Pasar al contenido principal
CERRAR

Avanzan investigaciones por hostigamiento en San Calixto, Norte de Santander

Autoridades policiales han dicho que en el ataque fueron arremetidas con fusiles y explosivos.
Mi país
Foto: cortesía.
Kelly Carrascal
Artículos Player

Tras el hostigamiento a la estación de Policía del municipio de San Calixto (Norte de Santander), donde a causa del ataque falleció una adulta mayor de 80 años y resultó herido el subintendente John Jairo Barrera Sepúlveda, quien fue evacuado inmediatamente del lugar para ser atendido en Cúcuta, las autoridades señalaron que avanzan en las investigaciones para dar con los responsables.

El coronel Carlos Martínez, comandante del Departamento de Policía en Norte de Santander, indicó que en la zona operan disidencias de las extintas Farc y el Eln. Además, rechazó el hecho en el que civiles quedaron en medio del fuego cruzado, atentando contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Betasida Montejo, alcaldesa municipal, hizo el llamado a los grupos armados ilegales “para que por favor cesen la violencia, dejen las armas y poder tener un municipio en paz”. Así mismo, solicitó a los gobiernos departamental y nacional que se proteja la vida de los habitantes del municipio.

José Luis Franco Pinzón, personero de San Calixto, explicó que la situación se presentó cuando muchas personas estaban en diferentes actividades. “En ese momento se presentó el hostigamiento por parte de grupos armados organizados, la situación se alteró, pues el enfrentamiento se extendió por 55 minutos, lo que hizo que la población se desesperara y entrara en pánico”, relató.

El representante del Ministerio Público contó a Radio Nacional de Colombia cómo fue el momento en que murió Salustriana Martínez, la mujer de 80 años que fue víctima del ataque armado.

“Cuando la comunidad se percató que la señora Salustriana había caído, debido a seis impactos de bala que le cayeron en la parte de la espalda, y había quedado al frente de la estación, la gente empezó a gritar en las calles que se le brindara auxilio a la señora, pero los hostigamientos seguían”, comentó el funcionario.

Franco, quien vive cerca a la estación de Policía, sostuvo que la gente lo llamaba para alertarlo sobre lo que había sucedido. “Decidí colocarme el chaleco de la Asociación de Personeros del Catatumbo y salir a llamar la atención, pues lo ameritaba la urgencia, con un vehículo que tengo, llegué hasta el punto y subí a la señora al carro, la llevé al puesto de salud, donde entró sin signos vitales”, dijo.

Salustriana era conocida como ‘la nona (abuela) de los sancalixtenses’ y se destacaba por su activa participación en causas sociales del municipio, por lo que la comunidad lamenta su fallecimiento.

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal