Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Wikimedia.

¿Por qué se prohíbe el asbesto en Colombia?

Por: Manuel Arias.

Según cifras del Instituto Nacional de Cancerología en los últimos cinco años la exposición al asbesto en Colombia ha cobrado la vida de 250 personas. Esto debido al mesotelioma, una variedad de cáncer de pulmón sumamente agresiva, sin embargo, las cifras superan las 1744 muertes por otros tipos de cáncer pulmonar, atribuidos a esta misma fibra.

No obstante, sumadas a estas dolorosas estadísticas, se necesitaron ocho intentos en el congreso de la República desde el año 2015, para que el legislativo entendiera que era urgente prohibir la explotación, producción y exportación de esta fibra, utilizada en materiales para construcción, pastillas para frenos de carros y muchos otros elementos de uso doméstico e industrial.

A pesar de la resistencia de la industria dedicada a la explotación y comercialización del asbesto, que logró, con un fuerte lobby en el Congreso, frenar el avance de los proyectos de ley tendientes a prohibirlo, la octava vez fue la vencida para la iniciativa de autoría de la senadora conservadora Nadia Blel. El pasado martes, en el último debate, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la norma, denominada Ley Ana Cecilia Niño, en homenaje a una de las primeras víctimas del mesotelioma, y que prohíbe la explotación, comercialización y exportación del asbesto en Colombia a partir del primero de enero del 2021.

Para la senadora cartagenera Nadia Blel Scaff, quien insistió hasta el fin con el proyecto, “está en una muy buena noticia para los colombianos que vamos a vivir en un país libre de asbesto lo que redundará en la salud y la vida de todos. Este un homenaje y un regalo para las víctimas del asbesto que han levantado su voz en los últimos años”.

A un paso de la sanción presidencial

El proyecto deberá ser conciliado en las plenarias de Cámara y Senado. Debido a que la Cámara aprobó que la prohibición entre a regir desde el primero de enero del 2021, mientras que el Senado dio un plazo de cinco años para su prohibición total, justamente este será el punto en el que tendrán que ponerse de acuerdo las Cámaras, antes de enviar el proyecto para la sanción presidencial.

Actualmente en el país solo hay una mina donde se explota asbesto, ubicada en el municipio de Campamento, Antioquia, cuya licencia vence en el año 2020. Por lo cual, con la entrada en vigencia de la ley, quedó desvirtuada la posibilidad de que pueda haber una prórroga de la licencia hasta el 2036, como pretendía la compañía minera propietaria del yacimiento. Por lo tanto, se había planteado como alternativa en una de las ponencias del proyecto permitir que el asbesto solo se pudiera explotar para exportación hasta que finalizara la concesión de esta mina.

Para el representante a la Cámara de la Alianza Verde, Mauricio Toro, con la aclaración que hizo el Ministerio de Minas a cerca de la fecha de terminación de la concesión de esta mina, en el 2020, no había excusa para permitir la exportación del material, “porque esto implica producción y transporte, lo que significa continuar con la cadena de producción y por ende de contaminación y afectación a la salud”, explicó el congresista.

Mientras tanto, la senadora Blel Scaff, aclaró que la ley estableció la prohibición a partir del año 2021, por lo que durante este año de gracia se van a realizar controles a las industrias que explotan este material, así como a sus trabajadores, para garantizarles la protección de su derecho a la salud.

“En el proyecto se estableció un plan de adaptación laboral para los trabajadores de la industria, especialmente de la única mina a cielo abierto del país. Con el fin de que tengan una alternativa de trabajo donde no se ponga en riesgo ni su vida, ni la de su familia, pero que también tengan ingresos para su sustento”. indicó la congresista conservadora.

De otro lado, Mauricio Toro señaló que la ley, una vez entre en vigencia, establece multas de hasta 5.000 salarios mínimos mensuales vigentes a quienes insistan en explotar y comercializar la fibra. Recursos que irán a un fondo para la reparación de las víctimas que ha dejado la exposición al asbesto en el país.

El representante de la Alianza Verde añadió que la ley también prevé, en uno de sus artículos, el inventario de todas aquellas personas que estuvieron expuestas durante los últimos 20 años a este material. Para tener claro cómo se va a hacer la línea para su atención dentro del sistema de salud colombiano.

Un parte de tranquilidad

A pesar de que una vez entre en vigencia la ley quedará rotundamente prohibido la comercialización del asbesto en Colombia, es claro que será imposible reemplazar todos los materiales, especialmente en construcción, que contienen esta fibra.

Sin embargo, el representante Toro dijo que es muy importante darles un parte de tranquilidad a los colombianos frente al material con asbesto que está instalado en estos momentos en techos, tuberías y casas, el cual no corre ningún riesgo, pero solo debe ser manipulado por personas expertas. Toro indicó que “el riesgo es moverlo, porque si este material se fractura, se taladra, se rompe o se retira se expondrían las fibras de las que está compuesto y éstas quedarían en el aire como potencial contaminante”.