Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa

"No podría vivir sin tocar en los escenarios": Fito Páez

Por: Colprensa. 

Todo estaba listo para que a mediados del mes de marzo Fito Páez y su banda iniciara una nueva gira de conciertos, arrancando en su ciudad natal: Rosario (Argentina).

Tan sólo 24 horas antes, la administración de la ciudad canceló todos los eventos públicos y días más tarde, Argentina iniciaría una estricta cuarentena por la pandemia.

El cantautor argentino acababa de presentar un nuevo álbum, ‘La conquista del espacio’, que había generado tal impacto, que sólo en Colombia ya se habían anunciado seis conciertos, los cuales han sido aplazados para el 2021.

Con las ganas intactas de tocar una buena parte de las nuevas canciones que hacen parte de este trabajo discográfico grabado en los míticos estudios de Capitol Récords, Los Ángeles, Páez se encuentra preparando un concierto virtual global, que realizará desde el Movistar Arena de Argentina el próximo primero de noviembre.

Una oportunidad para interpretar sus grandes clásicos y las nuevas canciones de un álbum que acaba de recibir tres nominaciones a la edición 21 de los premios Latin Grammy.

Páez, desde Buenos Aires, habló de su nuevo álbum, su regreso a los escenarios, así como la escritura de un nuevo largometraje y el inicio de su autobiografía.

A punto de despegar

¿Cómo va ese reencuentro con la banda y los ensayos para el concierto del primero de noviembre?

Con mucho cuidado en un principio (risas). Pero estamos felices, entre un poco la tensión por el cuidado y por el otro la alegría de hacer sonar la banda. Hacía mucho tiempo no nos sentíamos tan excitados como chicos por agarrar los instrumentos nuevamente.

Más para un artista que son cuatro décadas de vivir en los escenarios...

Yo soy un hombre de tablas, no solamente mi economía depende de los conciertos, sino que ya tengo una adicción, no podría vivir sin tocar en los escenarios porque me hace muy feliz y es el lugar del despojo total, aunque te organices y tengas mucha experiencia siempre suceden cosas insólitas y eso de alguna manera te alimenta junto al calor de la gente.

Es una de las cosas más hermosas para un artista, por lo que es difícil no querer estar en los escenarios, y no por la cuestión vanidosa de que te aplaudan, es por todo lo que se genera en los conciertos, que es la repetición de la ceremonia trival, como cuando los chamanes se juntaban con toda la tribu a cantar y a bailar, es lo mismo.

¿A qué dedicó su tiempo en esta pandemia?

Estuve en casa escribiendo muchísimo. Terminé un largometraje, escribí los primeros 30 años de mi autobiografía, compuse casi un disco nuevo. Tuve mucho movimiento.

¿Y los conciertos vía streaming?

Fueron dos los que realicé. Te voy a confesar que, si bien después recibí noticias hermosas y cálidas de todo el mundo, pero el hecho de estar solo en tu casa con tu telefonito, es bastante monstruoso, no tienes una devolución, porque la música conlleva el oído del otro. No hace falta que te escuchen cien mil personas, ni que te aplaudan, sólo que estén allí.

Lanzó el álbum ‘La conquista del espacio’, tenía lista la gira de conciertos e inició la pandemia...

Estábamos listos para iniciar los conciertos el día 12 y en Rosario se cerró la posibilidad de hacer eventos públicos, por lo que volvimos a Buenos Aires para realizar la cuarentena y nos quedamos con las ganas.

Ahora, en este concierto que estamos preparando, íbamos hacer casi todas las canciones de ‘La conquista del espacio’, ahora solo será la mitad de las canciones porque aprovecharemos para tocar todas las canciones que la gente quiere escuchar.

¿Cómo ha visto la recepción que ha tenido este álbum dentro de su público?

Muy feliz, porque la creación del álbum fue una labor hermosa que hicimos en seis meses, desde la composición hasta que se terminó de mezclar en Los Ángeles. Como en todos los álbumes siempre hay dificultades de todo tipo, pero en este caso, todo fluyó, todo fue un placer. Cuando terminas algo así solo quieres salir a tocarlo.

Todo un templo

¿Realizado en los míticos estudios de Capital Récords en Los Ángeles?

Yo tuve muchas experiencias en muchos lugares del mundo, en México, en Bogotá, en Santiago de Chile, en Buenos Aires, en Montevideo, en Madrid, en New York, y me faltaba Los Ángeles, que es una capital mundial de la música.

Le dije a mi disquera que quería grabar en Capitol Récords, con una lista de músicos, y Gustavo Warner, uno de los productores del disco, armó todo el proyecto y nos tomó menos de dos semanas allí, porque fuimos muy preparados.

¿Si fue lo que esperaba?

Y más. Con todas sus salas con equipos técnicos de última generación, mezclado con salas de  hace 60 o 70 años en los subsuelos del edificio. La combinación de los elementos lo hace un lugar irresistible. A eso le sumas el trato que recibes allí, te diría que no sé si volveré a grabar en un estudio que no sea el Capitol Récord.

Una de las nominaciones a los Latin Grammy la recibió por el tema ‘La canción de las bestias’...

Es una canción oscura en cierto sentido, que nombra con total claridad esta idea de lo difícil que es ponerse de acuerdo, en un mundo donde todos creen tener la razón, es difícil que la sociedad avance. Un pensamiento muy claro que te dicta la época, por lo que sólo debía bajarlo a un papel y escribirlo.

Pero también hacerse cargo de la parte de uno. En general el progresismo y la vida política en general, señalan al otro, ‘vos eres el del problema’, pero en este caso no, en este caso soy yo el del problema y me hago cargo de mi parte. Pero también viendo en esa bestia a una persona noble, una persona que he cuidado las formas, que ha defendido sus instintos y sus pensamientos más salvajes también. La bestia no como un marginal o condenado, sino como alguien que de alguna manera está en el mundo a su aire.

Dentro de los invitados que tiene la canción ‘La conquista del espacio’ está Juanes...

Está Juanito. La canción habla un poco de eso, de que los músicos vivimos dándole la vuelta al sol, entonces armé un grupo de artistas que quiero, algunos que están empezando, otros de gran trayectoria, porque todos estamos en el mismo viaje.

¿Cómo ve el papel de la música en estos tiempos de pandemia?

Creo que sí. Creo que cada quien tiene su historial sentimental y lo vivió de su propia manera  la pandemia y la música estuvo ahí, acompañando. Fue una linda manera de devolverle, a los no creyentes en el valor del arte, que suele ser fuego amigo, porque generalmente son intelectuales, que piensan que el arte ya no existe o que no sirve para nada, esta ha sido la mejor respuesta, de cómo la gente se apropió del arte como elemento vital.

Se están cumpliendo 30 años de ‘Tercer Mundo’, un álbum vital en su carrera…

No puedo creer que ya pasaran 30 años, pero sí, es un álbum medio bisagra entre ‘Ey!’ y ‘El amor después del amor’. Un álbum con mucho amor y que seguimos tocando en los conciertos, como ‘Y dale alegría a mi corazón’, ‘Carabelas nada’, ‘El chico de la tapa’, está siempre presente.