Pasar al contenido principal
CERRAR

Cinco canciones para recordar al cantautor cubano Pablo Milanés

Hay varias facetas de Milanés que quedaron muy bien recogidas en una discografía numerosa. Aquí recordamos cinco canciones muy evocadoras.
Cinco canciones para recordar al cantautor cubano Pablo Milanés
Personajes
Foto: GERARDO MAGALLON / AFP.
Juan Carlos Garay

Despedir a Pablo Milanés es paradójico, porque sus canciones parecen haber estado siempre entre nosotros y porque muchas de ellas tienen la materia prima de lo eterno. Hay varias facetas de Milanés, que quedaron muy bien recogidas en una discografía numerosa: está el cantor de compromiso social pero también está el romántico que canta sobre sus amores. Y no hay que olvidar también al Milanés investigador de la senda musical de la que provenía, con un especial interés en el bolero.

Aquí proponemos cinco canciones muy evocadoras. Es una lista quizás obvia, sin rarezas ni curiosidades de coleccionistas, aunque con la presencia de dos invitados especiales: Mercedes Sosa y Compay Segundo. De lo que se trata, más bien, es de señalar cómo su música ha hecho parte de nuestra cotidianidad.

El breve espacio en que no estás

Esta es tal vez (junto con “Yolanda”) la canción más conocida de Pablo en su faceta romántica. La letra es evocadora y de una enorme carga poética. Y sobre todo, es hija de su época: el amor libre, efímero y sin ataduras, parece generar de cualquier modo muchas nostalgias en el protagonista de la canción.

De qué callada manera

Un ejercicio muy común entre los cantautores es tomar un poema y musicalizarlo. A la manera de lo que hizo Joan Manuel Serrat con “Cantares” de Antonio Machado, Milanés tomó algunos de los versos más sencillos del poeta Nicolás Guillén y les agregó una música tan apropiada que hoy parecen inseparables.

Años (a dúo con Mercedes Sosa)

No podía faltar la reflexión sobre el ineludible paso del tiempo y lo que los poetas del Renacimiento llamaban “la fugacidad de la vida”. Milanés hizo aquí un trabajo magistral con un tema que está presente en gran parte de la literatura. Grabado por primera vez hacia 1980, conoció después una versión sublime al lado de Mercedes Sosa.

La vida no vale nada

No hay que confundir esta canción con la ranchera del mismo nombre que escribió José Alfredo Jiménez. Sin embargo, hay elementos en común: la rabia y la impotencia frente a la injusticia. Es Pablo Milanés en su faceta contestataria. La escribió en 1976 pero sigue siendo de una actualidad escalofriante.

Macusa (a dúo con Compay Segundo)

Cerramos este listado con algo que es más una curiosidad: en una serie de discos llamados “Años”, Pablo exploró la trova cubana de la generación anterior a él. Allí coincidió con Compay Segundo antes de que éste fuera la figura mundialmente famosa del Buena Vista Social Club. La versión que hicieron juntos de “Macusa” es memorable.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos