Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Fotos: Colprensa.

Las glorias que han escrito la leyenda del boxeo colombiano

Jose Ricardo Trujillo

El boxeo es uno de los deportes que más alegrías y glorias le ha dado al país por la manera en la que sus exponentes se han batido en los rings de todo el mundo. Han sido muchos los campeones, cinturones y medallas que Colombia le debe al boxeo y es extensa la lista de pugilistas que han ostentado títulos de las diferentes organizaciones en todas sus categorías.

Para hacer memoria reciente, de los más de 40 campeones mundiales que ha tenido Colombia, en 2010 llegó a tener seis monarcas simultáneos en diferentes pesos, considerado un año histórico para el boxeo nacional. Ya que lo máximo conseguido había sido de cinco campeones en los años 1998, 2000 y 2003.

En aquel momento los que dominaban sus categorías eran Juan Urango, de Jaraquiel (Córdoba), campeón del peso welter junior de la Federación Internacional de Boxeo. Lely Luz Flórez, de Montería, campeona interina del peso welter junior del Consejo Mundial de Boxeo. Darys Pardo, de Barranquilla, campeona interina del peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Yonnhy Pérez, cartagenero, campeón del peso gallo de la Federación Internacional de Boxeo. Líkar Ramos, barranquillero, campeón interino del peso superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo y Carlos Támara, de Sincelejo, campeón mundial del peso minimosca de la Federación Internacional de Boxeo.

En la actualidad el boxeo nacional no cuenta con campeones mundiales y el último intento lo hizo Miguel Marriaga, nacido en Arjona (Bolívar), quien no pudo apoderarse del cinturón del peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo, el pasado 21 de abril ante el campeón, el mexicano Oscar Vález. Sin embargo, la crítica fue unánime en determinar que fue un gran combate del colombiano.

Por otro lado, una figura se erige en el llamado ‘deporte de las narices chatas’, desde Chigorodó (Antioquia), Yuberjen Martinez es el mejor boxeador de la historia de Colombia en Juegos Olímpicos.

La mejor presentación tricolor en cuanto a medallas olímpicas, habían sido los bronces conseguidos por Alfonso Pérez en Múnich 72 en la categoría de 57 a 60 kilogramos; Clemente Rojas, quien también en Múnich 72 ganó bronce en los 54 a 57 kilogramos y Jorge Julio, el último en ganar medalla en boxeo para el país, en Seúl 88 en los 51 a 54 kilogramos.

Pero con el paso del tiempo fue desapareciendo de la escena nacional el boxeo como opción de figurar en el podio, hasta que en los Olímpicos de Río de Janeiro la aparición de Martinez revivió lo mejor que se ha visto en Colombia sobre un ring en la competencia global.

Yeberjen le ha dado un nuevo aire al boxeo nacional, sin embargo hay que hacer referencia a los grandes peleadores que han sido campeones mundiales y son los referentes en el país a la hora de hablar de boxeo. Hay grandes y recordadas figuras que merecen siempre que se les haga referencia en el momento de repasar la historia de este deporte en Colombia.

Casi siempre que se habla de los momentos claves del boxeo Colombia, se comienza por Bernardo Caraballo, pionero de esta disciplina en el  país, compitiendo en la categoría gallo, de 115 a 118 libras, el cartagenero fue el primer colombiano en aparecer en el ranking mundial y el primero en disputar un título mundial en 1964.

En aquel primer desafío, Caraballo se enfrentó al brasileño Eder Jofre. Además de ser el primer combate por un título mundial que se disputó en Colombia, tenía a un representante local como retador, aunque fue derrotado por el brasileño en siete asaltos, nuevamente el colombiano perdió por puntos en una decisión discutida y siguió sus combates hasta su retiro definitivo se dio en 1977.

Fidel Bassa fue uno de los más aclamados campeones por la fiebre desatada por el boxeo entre mediado y finales de la década de los 80, fue el campeón mundial del peso mosca de la Asociación Mundial de Boxeo desde el 13 de febrero de 1987, derrotando al panameño Hilario Zapata, en Barranquilla, hasta el 30 de septiembre de 1989, cuando perdió por decisión dividida ante el venezolano, Jesús “Kiki” Rojas.

El pugilista de El Retén (Magdalena), sufrió desprendimiento de retina en aquella defensa que también fuera su última defensa de su título y decidió retirarse del deporte. Bassa hoy es el propietario de uno de los grupos editoriales más importantes del sector educativo en Colombia y e hizo de gala no sólo saber dar puños sino de saber administrar lo que sus días de gloria le dejaron.

Rodrigo ‘Rocky’ Valdés, bicampeón mundial de los pesos medianos, el 25 de mayo de 1974, en Montecarlo, disputó por primera vez un título mundial en su categoría, enfrentándose al estadunidense, Bennie Briscoe y en siete asaltos derrotó por knock-out a su rival.

El segundo título mundial de la categoría también lo ganó contra Briscoe, el 5 de noviembre de 1977, en la ciudad de Campione d'Italia en un combate a 15 asaltos que ganó por decisión dividida. Como profesional, disputó 73 peleas, de las cuales ganó 63, 43 por knock-out, perdió ocho y empató dos. Se retiró el 28 de noviembre de 1980 después de derrotar al dominicano Gilberto Amonte. Falleció el 15 de marzo de 2017 a los 70 años.

Miguel ‘Happy’ Lora, otro de los responsables del apogeo del boxeo en la década del 80, fue campeón mundial de la categoría gallo, de las 118 libras, del Consejo Mundial de Boxeo, con siete defensas exitosas del título que conquistó el 9 de agosto de 1985 enfrentando al mexicano Daniel Zaragoza, en Miami. Pero en su octava defensa, el 29 de octubre de 1988 en Las Vegas, perdió la corona frente al mexicano Raúl Pérez.

Su carrera como boxeador aficionado fue destacada, lo que hizo que llegará a la cima del pugilismo mundial, ganó la medalla de oro en el Campeonato Nacional de Montería de 1977, para que luego en 1980, ganara el título Centroamericano y del Caribe en la categoría supermosca de las 115 libras. En 1982 ganó el título nacional de este peso. Y de ahí da el salto al peso gallo, que pelea tras pelea le abrieron camino y lo llevaron a la corona mundial.

Así como en el boxeo que hay victorias por decisión unánime, si se habla de boxeo colombiano, cuando se pregunta por el más grande, siempre surgirá mismo nombre: Antonio Cervantes Reyes ‘Kid Pambelé’, quien se hizo ídolo eterno del deporte nacional al ser el primer colombiano en ganar un título mundial de boxeo, en la categoría welter junior.

Este hecho histórico para el país, sucedió el 28 de octubre de 1972, en el Gimnasio Nueva Panamá, un escenario con 15.000 espectadores, quienes vieron como en el décimo asalto, ‘Pambelé’ noqueó al panameño Alfonso ‘Peppermint’ Frazer y se quedó con el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

‘Pambelé’ salió de su esquina decidido que no dejó que pasara el primer minuto del round 10 para coronarse como campeón mundial y el primero que tenía Colombia.

En diez ocasiones, en un lapso de tres años, defendió con éxito su título mundial, pero el 6 de marzo de 1976 lo perdió ante el puertorriqueño Wilfred Benítez por decisión dividida de los jueces en quince asaltos.

El 25 de junio de 1977, en Maracaibo (Venezuela), recuperó el cinturón de los Welter Junior de la Asociación Mundial de Boxeo al derrotar por knock-out en cinco asaltos al argentino, Carlos María Giménez. ‘Pambelé’ defendió el título en seis ocasiones a lo largo de tres años.

‘Pambelé’ perdió definitivamente el título al caer noqueado por Aaron Pryor en Cincinnati (EE.UU.), el 2 de agosto de 1980. En total, Cervantes realizó 21 combates con su título mundial, de los cuales dieciocho fueron defensas del mismo. Fue campeón de las 140 libras durante casi ocho años, lo que le valió un puesto en el Salón de la Fama del Boxeo, donde fue exaltado en octubre de 1998.

El próximo 11 de junio, Radio Nacional de Colombia realizará un jornada de boxeo en Chigorodó (Antioquia) en honor a Yuberjen Martínez, quien le ha devuelto la vida a este deporte en Colombia, pero también para recordar gloriosos asaltos que han marcado grandes leyendas colombianas en los rings del mundo.