Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Archivo / Pixabay.

Agencias de publicidad que venden tapabocas y más hallazgos de contratación en Caldas

Por: Juliana Villanueva Bedoya. Radio Nacional de Colombia - Caldas

En la mira de la Corporación Cívica de Caldas están algunos contratos hechos por las alcaldías durante la pandemia. Eventos masivos contratados días antes de que comenzara el aislamiento, agencias de publicidad que venden elementos de bioseguridad y millonarios contratos para campañas de difusión en medio de la pandemia, son algunos de los hallazgos que deja la contratación durante la emergencia sanitaria en Caldas.

Son seis los municipios implicados en estas contrataciones: Aguadas, Pácora, Salamina, Villamaría, Supía y La Merced. Los contratistas son dos: Megapublicidades S.A.S y la Corporación Colombiana para el Fomento de la Recreación Popular y de Desarrollo Humano ‘Recreando’.

Además de las coincidencias de contratistas y de las fronteras compartidas por casi todos los municipios, tienen otra cosa en común: sus alcaldes llegaron al poder apoyados por el Partido Liberal.

Radio Nacional de Colombia investigó las contrataciones de estos seis municipios con las entidades mencionadas encontrando coincidencias y posibles inconsistencias en los contratos.

Salamina: entre chalecos, gorras y tapabocas

Después de una investigación realizada por la página ‘Reportero Manizales’, donde se advertía que tres municipios del departamento contrataron elementos de bioseguridad con una agencia de publicidad, Radio Nacional de Colombia decidió investigar más a fondo para revisar qué había pasado con estos contratos, hallando que el fenómeno sería mucho mayor. Salamina, municipio ubicado en el norte de Caldas, fue el primero en contratar con la agencia Megapublicidades S.A.S.

El 19 de marzo de 2020, cinco días antes de que comenzara la cuarentena en Colombia, el alcalde de Salamina, Juan Pablo Ospina, estaba contratando con esta empresa la compraventa de gorras, chalecos, tapabocas y otros elementos de bioseguridad para los funcionarios de la Alcaldía y demás trabajadores necesarios para atender la emergencia.

Un total de 11 millones 500 mil pesos ($11'500.000) que de acuerdo con el contrato fueron “requeridos para atender la emergencia sanitaria, ambiental y la urgencia manifiesta decretada con ocasión de la proliferación del virus Covid-19” se extrajeron de los dineros públicos de los salamineños.

El alcalde de la ciudad, quien subió al poder con el apoyo del Partido Liberal y de la Alianza Social Independiente (ASI) afirmó que este contrato surgió de la necesidad planteada desde el Puesto de Mando Unificado (PMU): “Hicimos un estudio de mercado y la empresa Megapublicidades S.A.S fue la que nos ofreció un mejor precio. Si bien su actividad económica es la de la publicidad, su objeto social es tan amplio que allí aparece la comercialización de otros elementos. Ellos pueden vendernos estos implementos”.

Efectivamente, esta empresa tiene dentro de sus literales: “celebrar y ejecutar toda clase de actos, contratos u operaciones sobre toda clase de activos” y el “comercio al por mayor, menor y al detal de productos”, no obstante, dentro de su actividad económica no tiene ningún tipo de comercialización, pues tiene como actividad principal la publicidad y como actividades secundarias, la organización de convenciones y eventos comerciales y la creación audiovisual. 

Para Camilo Vallejo, gerente de la Corporación Cívica de Caldas (CCC), las empresas deben contar con objetos sociales que se sincronicen con sus actividades económicas. “Ha sido una lucha contra la corrupción evitar que la contratación se haga con empresas que tienen objetos sociales muy amplios, porque esto implica el riesgo de terminar contratando con empresas que no están especializadas. En Colombia hemos tenido muy malas experiencias con este tipo de empresas”, señala.

Aguadas y la devolución del alcohol

Un día después de la firma del contrato en Salamina, su vecino Aguadas firmó con Megapublicidades S.A.S un contrato por 32 millones 787 mil 600 pesos ($32'787.600). Este contrato tuvo una particularidad: la Alcaldía devolvió el alcohol glicerinado porque no tenía registro Invima.

De acuerdo con el alcalde, Diego Fernando González, quien logró la Alcaldía con el apoyo del Partido Liberal, MIRA y la Alianza Verde, el único inconveniente que tuvieron con el contratista fue el del alcohol.

“Solo pagamos cerca de 18 millones de pesos ($18'000.000) porque devolvimos el alcohol. De resto todo en el contrato se ejecutó bien, solo un ente de control dictamina si hay o no una irregularidad. Este contratista nos ofreció el mejor precio del mercado. Todos los contratos que se hacen en el marco de la urgencia manifiesta, se someten a discusión en el PMU”, explicó el mandatario. 

Esta entidad realizó estudios previos y le solicitó la cotización a Megapublicidades S.A.S, con ellos, la Alcaldía contrató tapabocas, alcohol glicerinado, guantes de látex, monogafas, botas quirúrgicas y Acetaminofén.

Foto: Archivo / Pixabay.

Pácora y la 'reinvención'

En el caso de Pácora, municipio ubicado también en el norte de Caldas, se firmó un contrato el 18 de abril del 2020 por 7 millones 595 mil pesos ($7'595.0000) para adquirir tapabocas, guantes, alcohol glicerinado y otros elementos de bioseguridad con la agencia Megapublicidades S.A.S.

El alcalde de Pácora, Andrés Duque, quien llegó al mandato apoyado por la coalición del Partido de la U, Partido Liberal y Conservador, expresó que este caso es un ejemplo de la famosa reinvención empresarial: “Nosotros todos los días vemos en las noticias que se invita a los empresarios a reinventarse y la empresa Megapublicidades en esta pandemia se dedicó a vender estos elementos de bioseguridad. La Industria Licorera de Caldas, por ejemplo, dejó de vender licor y se dedicó a producir alcohol, eso hace parte del proceso”.

Aunque la empresa Megapublicidades S.A.S. no quiso hablar con Radio Nacional de Colombia, sí compartió un artículo en el que, con el mismo argumento del mandatario local, afirman que la pandemia los invitó a reinventarse y a generar nuevos tipos de negocio, entre ellos el de la venta de elementos de bioseguridad.

La empresa Megapublicidades S.A.S fue constituida el 14 de diciembre de 2018 por Jhonatan Merchán Valencia y Jorge Andrés Jaramillo Pineda, y de acuerdo con su hoja de vida declarada ante el Departamento Administrativo de la Función Pública, también tiene experiencia como contratista con la Constructora Puertas del Sol, La Floresta S.A y el Centro Comercial Sancancio en Manizales.

Supía y Villamaría: la publicidad en medio de la pandemia

Este contratista tiene además dos contratos en otros dos municipios de Caldas: Supía y Villamaría. Allí ejecutó contratos para desarrollar estrategias publicitarias encaminadas a la prevención y mitigación del coronavirus y la prestación de servicios logísticos para implementar programas de sensibilización masiva frente al virus. 

En Supía, municipio del alto occidente caldense, el contrato es de 6 millones 500 mil pesos ($6'500.000) y en Villamaría, municipio vecino de Manizales, el valor es de 10 millones 200 mil pesos ($10'200.000). Los contratos incluyen volantes, pendones, perifoneo, transporte, diseño de los volantes y producción de sonido. 

Los cinco municipios mencionados tienen algo en común: todos los alcaldes subieron al poder apoyados por el Partido Liberal, sea de manera directa o solo como un apoyo. Sin embargo, de acuerdo con el portal Cuentas Claras, ninguno recibió apoyo de este contratista. 

De acuerdo con Camilo Vallejo, gerente de la CCC, no suele ser coincidencia que una misma empresa tenga contratos en las alcaldías donde gobierna el mismo partido.

“Siempre hay que estar muy atentos a qué redes de empresas privadas están atadas a partidos políticos, porque podríamos estar ante una situación en la que las redes políticas se estén aprovechando de los recursos públicos, para financiar cosas que no tienen que ver con el contrato, como campañas políticas o temas de proselitismo”, expone.

Los eventos en Aguadas

El municipio de Aguadas volvió a salir en la lista de municipios revisados porque seis días antes de que comenzara el aislamiento preventivo obligatorio en Colombia, contrató con la Corporación Colombiana para el Fomento de la Recreación Popular y de Desarrollo Humano, más conocida como ‘Recreando’ 340 millones 750 mil pesos ($340'750.000) para la realizar actividades con distintos grupos poblacionales presentes en el municipio.

Este contrato que consta de eventos para el adulto mayor, para las personas privadas de la libertad, estudiantes de instituciones públicas, rectores y otros grupos del municipio, fue modificado un mes después cuando el aislamiento preventivo obligatorio ya había comenzado.

Y 24 días después de que comenzara la cuarentena se le realizó una adición al contrato para realizar actividades que se pudieran llevar a cabo en medio del aislamiento. Al contrato se le sumaron 16 millones 930 mil pesos ($16'930.000).

Al contrato se le realizó una modificación completa. Algunas actividades se cancelaron, otras restaron costos debido a que ya no se harían en un espacio físico, sino virtual y otras aumentaron de precio porque se tendrían que realizar en varias ocasiones para que no se generara aglomeración. El contratista aclaró que en caso tal de que el Gobierno expidiera normas que imposibilitaran la realización de las actividades, las fraccionarían hasta el punto permitido por la ley.

Foto: Archivo / Pixabay.

Después del primer recorte de actividades, la suspensión de otras y la ampliación de algunas, el contrato pasó de costar 340 millones 750 mil pesos ($340'750.000) a valer cerca de 327 millones ($327'000.000). Al mismo tiempo, la Alcaldía decidió realizar algunas actividades adicionales que no estaban contempladas en el contrato inicial y que, según ellos, servirían para que los aguadeños entretuvieran en casa. En este momento, el contrato pasó a costar 357 millones de pesos ($357'000.000) con la adición.

Algunas de las actividades contratadas son un Concurso de Cuento y “Melodías a Domicilio” para las familias del municipio.

‘Recreando’ es un contratista que, de acuerdo con el periódico La Patria, se convirtió en el favorito del Instituto de Cultura y Turismo de Manizales (ICTM) en 2018, cuando la Alcaldía estaba en manos del liberal Octavio Cardona León.

Según la investigación, la Corporación ‘Recreando’ firmó cinco contratos en menos de nueve meses con el ICTM. Cuatro de los contratos fueron por contratación directa. En ese lapso contrataron por 279 millones de pesos ($279'000.000)

Suscribir contratos por modalidad de Contratación Directa, de acuerdo con Camilo Vallejo, gerente de la CCC, implica un riesgo en cualquier escenario ya que, según él, “se abre la puerta para que el gobernante contrate a su gusto. Ahora bien, en la Urgencia Manifiesta siempre se va a poder contratar de manera directa porque esa es una de las excepciones que tiene la ley. En ese caso el riesgo es que en una situación de urgencia no se esté contratando con las cualidades más adecuadas y eso implica que debe existir mucha transparencia para que la gente pueda controlarlo”.

De acuerdo con el alcalde de Aguadas, Diego Fernando González, - quien además fue secretario de Medioambiente de Manizales (2016-2018) - quiso hacer un contrato grande para evitar fraccionar los eventos: “Quisimos englobar las actividades en un solo contrato. Tuvimos que realizar un otrosí con modificaciones para hacer actividades virtuales hasta el mes de junio. Este contrato no se ha pagado y las actividades que no se puedan realizar, no se pagarán”. 

Este no es el único contrato que tiene Aguadas con ‘Recreando’. El 26 de marzo, dos días después de que comenzara la cuarentena y en medio de la Urgencia Manifiesta decretada por el Gobierno Nacional, el municipio y la compañía firmaron un contrato por 5 millones 100 mil pesos ($5'100.000), con el objetivo de comprar elementos de publicidad para realizar la campaña educativa “Contágiate del Cuidado”.

Este municipio tiene un contrato más con ‘Recreando’, pero fue realizado mucho antes de la cuarentena. El 14 de febrero de este año se suscribió para la realización de encuentros con las comunidades rurales y urbanas para la concertación y construcción del Plan de Desarrollo del municipio. Este contrato suma 20 millones 395 mil 200 pesos ($20'395.200)

Los contratos que esa firma tiene con el municipio de Aguadas ascienden a los 382 millones de pesos. A pesar de los múltiples compromisos y de las coincidencias con la administración pasada, el alcalde de Aguadas afirmó que no conoce a Maribel Arias, representante legal de ‘Recreando’ y que le parece que simplemente es el contratista que mejores ofertas tiene para el municipio en cuestión de organización de eventos. “No la conozco personalmente, no sabía que ‘Recreando’ había estado en la lupa por sus contrataciones. Ellos están habilitados para contratar y nos ofrecen los mejores precios del mercado”, afirmó.

La Merced y los contratos con ‘Recreando’

De la misma manera, esta empresa tiene cuatro contratos con el municipio de La Merced, que comparte frontera con Salamina, Pácora, Aguadas y Supía y que se encuentra en manos del liberal Jhonatan Manuel Vásquez. Estos contratos suman 81 millones 147 mil 348 pesos ($81'147.348).

El objeto de tres de estos contratos es el de “Aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para el fortalecimiento e implementación del Centro de Bienestar del municipio de La Merced”, el último se suscribió para organizar actividades lúdicas para el “reconocimiento de la mujer en la sociedad mercedeña”. Solo uno de los contratos se realizó en medio de la cuarentena.

Los contratos de ‘Recreando’ en lo que va del 2020 en Caldas suman cerca de 463 millones de pesos ($463'000.000)y todos son suscritos en bastiones liberales del departamento.