Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Cortesía Joaquín Ramírez

Dulces de Papayal, la deliciosa tradición que se mantiene al sur de La Guajira

Por: Liliana Vanegas. Radio Nacional de Colombia Cesar.

“Quien transita por Papayal y no come dulces es como si no hubiera pasado por aquí”. Dice entre risas y delante de varios clientes que aguardan por ella, Judith María Soto Carrillo, mientras revuelve una espesa preparación que cocina en un amplio caldero que tiene sobre tres piedras y leña de pimienta, en el suelo de su amplio patio en la entrada de Papayal.

Ella, es hija de Malta Carrillo, la mujer que hace casi 60 años empezó la tarea de preparar y vender dulces en Papayal, corregimiento del sur de La Guajira, pueblo que es conocido por el Festival del Cardón que se celebra en el marco de las fiestas del 11 de noviembre y estas delicias gastronómicas que se venden en la carretera nacional que atraviesa el territorio guajiro y por el que, a pesar del mal estado de la vía, es paso obligado de cientos de automotores.

Foto: Los Rrom Gitanos en Bogotá

Hoy, la tradición la conserva hace 20 años la hija mayor de Malta y su nieta, quienes a diario atizan fogones, menean desde calderos y con paciencia de artesana los prepara en su casa de barro ubicada en la entrada del barrio Divino Niño, donde queda dulces El Tilín, nombre que evoca un arroyo de aguas cristalinas en el que de jóvenes, se bañaban y tomaban agua los papayaleros.

Hace 60 años Malta Carrillo inició la preparación de dulces para el deleite de sus familiares y vecinos.  La preparación de estos manjares gustó tanto que es un atractivo de Papayal, al sur de La Guajira, tierra donde son apetecidos es la variedad de los dulces, de leche, coco, papaya, plátano, coco, piña, entre otros.

“Ya los atiendo”, dice Judith, a la que todos llaman María, mientras termina de preparar el caldero y ofrece los sabores del día: plátano, leche, ñame, ahuyama, piña, coco, filo, papaya biche, arracacha, piña con coco y guandul, dulces que vende a dos mil pesos la panelita y a cinco mil la porción.

“Me gusta el de maduro cuando queda suavecito, no me gusta que quede duro; al principio uno tiene que estar hasta que el dulce hierva y en un punto está listo, toca hablarles con amor para que no demore en espesar, puedo durar de siete de la mañana hasta las cinco de la tarde esperando”, cuenta la mujer quien no comparte su secreto, solo dice que queda muy bien.

Foto: Los Rrom Gitanos en Bogotá

“Ay dulcito no me vayas a dar lidia que debo salir”, dice esta jocosa y alegre mujer que viste una manta guajira de flores negras y blancas y lleva sobre su cabeza un turbante para proteger su cabello del humo y de paso, evitar que una hebra caiga en sus dulces.

Malta Carrillo, su hija y sus nietas, preservan esta costumbre que en otrora también Florina Rosado, Lida Amaya, Elina Gómez, Lina Pinto y Alicia Rosado, con lo que han logrado que los dulces de Papayal sean los más buscados en toda La Guajira.