Pasar al contenido principal
CERRAR

Voces de rechazo por caso de bullying en colegio de Manizales

El menor de 13 años fue agredido con una varilla en la entrepierna después de desarrollar una actividad deportiva.
Bullying
Mi país
Foto: Fanpage Colegio Granadino
Ana María Mesa

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de abril cuando, después de una actividad académica, los menores del grado séptimo del Colegio Granadino, una institución educativa privada ubicada en Villamaría, Manizales, fueron a jugar a la cancha sin supervisión. El menor agresor desbarató un elemento deportivo y con una varilla atacó al menor agredido cuando este se agachó a recoger una pelota de tenis. El menor cayó al suelo, se levantó solo, caminó hasta el baño donde se percató de que le estaba saliendo mucha sangre y desde allí dos compañeros lo llevaron donde los profesores para que fuera atendido.

Desde ese día y hasta la fecha, el Colegio Granadino ha emitido dos comunicados en los que indica que activaron la ruta de atención para restablecer los derechos del menor y subrayan que los hechos son materia de investigación.

La comunidad ha reaccionado con varias comunicaciones de diferentes grupos de padres de familia. Entre ellas se destaca la comunicación de los padres de familia del grado séptimo, quienes afirman que la historia de casos de matoneo en el curso no es nueva, y señalan que ha habido conflicto de interés y tratamientos preferenciales, pues el menor agresor sería hijo de un importante miembro de la comunidad educativa.

“El acoso escolar, comúnmente conocido como bullying, al interior de este grupo en específico, ha venido siendo sistemático, ha ido escalando en gravedad hasta llegar a un hecho que se configura como una violación directa a la integridad física y psicológica de un menor de 14 años (…) Reiteramos la solicitud efectuada por un padre de familia para que se dé aplicación inmediata de la medida cautelar para todos los que tuvieron participación activa en la comisión de dicho acto y los que lo planearon y ejecutaron”, señala uno de los comunicados.

Natalia Yepes, madre y egresada del colegio y gerente de la Andi en Manizales, también envió una comunicación en la que hace una reflexión sobre el papel que toda la comunidad ha jugado en la configuración de un ambiente escolar no sano.

“Me pregunto qué estamos haciendo como comunidad y si los procedimientos, claramente necesarios, los “correctivos” e intervenciones, convenientes también, las conversaciones, indispensables todas, ¿han sido y seguirán siendo suficientes? Me sigo preguntando y llego a la misma respuesta, y esta es NO. No estamos alcanzando, creo; uno de los objetivos principales que es formar personas empáticas y que actúen desde el amor, no estamos logrando educar a seres humanos íntegros que sean compasivos y que sepan ser miembros respetuosos de una colectividad”, argumentó.

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, fue interrogada sobre este particular y señaló que con la institucionalidad local trabajan para atender rápidamente esta situación.

“Este hecho fue denunciado el fin de semana. El secretario de Caldas, el Dr. Fabio, con el ICBF, Fiscalía, Policía de Infancia y Adolescencia abordaron desde el día lunes el debido protocolo, pero esto no quiere decir que cada caso no tenga la misma importancia y por eso el accionar tiene que ser rápido”, recalcó la ministra.

Por su parte, la personera de Villamaría, Tatiana Herrera, envió un requerimiento al colegio en el que le pide relación de los hechos ocurridos, las acciones tomadas, pero también de otros hechos de matoneo y acoso que se hayan podido presentar en la vigencia 2021- 2022 dentro de la institución.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos