Pasar al contenido principal
CERRAR

Gran Seaflower, la iniciativa de conservación del Caribe suroccidental

Gran Seaflower es una decisión, una voluntad, un diálogo y una unión de fuerzas étnicas, culturales y de conservación, cuyos avances se aspira sean la carta de presentación del Caribe suroccidental.
Mi país
Fotos: Colprensa.
Hanny Castro O´neill y Liana Floréz Gomez.

Desde el 2020 la gran reserva de biosfera Sea flower de San Andrés, Providencia y Santa Catalina busca crear una alianza entre países del Caribe suroccidental, para lograr una reserva de biosfera transfronteriza que vele por el cuidado del medio ambiente y sea reconocida como patrimonio mundial de la humanidad ante la Unesco. 

Como es de saber, además de ser territorio étnico habitado históricamente por el pueblo raizal, gracias a su diversidad de flora, fauna y área de interés ambiental a nivel mundial, en la que se reconoce la convivencia entre ser humano y ecosistema, en el año 2000 la Unesco declaró al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Colombia) como Reserva de Biósfera Sea Flower.

Sumado a esto, y teniendo en cuenta la polémica declaración de Nicaragua, sobre la creación de una reserva de biosfera propia en el Caribe, surgió la necesidad de iniciar diálogos transfronterizos entre distintos actores del Caribe suroccidental (Honduras, Jamaica, Limón, Corn Island, Bocas del Toro Panamá, Costa Rica), para prevenir un colapso ambiental, manejar en conjunto las amenazas y presiones contra la diversidad biológica y cultural de esta región. 

Es así como surge la idea de la constituir la Reserva de Biósfera Transfronteriza Gran Seaflower, una región ambiental y cultural dentro del suroeste del Caribe, habitada por una diversidad de identidades étnicas que han convenido aliarse para entender que lo más importante es el cuidado del medio ambiente.

"Seaflower no es solo la reserva de biósfera alrededor del archipiélago de San Andrés y Providencia. Denominamos Gran Seaflower a la conectividad ecológica y cultural entre el caribe suroccidental insular y el continental. Esta gran región comparte un mismo mar y, por ende, una misma historia y un mismo futuro que, dependerá en buena medida, de las decisiones que se tomen en los próximos años para reducir las amenazas contra los sistemas coralinos y demás ecosistemas marino-costeros que son el medio de vida del pueblo raizal", afirma Arne Britton, director de la Corporación Ambiental para el Desarrollo Sostenible Coralina. 

Asimismo, Britton, indica que se siguen adelantando agendas nacionales e internacionales, conversatorios con  diversos actores como expresidentes y ONG, para conservar esta alianza. Sin embargo, asegura que el éxito de la misma no solo depende la reserva de biosfera Seaflower de Colombia, sino del compromiso real por parte de los países aliados, independientemente de los conflictos políticos que existan.

Por su parte, el sociólogo Mateo Córdoba, integrante y coordinador de la fundación Franz Weber, encargada de adelantar esta iniciativa, indicó que durante la última versión del Green Moon Festival en el 2021, líderes raizales y voceros de diferentes gremios, se declaró una hermandad creole caribeña y nació un mandato que solicita a los estados participantes sentarse a dialogar, examinar la naturaleza del conflicto y avanzar a este modelo de conservación cultural y ambiental transfronterizo. 

“Hay gobiernos dispuestos, sin embargo si no están de acuerdo los seis es difícil avanzar. Sabemos que depende mucho del clima electoral de la región. Para ello trabajamos como mediadores intentando que las partes dejen de lado aquellas diferencias que no permiten que el proceso avance”, afirma Córdoba. 

Para este 2022 la agenda académica del Gran Seaflower se hizo junto con el lanzamiento del libro Gestión Conjunta de Ecosistemas Transfronterizos, producto de la investigación doctoral en derecho de la bióloga de Juliana Hurtado Rass: Este ejemplar incluye encuentros y discusiones con la comunidad científica, académica, líderes de las comunidades creole en temas sobre pesca artesanal, gestión del riesgo antihuracanes, orígenes del pueblo creole en el Caribe suroccidental, entre otros.

Gran Seaflower es una decisión, una voluntad, un diálogo y una unión de fuerzas étnicas, culturales y de conservación, cuyos avances se aspira sean la carta de presentación de esta gran región.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos