Pasar al contenido principal
CERRAR

¿Cuáles son las quejas de los veedores de Santander frente a licitación del Hospital Manuela Beltrán?

El Hospital Manuela Beltrán de Socorro, Santander, abrió una licitación de un día para ejecutar un contrato por $2.090 millones.
Mi país
Foto: archivo Radio Nacional de Colombia
Carlos Buitrago
Artículos Player

El pasado domingo 3 de octubre antes de medianoche, el Hospital Manuela Beltrán publicó los términos de referencia de un contrato por $2.091 millones para realizar labores de adecuación y mantenimiento a las áreas de cirugía, pediatría, obstetricia, parqueadero y solario. De acuerdo con la resolución, el proceso licitatorio se abría el 4 y se cerraba el 6 del mismo mes a las 2 de la tarde.

Rodrigo Fernández, veedor y vocero de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, señaló que con esos tiempos “dejaban el 5 de octubre para resolver las inquietudes que pudieran tener los potenciales oferentes, y solo había un día para preparar la oferta”. Por esta razón, las veedurías del departamento pusieron la lupa sobre el proceso.

Luego de las quejas que se hicieron a través de medios de comunicación y redes sociales, la oficina jurídica del hospital optó por dar un día más de plazo para la entrega. Ya no era el 6 de octubre sino el 7 de octubre a las 7 de la mañana, misma hora en la que abría la ventanilla única donde se debían llevar físicamente las ofertas.

“Así las cosas, cuando se abra la ventanilla, se cierra la licitación y cualquier oferta presentada después de esa hora ya sería extemporánea”, indicó Fernández, quien manifestó que este pliego, presuntamente, fue hecho a medida del contratista que al final se quede con el contrato. “Es una suposición que tiene bastante asidero porque es muy difícil, en un tiempo tan corto, preparar una oferta”.

Al cierre de la convocatoria pública el pasado 7 de octubre a las 7:05 de la mañana, tres empresas se habían postulado para dicha licitación, cada una presentándose con menos de 20 minutos de diferencia de la otra. Es decir, la primera propuesta se recibió a la 1:13 de la tarde, la segunda a la 1:31 y la tercera a la 1:43 del mismo 6 de octubre.

Según los veedores, de las tres empresas que se postularon, dos tienen residencia jurídica en Bogotá y una en Bucaramanga, hecho sobre el cual han enfatizado, pues la entrega de las ofertas debía ser de manera presencial. “Es muy curioso que en tan poco tiempo una empresa que no esté domiciliada en el municipio, pueda llenar todos los requisitos, enviarlos de manera física a Socorro y entregar la propuesta”, cuestionó Marcela Pabón, vocera del Comité de Transparencia por Santander.

De acuerdo con la investigación que realizó esta veeduría, de las dos empresas que son de Bogotá, una de ellas no tendría dentro de sus actividades principales alguna que se relacione con obras públicas. “Esto nos causa extrañeza y vamos a estar vigilantes de la evaluación de este proceso”, aseguró Pabón.

Radio Nacional de Colombia consultó con el abogado Carlos Alfaro, especialista en Derecho Administrativo y Constitucional, si este tipo de pliegos de contratación se pueden realizar de manera “exprés”, donde en menos de 24 horas se deban presentar las propuestas. Alfaro indicó que las licitaciones de este tipo, únicamente se pueden hacer cuando existan emergencias que lo permitan.

“Si se cayó una vía que deja incomunicados dos municipios, por ejemplo, el marco de esa emergencia posibilitaría la licitación exprés para contratar equis cantidad de volquetas”, explicó el profesional.

Según el abogado, en este caso del Hospital Manuela Beltrán no aplicaría “porque violan el principio de transparencia y oportunidad, y el tiempo debe ser suficiente para que cualquier personería jurídica que considere que llene los requisitos, pueda participar”.

Hasta el momento, las directivas del Hospital Manuela Beltrán no se han pronunciado al respecto.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal