Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Crédito: Sindicato Ferticol.

Ferticol, la empresa de abonos químicos de Santander que llegó a su fin

Por: Ruth Angélica Blanco - Radio Nacional Santander.

Dentro de poco la que era un área industrial de 788 mil metros cuadrados, ubicada en la comuna tres de Barrancabermeja y la segunda empresa generadora de empleo del Magdalena Medio, no será más que un recuerdo.

La razón es que autoridades del departamento anunciaron su liquidación por las millonarias cifras que tiene en deudas y los daños que ha causado a más de 200 personas que dieron su vida, tiempo y trabajo a esta organización.

Fertilizantes Colombianos (S.A.) fue creada en 1966. Su objetivo era que en Colombia existiera una empresa generadora de abonos químicos locales, económicos y propios, con los cuales surtir a grandes empresas y a personas que se dedicaran, de lleno, a la producción agrícola.

Crédito: Sindicato Ferticol.

Sin embargo, “los malos manejos administrativos, el desinterés político, las malas decisiones y muchos factores, llevaron a que se anunciara esta liquidación. Siempre quisimos salvar a Ferticol y sabíamos que se podía, pero la falta de voluntad política nos negó esa oportunidad. Hicimos marchas, protestas, aguantamos hambre, perdimos a nuestras familias y llegó el momento que nadie quería vivir: la van a acabar”, asegura, con la voz entrecortada Vidal Corredor Reyes.

Vidal ejerció en esta organización, única en Colombia en producir abonos y fertilizantes, como jefe de nómina, pero paradójicamente no recibe ni un peso de su sueldo desde hace 25 meses.

Ferticol le adeuda más de 72 millones de pesos en salarios, más otra millonaria cifra en prestaciones y mucho tiempo de calidad que perdió por las preocupaciones propias de tener trabajo en una empresa que no está operando y que agoniza desde el 2002, fecha en la que inició una supuesta reestructuración, firmada en ese entonces entre Ferticol y sus acreedores.

Sin embargo, desde el 25 de febrero de 2017 sus plantas están apagadas, ha sido saqueada, sus máquinas se están oxidando y, a las afueras, sus predios están siendo invadidos por una comunidad indígena desplazada proveniente de Córdoba y Sucre: zenú.

Crédito: Sindicato Ferticol.

“Lo triste de todo esto es ver que dormimos noches enteras frente a la Gobernación tratando de que el actual gobernador, Didier Tavera Amado, nos escuche. Esto fue culpa de ellos, porque el Estado debía garantizar que la empresa se salvara. Ahora, las consecuencias serán: incremento en el desempleo, pobreza e inconformidad social”, explica Vidal, con rabia e impotencia de ver cómo en los últimos días no han dejado entrar a los trabajadores a la planta ni a las oficinas, para que directivos respondan cómo es que van a cancelar los cerca de 16 mil millones de pesos que adeudan en sueldos a 126 empleados.

Pero esto no es todo. A más de 140 personas les deben las mesadas de pensión desde el 2016. Se estima, según cifras oficiales, que Ferticol está sumida en una crisis económica que supera un déficit de más de 60 mil millones de pesos.

En el 2018 despidieron sin justa causa, sin permiso del Ministerio de Trabajo y por correo, a 50 trabajadores, de los 235 que tenía. Actualmente la nómina es de 126, “Durante todos estos años nunca tuvimos un seguro. Siempre que íbamos al médico no estábamos en el sistema y no nos daban ni una pastilla para el dolor de cabeza y nadie decía, ni hacía nada”, cuenta Corredor Reyes, quien actualmente hace parte de uno, de los dos sindicatos de la empresa.

Crédito: Sindicato Ferticol.

¿Qué responde la Gobernación?

Según Luis Alberto Flórez Chacón, jefe de la oficina jurídica de la Gobernación de Santander, hay garantía de que las deudas con los trabajadores y pensionados se cancelarán.

“Como ya se ha dicho este proceso de liquidación era necesario y se dio porque había un acuerdo entre acreedores que ya finalizó y no hay ya otro camino. La idea ahora es lograr protección de los predios donde funciona Ferticol, que están invadidos, porque estos son la garantía para cancelar los pasivos y acreencias a quienes se les debe. Así se hará”, afirmó Flórez.

¿Cuánto puede tardar el proceso de liquidación y el pago de las deudas a trabajadores?

“Lo malo en este tipo de procesos de liquidación es que se sabe cuándo inician, pero no se sabe cuánto terminan, porque todo depende de cómo fluya. Lo que sí es seguro es que ellos tendrán sus salarios pendientes y sus dineros. Lo importante es que el predio se mantenga intacto, luego vienen las ventas de estos terrenos y así sucesivamente. La idea es que el señor liquidador adelante todo lo más pronto posible”, informó Flórez Chacón.

A su vez concluyó que los 126 trabajadores activos serán, algunos de ellos pensionados y otros liquidados.

Por ahora, ellos aseguran que seguirán a la espera. “Estamos estudiando las demandas en contra de los involucrados que sumergieron en esta crisis a Ferticol, empresa que acabó con familias, que generó cientos de hipotecas y desolación. Hace unos días me encontré a una ingeniera vendiendo dulces, esa es la cara de esta problemática”, concluyó Corredor Reyes.