Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Milenio

Carlos Puig: un mexicano que encontró la magia de contar historias sonoras en podcast

Por: Adriana Chica García

¿Recuerda cuando sentado al lado de una radio dibujaba en su mente las rutas de las competencias de ciclismo, o las escenas de las novelas? En algún tiempo -no tan lejano como creemos- la magia del sonido conquistaba la imaginación en cada rincón de los hogares colombianos. ¿Y si volvemos a ello, no con la nostalgia, sino con la oportunidad de redescubrir las ‘historias que suenan’? Pues bueno, para eso hoy tenemos los podcast. 

Quizás no sea la explicación de qué es un podcast, pero es una interpretación para apelar a las sensaciones que también genera, lo que sí podría explicar el ‘boom’ de los podcast en los últimos años en el país y en toda Latinoamérica. Un resumen: el podcast es un audio en demanda que se puede descargar y escuchar cuándo y dónde quiera, que no necesita horarios impuestos más que los suyos propios. Y, sobre todo, que aunque lo parezca, no es radio. 

Hoy, en el Día Internacional del Podcast, en Radio Nacional de Colombia no solo celebramos un formato que nos amplía las alternativas para seguir relatando al país, como siempre lo ha hecho la radio pública, sino que también extendemos la invitación para explorar de otra forma el maravilloso mundo sonoro. Y qué mejor forma que conociendo las experiencias y las historias de otras latitudes. Las de México, para ser exactas.

Entrevistamos a Carlos Puig, un reconocido y prestigioso periodista mexicano con una extensa carrera en medios de comunicación tradicionales en varios países. Y que después de ese trayecto se puso a hacer podcast, y fundó la productora y distribuidora de podcast más conocida de México: Así como suena. Ahora, cuenta historias en audio al tiempo que conduce los programas Botepronto y En 15 de Milenio Televisión, y que escribe una columna en Milenio Diario.

Carlos ha sido corresponsal en Washington, columnista para The New York Times, director de noticieros de televisión, conductor del programa noticioso de W Radio, director editorial de un medio digital mexicano y director general de semanarios hispanos editados en Texas. Además, es director ejecutivo de la Fundación Prensa y Democracia México A. C. y docente universitario. Y después de todo ese recorrido, se puso a hacer podcast. Y esa es la primera pregunta.

Adriana Chica: Luego de pasar por medios tradicionales, en los que todavía tienes presencia, ¿por qué hacer podcast, cómo llegas a eso?

Carlos Puig: En los tiempos en los que trabajé en Estados Unidos, me hice fan de algunos podcast, sobre todo de This American Life, pero oí muchos podcast. Y de Estados Unidos llegué a hacer radio a México, hace como 11 años. Y hace como 5 o 6 años, con amigos periodistas nos sentamos, literalmente en una fiesta... llega un momento cuando eres periodista que quieres experimentar cosas, estás un poco aburrido de lo que vienes haciendo, entonces dijimos: ¿y si nos ponemos a hacer algo así, sí experimentamos? Y así nació Así como suena. 

Empezamos a hacer las historias, llegaron otros amigos, metimos un poco de dinero y formamos una empresa, que hace otros podcast que no son necesariamente periodísticos, tenemos uno de turismo, otro de comedia. De repente, casi de la nada, esto se convirtió en una empresa, en la que hay tres personas que trabajan tiempo completo y muchos que estamos pendiente todo el tiempo pero que tenemos que tener otros trabajos porque todavía esta industria no da para que coma mucha gente.

A.C: ¿Cómo es desarrolla el trabajo en Así como suena, hacen podcast solo para su propia comunidad o también producen para empresas?

C.P: Empezamos haciendo podcast para el público, hoy hacemos producciones para empresas, en donde de hecho no verás nuestro nombre, sino el de la empresa. Y luego tenemos otros podcast que sí están en nuestra plataforma, que fueron propuestas por nosotros pero que hoy son de empresas que los patrocinan: Peras y manzanas con BBVA, Botepronto con Femsa, o Nada que ver para Netflix, entramos a un concurso porque querían hacer el primer podcast en español y lo ganamos. 

En una industria que está naciendo en nuestros países, que no es la industria madura estadounidense o del norte de Europa, estamos tratando de encontrar las maneras de hacer de esto una empresa, para poder seguir generando contenido y pagando a nuestros colaboradores.

A.C: Hay una presentación de Así como suena que me gusta mucho, dice: es una plataforma donde encontrarás historias originales que no vas a escuchar en la radio, historias que merecen ser escuchadas. Para nosotros, siendo un medio tradicional, es todavía difícil explicarle a nuestra audiencia la diferencia entre la radio y el podcast. ¿Cómo lo explicarías tú, por qué Así como suena cuenta historias que no se escuchan en la radio?

C.P: La enorme diferencia es que la emoción de la radio tiene que ver con el vivo, con que el conductor de la mañana tiene repartidos periodistas en distintas ciudades y es la absoluta emoción de la noticia del día. El podcast, que es audio en demanda, tiene otras características, una es que tiene un guión bien planeado, que le permite tener una mejor producción y una narrativa. El podcast sustituye la emoción de lo vivo por una narrativa mejor estructurada y, tal vez, mejor pensada, que te atrapa un poquito más o que te atrapa diferente. Esa es la diferencia de los dos formatos, y no es poca.

A.C: En los últimos años el podcast, que sigue siendo una industria en constante evolución, ha crecido mucho en Colombia, pero aquí todavía muchos no están familiarizados con el formato, y eso es una dificultad a la hora de promocionar un contenido como este. ¿Cómo es la situación en México, qué tan cercana es la gente con el podcast y cómo se promocionan ustedes? 

C.P: Es complicado por muchas razones. Primero porque no había costumbre de hacer esto. Segundo porque, a diferencia de otros países, nuestros aparatos (celulares) tienen otros líos de pagos, de datos, que hace que a la gente le dé un poco de miedo descargar audios. Pero creo que lo que hay que hacer como industria es seguir siendo muy pedagógicos y enseñarle a la gente. Hoy creo que estamos en el ánimo de construir industria, no nos peleemos por pedacitos de una industria pequeña, hoy lo que necesitamos es que haya más escuchas, que todo el mundo se ponga a oir podcast. Y lo que necesitamos es ser pedagógicos. 

A.C: En ese panorama, ¿cuál debe ser el papel de los medios de comunicación tradicionales?

C.P: Hay un ejemplo mundial: el New York Times un día decidió hacer una cosa que se llama The Daily y hoy es el podcast más escuchado en Estados Unidos, entendió que tenía que entender el formato del podcast y tener paciencia, porque no fue un golpazo el día que salió, esa una empresa tradicional con visión. Entendieron el formato y la rompieron. 

Lo que tienen que tener las compañías tradicionales para entrar al formato es, primero, respetar el formato, entender que es completamente diferente a las cosas que ya hacen. Ahora, yo creo que gran parte de nuestro futuro está con los medios tradicionales, porque son productores de contenidos natos, y lo que hay que aprender es cómo esos productores de contenidos llegan a este formato y esos contenidos son traducidos y creados en podcast. 

A.C: Dentro de los podcast hay muchos géneros diferentes por explorar, creo que es una de sus mayores ventajas y atractivos. A mí en lo personal me gustan mucho los narrativos, que es lo que hace Así como suena. ¿Cuál es la clave para contar una buena historia a través del sonido?

C.P: La clave es el colectivo, esto solo se puede hacer en equipo. Cada historia que se propone se hace en una mesa, se discute y, en la medida en que se va desarrollando, todos vamos opinando. Después soy un obsesionado con el guión, que es ultra trabajado. Acabamos de lanzar una serie de nueve capítulos, La lista, y no te miento cuando te digo que cada guión tuvo siete versiones. Lo que tenemos es un trabajo de edición amplísimo para encontrar la mejor forma de contar, porque creo que todavía estamos aprendiendo, después de todos estos años, estamos aprendiendo cuál es la clave del formato.

A.C: ¿Qué significa el podcast para ti, cómo lo ves en tu vida, es un complemento de tu trabajo periodístico, otro medio para seguirlo desarrollando..?

C.P: Creí hace cuatro años que iba a ser un hobbie, hoy es lo que más me apasiona, es lo que más disfruto, cuando encuentro una nueva historia. Y lo que me ha pasado con la explosión de podcast en el mundo es que me la paso escuchando podcast. Yo me levanto con The Daily, luego oigo varios por día según la actividad que realice. Los podcast son para mí un entretenimiento e información, y como fundador de Así como suena me ocupa mucho trabajo, es lo que hago ahora, me la paso pensando en podcast.

A.C: Como lo hemos mencionado antes, el podcast es una industria en crecimiento, y más en América Latina, ¿cómo ves el futuro del podcasting en español?

C.P: Yo creí que este año iba a ser más importante de lo que fue, pero se nos cruzó el bicho, hubo cosas que no sucedieron y debieron haber sucedido. Vamos a ver cómo nos va el próximo año, ahora no quiero hacer muchas predicciones. Hay que ver cuáles son las ambiciones de las plataformas con el podcast en español, su crecimiento tiene que ver con el nuestro, y nuestro crecimiento con el de ellos. Creo que poco a poco nos vamos a ir consolidando, hace uno o dos años todos creían que podían hacer un podcast, hoy hay unos estándares de calidad que te dan cierta distinción, eso va a ir puliendo el mercado. Y creo que lo que sí está pasando ya es que la industria está pensando que sirve anunciarse en un podcast, que tiene un efecto, que la intimidad sirve, y eso va a traer dinero a la industria.

Escuche la entrevista completa a Carlos Puig, fundador de la productora de podcast ‘Así como suena’, aquí: