Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

La independencia del río Magdalena

Sus aguas encierran historias secretas que nos hablan de batallas, de héroes, de derrotas y de victorias que acaecieron en su cauce y que contribuyeron a la independencia del Caribe y de Colombia.

Foto: Centro de Historia de Honda

Navegando el río Magdalena en nuestra Ruta del Pescador, viendo el afluente y el movimiento de sus lanchas que traen y llevan pasajeros y mercancías por los diferentes puertos, imagino como era hace 200 años cuando los próceres lo navegaban para lograr nuestra independencia.

Las embarcaciones de ese entonces no distan mucho de lo que ahora veo. Le llamaban Champanes una especie de piragua proveniente de la China con un techo largo cubierto con hojas de palma, donde se ponía la mercancía y se resguardaban los pasajeros. Los Champanes eran impulsados por unas largas varas de madera en el fondo del río.

Fue en estas embarcaciones donde Bolívar obtuvo esos primeros triunfos militares por el río Magdalena, así lo asegura el profesor Tiberio Murcia, miembro del Centro de Historia de Honda.

“El rio grande la Magdalena jugó un papel preponderante en la historia de la hoy República de Colombia. Se tienen noticias que en 1815 arribó al puerto de Honda el general Simón Bolívar quien luego siguió al norte de la Nueva Granada reclutando personas para la campaña libertadora”, dice el profesor.

Por esa época tanto el ejercito realista como el patriota se disputaban el dominio de la arteria fluvial más importante de Colombia. Honda sin lugar dudas fue uno de los puertos estratégicos que unía el interior con el Caribe colombiano. Honda, además, fue el primer puerto fluvial del Nuevo Reino de granada desde el siglo XVII, fue allí donde Simón Bolívar realizó en 1812 su primera campaña llamada del “Bajo Magdalena”, que abrió las comunicaciones de Cartagena con la Nueva Granada; la campaña incluyó a Tenerife, Yucal, Plato, Zambrano y Mompós.

En la época de la reconquista española esos territorios también sufrieron los avatares de lo que se llamó el período de la pacificación de Pablo Morillo.

“Pablo Morillo, quien venía río arriba para tomarse a Cartagena y a Mompox, en Honda capturan a Antonio Villavicencio quien estaba encargado del puerto de la ciudad de Honda, donde fue traicionado por algunos realistas que luego lo hicieron conducir hasta Santafé y allí fue vilmente asesinado”, concluye el profesor Murcia.

Foto: MinCultura

Tuvieron que pasar tres años después del asesinato de Antonio Villavicencio, el 6 de junio de 1816, para que nuevamente el río Magdalena sirviera esta vez como camino de la libertad. Después de la Batalla de Boyacá, el 7 de agosto de 1819, que selló definitivamente nuestra independencia, el entonces virrey de la Nueva Granada, Juan Sámano salió huyendo por este mismo río.

“Sámano partió el 8 de agosto de Santafé y llego aproximadamente el 10 de agosto a la ciudad de Honda. Allí, don Laureano García Ortiz y su abuelo don Sinforoso García poseían una flota de champanes en el río Magdalena, que tenían junto a su cuñado don Tomas Sorgo de Corsés, pues cuando el virrey Sámano llegó a Honda con toda su comitiva, se apoderó de los champanes que estaban aquí y huyó” afirma el profesor Murcia.

Posteriormente, el 19 de junio de 1820, en Mompós se dieron las operaciones decisivas para la liberación del río Magdalena al convertirse en el epicentro de la independencia del Caribe como nos lo cuenta Andrés Salamanca del Centro de Estudios Históricos del Ejército.

“El río Magdalena fue la cuenca fluvial más importante, convirtió a Santa Cruz de Mompós en uno de los puertos fluviales más destacados de Colombia y ayudó en la gesta independista del siglo XIX , conocida como la campaña libertadora (…) El mismo Bolívar lo menciona:  “Si a Caracas le debo la vida a Mompós le debo la Gloria”.

Las operaciones de liberación del río Magdalena las realizaron dos columnas desde Honda, la primera con 7 buques y 150 soldados al mando del coronel Hermógenes Maza quien a su paso fue atacando todas las posiciones españolas que encontró,  

“La plaza de Mompox estaba defendida por 500 hombres del Batallón Albuera protegidos por la flotilla española del Magdalena. Córdova marchó por las anegadas tierras que bordean el caño Cicuco, y el 19 de junio llegó a Mompox, que había sido abandonada por los realistas”, cuenta Salamanca.  

Luego, el 24 junio de 1820, en una memorable batalla en Tenerife, las fuerzas patriotas atacaron a las tropas realistas a cargo de Vicente Villa tomándolas por sorpresa y logrando la victoria definitiva. Así lo resume Antonio Ochoa, historiador de Señal Memoria.

“Tenemos que tener en cuenta que hace 200 años se produjo adicional a la liberación del puerto de Mompox, el combate de Tenerife donde nuevamente las tropas patriotas y las tropas realistas se van a enfrentar; todo esto forma parte de los diferentes hechos militares que ocurrieron en las campañas y que llevaros a la independencia del Caribe colombiano (…) Tengamos en cuenta que las tropas que comendaba José María Córdova habían recibido la orden por parte del libertador Simón Bolívar de avanzar sobre los ríos Nechi, Cauca y Magdalena con el fin de tomar el control de estas importantes vías fluviales y también para avanzar a la ciudad de Cartagena que hasta ese momento se encontraba en poder de los realistas”, señala Ochoa.  

Luego de la toma de Tenerife y la obtención de artillería y buques, Córdova y sus tropas viajan a Barranquilla para determinar con Luis Brión y Mariano Montilla los planes para la toma de Cartagena.

De esta forma, el río Grande de la Magdalena se convierte en esa arteria fluvial que contribuyó a la gesta libertadora. Sus aguas encierran muchas historias secretas que nos hablan de batallas de héroes, de derrotas y de victorias que acaecieron en su cauce y que contribuyeron a la independencia del Caribe y de Colombia.

Escuche la crónica completa aquí.