Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Odorico Guerra, coordinador de la Mesa Nacional de Víctimas. Foto: Colprensa. Junio 2018.

Víctimas del conflicto, el mayor reto del gobierno de Iván Duque

Por: Dayana Rodríguez Bernal

Desde que se anunció el proceso de paz con las Farc se dijo que las víctimas serían el centro de los acuerdos en La Habana (Cuba). Sin embargo, con la posesión del nuevo presidente de la República, Iván Duque, el próximo 7 de agosto, hay expectativa entre las víctimas y los colombianos en general, sobre cuál será el paso a seguir.

Construcción de paz y desafíos

Según el Observatorio de Seguimiento al Acuerdo de paz, hasta enero de 2018, la implementación de los acuerdos firmado el 24 de noviembre de 2016 en el Teatro Colón de Bogotá avanzaba en un 18,3%.  Según esta iniciativa de la sociedad civil y de sectores académicos, los acuerdos de temas rurales y de enfoque territorial con los de mayor lentitud pues solo han avanzado en un 5%.

Esa es una de las preocupaciones más grandes para Maria Victoria Llorente, directora de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), quien aseguró que los cambios que el próximo presidente le realice al acuerdo de paz tendrán efectos importantes sobre la ejecución del acuerdo, especialmente sobre la agenda rural y territorial.

“No hemos avanzado en este primer año y medio por la falta de capacidad del Estado para implementar las agendas rurales, de sustitución de cultivos ilícitos y demás por diferentes temas, en especial por el clima político y la oposición que han tenido tanto Farc como Gobierno para avanzar”, asegura Llorente.

El representante de la juventud de la Mesa Nacional de Víctimas del Bolívar, Deyder Henríquez, expresa que las víctimas mantienen la esperanza de que en los próximos cuatro años se pueda garantizar mayor inversión y atención en la Ley de Víctimas y restitución de tierras.

"Dándole prioridad al punto fundamental de la implementación, en especial en la reparación integral, la justicia y la participación como actores importantes de la sociedad”, señala.

Esta población espera que por fin se pase la página del horror que han vivido diferentes generaciones de colombianos en los últimos 50 años de violencia.

¿Y la participación política?

Una de las mayores preocupaciones de las víctimas son los incumplimientos en la ejecución de lo pactado. Como ejemplo de esto, está el punto en que las víctimas deberían tener en el Congreso las curules de las Circunscripciones Especiales de Paz establecido en el el punto dos del Acuerdo Final que precisa que “La construcción y consolidación de la paz, en el marco del fin del conflicto, requiere de una ampliación democrática que permita que surjan nuevas fuerzas en el escenario político”.

Sin embargo, este mecanismo de representación a víctimas y a comunidades de las zonas afectadas por el conflicto armado, fue archivado el 30 de noviembre de 2017 debido a que no se obtuvo la debida aprobación a pesar de tres sentencias judiciales que obligaban al Congreso a cumplir con la Ley.

Para Deyder, la importancia de darle implementación al acuerdo en su totalidad es necesaria para la paz estable y duradera. "Archivando este proyecto, han restringido un derecho que se plantearon como fundamental para que las víctimas seamos tenidas en cuenta en decisiones de política pública”, agrega.

Cumplimiento y desafíos

Odorico Guerra, coordinador de la Mesa Nacional de Víctimas, también afirma que el desasosiego que tienen las víctimas para el nuevo periodo de Gobierno, seguirá latente hasta que el nuevo presidente actúe y tome decisión sobre lo acordado.

“Estamos con un sabor agridulce pues creemos que nadie va a invertirle al tema de la paz como lo hizo el actual presidente. Fue en este momento en el que las víctimas nos vimos reflejadas y en donde el proceso de paz se volvió serio y visible ante los colombianos y el mundo entero”.

Es importante resaltar que el conflicto armado con las Farc, que se llevó a cabo desde los años 50, no solo ha dejado millones de víctimas, sino incertidumbre en los campesinos de las regiones más apartadas del país, miedo y la falta de verdad a las víctimas de hechos que hasta el día de hoy no se han esclarecido por parte de la justicia colombiana.

Al respecto Odorico, a quien las Farc le asesinaron a su familia y lo desplazaron de sus tierras, manifiesta que la mayoría de las víctimas temen a que el Estado no les vaya a cumplir.

"Sentimos que se repite una vez más el dicho de que en Colombia no tenemos memoria. Es lamentable decirlo, leerlo y saberlo. El diario vivir de líderes y lideresas de víctimas, a costa de muchas vidas, es, ha sido y será seguir intentando que este proceso no caiga”,

Lo anterior describe el escenario en que se encuentran los más de ocho millones de víctimas que ha dejado el conflicto armado en Colombia y la incertidumbre que genera en las ONG y comunidad colombiana.

No obstante, como asegura el coordinador de la Mesa Departamental de Víctimas de Bolívar, “al próximo presidente de Colombia le va a quedar muy duro ignorarnos, porque por cualquier vía demostraremos que ahí estamos y que hemos pasado por mucho para dejar que los avances gigantescos que se han logrado, se vaya a perder en un abrir y cerrar de ojos”.