaza Samper Mendoza de la localidad de Los Mártires.

El objetivo es identificar las especies que son comercializadas, su procedencia y características biológicas, y de esa manera hacer un inventario de las 80 plantas con mayor potencial para desarrollar nuevos productos, por medio de criterios ecológicos, económicos, sociales, así como la importancia cultural que le dan los vendedores a estas plantas.

Los datos arrojados por el estudio de manera preliminar, indican que más de 300 especies de hierbas y plantas medicinales son comercializadas los días lunes, martes, jueves y viernes en las horas de la noche y la madrugada, por cerca de 300 vendedores. Por esto también se busca rescatar los saberes ancestrales de estos comerciantes que vienen de diversas regiones del país.

Foto: Rizoma

“Desde el conocimiento ancestral, las historias de vida y el conocimiento científico de la biodiversidad que allí se encuentra; una potencialidad que puede ser desarrollada hacia nuevos productos, servicios y experiencias”, dijo el director del IPES, Libardo Asprilla.

Germán Torres, uno de los botánicos que está participando en la investigación explicó: “Otro de los hallazgos biodiversos preliminares que hemos encontrado en los recorridos nocturnos en la plaza y en la revisión de fuentes secundarias fue la presencia de tres especies endémicas o únicas del territorio nacional: el borrachero, el guasquín y la mazorca de agua”.

Según Torres, el guasquín es una planta que se encuentra en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Meta y Santander, en sitios entre los 1.800 y 4.000 metros sobre el nivel del mar, que es utilizada para curar la inflamación, úlceras, forúnculos y la faringitis.

Por su parte, la mazorca de agua, que se encuentra en Cundinamarca, es usada como medicina para dar tratamiento a enfermedades infecciosas. El borrachero es aprovechado para tratar problemas relacionados con el aparato respiratorio y fue una planta sagrada para diferentes culturas indígenas.

Foto: Rizoma

Según Ana María Garrido, investigadora del Humboldt, la plaza cuenta con una gran heterogeneidad de vendedores, tanto personas de Bogotá, campesinos de diferentes regiones del país, e indígenas del Tolima que comercializan hojas de envolver. “Es un sitio con muchos saberes ancestrales y diversas plantas de varios sitios del territorio nacional (...) En el país se han registrado cerca de 7.000 plantas catalogadas como útiles, de las cuales más de 300 están en la Samper Mendoza. Esta cifra demuestra que una pequeña manzana del centro urbano capitalino concentra una gran parte de la biodiversidad vegetal nacional”, precisó la investigadora del Humboldt.

Catálogo de especies

El producto principal que se espera entregar con la alianza entre el Humboldt y el IPES es un catálogo divulgativo con la información de 80 especies mayoritariamente nativas presentes en la plaza, un insumo que tendrá información sobre los usos, origen, estado de conservación y endemismos.

Del total de especies identificadas, 129 son nativas y 181 exóticas. Para Garrido, este número de plantas nativas es bastante significativo, ya que generalmente se conoce que las plazas de mercado albergan únicamente plantas aromáticas introducidas, como el orégano, la albahaca y el romero.

Foto: Rizoma

Historia de la plaza

Desde 1935, Bogotá empezó a consolidar su principal mercado de hierbas en el centro de la capital, un sitio a donde sus habitantes acuden para aliviar alguna de sus dolencias físicas o emocionales: la Plaza Distrital de Mercado Samper Mendoza.

Este rincón de la localidad de Los Mártires, ubicado en la carrera 25 con calle 22A, inició con la construcción de cuatro graneros y un depósito para comercializar la “mercancía verde” que llegaba en trenes provenientes de Sogamoso y Barbosa. En esa época, es decir hace 86 años, el mercado campesino era conocido como la plaza del Nordeste.

“En 1956 funcionó como parqueadero de buses de transporte urbano y a partir de 1958 el terreno pasó a ser propiedad de la Empresa Distrital de Servicios Públicos (EDIS), entidad que bautizó este lugar como Plaza Distrital de Mercado Samper Mendoza”, aseguró Instituto para la Economía Social (IPES), entidad que tiene a su cargo las 19 plazas públicas de Bogotá.

Según el IPES, los comerciantes de hierbas que vendían sus productos frente a las instalaciones del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) fueron reubicados en la plaza hace más de 25 años. “En octubre de 2013 ingresaron más de 60 familias de campesinos e indígenas provenientes de Coyaima (Tolima), quienes comercializaban la hoja de tamal al lado de la carrilera ubicada detrás de la plaza de Paloquemao”.

Con información del IPES.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X