Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Cortesía David Roa.

David Roa, librero por vocación y decisión

Eduardo Otálora

El invitado de este domingo a Entre Líneas es David Roa, librero desde hace más de una década y, actualmente, director de la ACLI (Asociación Colombiana de Libreros Independientes).

La historia de David con la librerías empezó, como la de la mayoría, visitándolas para antojarse de los libros que había en las góndolas, porque pocas veces tenía dinero para comprarlos. Según nos cuenta, era un joven y pobre estudiante que trabajaba en lo que le salía para pagarse la universidad y para sobrevivir.

Así, buscando trabajo, llegó un día a la legendaria librería Biblos, en Bogotá, y le cayó en gracia a Santiago Figueroa, gerente y dueño de Biblos en ese momento. Santiago decidió contratarlo y de ese modo empezó una relación que duró diez años, una relación en la que la librería, buscando sobrevivir, diseñó innumerables actividades para capturar un público de lectores y consumidores de libros.

Entre las actividades más recordadas están la de ‘Librero por un día’ (en la que invitaban a algún autor o persona reconocida del circuito cultural a que fuera el librero por unas horas) y el famoso ‘Club de lectura’, que coordinaba David y que se reunía cada semana, por cerca de ocho años, a discutir sobre una obra.

Luego de trabajar en Biblos, David tuvo un fugaz paso por la librería del Fondo de Cultura Económica. Su trabajo allí no duró sino dos años porque, como confiesa, recordando ese momento de su vida, era una librería ‘monstruosa’, que lo hacía olvidarse de esa relación puramente pasional que tiene con los libros. Por esa razón regresó a Biblos y estuvo trabajando allí hasta que la adquirió la revista El Malpensante y él decidió abrir La Madriguera del Conejo, su propia librería.

La Madriguera del Conejo fue, desde  sus inicios, una de las librerías más reconocida de Bogotá, donde se aglutinó mucha de la actividad literaria. La experiencia con La Madriguera del Conejo le dio a David un panorama sobre el universo de las librerías.

Por eso es, desde hace unos años, el director de La ACLI, una organización que está, entre otras cosas, promoviendo y apoyando la creación de librerías en Colombia y la realización de ferias donde se concilien los intereses de los autores, las editoriales, las distribuidoras y los lectores.