Pasar al contenido principal
CERRAR

Falleció Morgan Blanco, el acordeón del ‘Very very well’

Víctima de una afección pulmonar falleció a las 12:30 de la madrugada de hoy, en la clínica El Prado de Barranquilla.

Víctima de una afección pulmonar falleció a las 12:30 de la madrugada de hoy, en la clínica El Prado de la capital atlanticense, el acordeonero, cantante y compositor barranquillero Morgan Enrique Blanco Borrero. Según su hija Magaly, debido a su acelerado deterioro estaban esperando que se le hicieran las pruebas para determinar si se había contagiado de Covid-19, como le había ocurrido a su esposa.

Nacido en 1935 en la Arenosa, a través de su larga carrera el músico se destacó por ser dueño de un muy personal estilo, alejado de los aires tradicionales de la música vallenata y de las manifestaciones sabaneras del acordeón. Ello lo hizo dueño de una versatilidad inédita que lo llevó por senderos de la guaracha, la salsa, la cumbia, el bolero, la ranchera y hasta el rocanrol.

Perteneciente a la generación de otros acordeoneros de gran técnica y virtuosismo como Aníbal Velásquez y Alfredo Gutiérrez, Morgan Blanco empezó a aprender a tocar el instrumento desde niño y se inició en la música a principios de la década del 50, al lado de su hermano Abel y de Carlos García, ‘Comecuero’.

En 1956 conoció a un cantante, guitarrista y ex policía cartagenero llamado Carlos Román, quien venía de hacer parte del grupo Los Vallenatos del Magdalena al lado de su hermano Roberto y de los también hermanos Aníbal y Juan Velásquez. Dicha agrupación se disolvió en 1955 con el prematuro fallecimiento de Roberto Román, y su hermano Carlos decidió trabajar con Blanco. De inmediato empezaron a grabar juntos, en una sociedad amistosa y musical que concluyó en 1973, tras la muerte de Román.

Corría 1958 cuando ambos grabaron un tema inolvidable en el cancionero tropical colombiano, adjudicado en autoría a Antonio Fuentes y considerado por muchos el primer rocanrol hecho en Colombia: ‘Very very well’. Del otro lado venía otro rocanrol llamado ‘Mi nena’. Ese tema sigue siendo de referencia obligada en todos los diciembres colombianos y habla de un antes y un después de las grabaciones de cumbia y de rock colombiano.

Temas como ‘Negra, ron y velas’, ‘Los más lindo de la vida es la mujer’, ‘El pollerón’, ‘Carita pintá’, ‘No me vuelvo a enamorar’, ‘La mona’ y ‘A la mujer hay que darle confianza’ son algunas de las composiciones que dejó Blanco, mismas que él grabara con proyectos propios como La Sonora Vallenata, Los Raspacanilla de Carrizal, El Gran Combo de Morgan Blanco, Los Tigres y Los Viajeros, grupos con los que logró convertirse en leyenda en México y Centroamérica. De igual manera acompañó con su acordeón a José María Peñaranda, a Alci Acosta, a Daniel Santos y a Pacho Galán, entre otros.

Morgan Blanco se encontraba retirado de la actividad, en su casa en Barranquilla al lado de su esposa Magally.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X