Pasar al contenido principal
CERRAR

Bosque seco de Baraya, un paraíso de fauna y flora en Huila 

El bosque seco tropical es uno de los ecosistemas más amenazados. Sus niveles de endemismo de especies son más altos, por tanto, se deben tener mejores estrategias de conservación.
Mi país
Foto: cortesía.
Yesenia Polanía

Un recorrido exploratorio por el bosque seco tropical en el municipio de Baraya, al norte del Huila, permitió realizar un inventario rápido de fauna y flora, con el propósito de reconocer las especies que habita dicho ecosistema que busca y necesita protegerse en el departamento.  

El bosque seco tropical es uno de los ecosistemas más amenazados. Sus niveles de endemismo de especies son más altos, por tanto, se deben tener mejores estrategias de conservación. De ese panorama nace la salida exploratoria hacia el municipio de Baraya, uno de los municipios del Huila, donde existen unas de las coberturas de bosque seco más conservadas del departamento, el cual hace parte de las zonas de amortiguamiento del distrito de riego del desierto de La Tatacoa y también de las coberturas del Alto Magdalena. 

Motivados por este panorama, los biólogos Andrés Felipe Algarra, Jeison Herley Rosero Toro, Brayan Stiven Dussán Olaya y Edward Esteban Ramos Ortega, emprendieron la ruta de investigación en el municipio de Baraya, en una zona que busca declararse como protegida.

“Llegamos a una zona donde el propietario ha generado un proceso de conservación junto con su familia, en una finca que se llama El Balso. Allí han comenzado a dar sus primeros pasos alrededor de la conservación desde un ejercicio autónomo, y se ha logrado proteger especies de alta importancia para el ecosistema, para las conexiones e interacciones entre fauna y flora” dijo Jeison Rosero. 

Hallazgos en fauna 

De acuerdo con el biólogo Andrés Felipe Algarra, “se logró evidenciar la presencia de un cangrejo del género Hypolobocera y un pez del género Trichomycterus. Estos dos géneros incluyen un complejo de especies difíciles de identificar por su gran diversidad y distribución, ya que se han adaptado a diferentes tipos de ambientes sobre las pendientes desde las cordilleras central y occidental, hasta cubrir gran parte de las cadenas montañosas de la cordillera oriental”.

La investigación también encontró la especie Hyloxalus vergeli - un anfibio - que es endémica y se encuentra categorizada como vulnerable, esta tiene una distribución en pocas localidades en la vertiente occidental de la cordillera oriental de la cuenca alta del Valle del Magdalena. 

En cuanto a la avifauna, se registraron alrededor 44 especies, “lo más importante que se observó es que el sitio sirve de anidación para la especie Sarcoramphus papa comúnmente conocido como el ‘Rey de los gallinazos’, es una especie muy carismática para los observadores aves por su belleza y es muy importante a nivel ecológico, pues inicia el proceso de descomposición de la materia orgánica muerta”, puntualizó el investigador Andrés Felipe. 

Especies de flora encontradas

En Colombia, en el marco de la conservación y el trabajo que también desarrolla el sistema de Parques Nacionales, los bosques secos son los que tienen una mayor representación dentro del sistema de conservación. En el Huila, se cuenta con el desierto de La Tatacoa y pese a ello, hay una falencia de estudios que demuestren no solo la importancia, sino lo que contienen esos ecosistemas para poderlos conservar.  

El investigador experto en botánica fue Jeison Herley, mencionó que esta exploración permitió recolectar información de algunas especies que ya tienen algún grado de conservación como las cactáceas, y de otras que son clave para generar lineamientos hacia su producción. “Se encontraron especies de orquídeas, algunos árboles como pétreas, especies dominantes, otras introducidas al país que se pueden convertir en una problemática si no se le da el manejo adecuado”, agregó. 

Indicó también que la especie Oeceoclades maculata nativa de África, se ha naturalizado en el país como especie exótica, y empieza a ser invasora en los ecosistemas naturales y desplaza a las especies nativas. De acuerdo con el catálogo de plantas y líquenes de Colombia, esta especie se ha reportado entre Antioquia, Norte de Santander y Magdalena, sin embargo, se ha observado en muchos municipios del Huila y en departamentos circundantes. 

Este trabajo se realizó con uno de los propietarios de la zona que busca tener apoyos desde la academia para hacer un proceso de conservación mucho más planeado y adecuado para el ecosistema que habita. 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos