Pasar al contenido principal
CERRAR

NovaMundi: un videojuego de estrategia donde los muiscas son protagonistas

Un grupo de indígenas muiscas tienen la misión de formar alianzas con las otras comunidades para enfrentar a los españoles.

Por: Eveling Rico Albañil

El videojuego de estrategia NovaMundi desarrollado por Slashware Interactive nos lleva por las aventuras de un grupo de indígenas muiscas, quienes tienen la misión de formar alianzas con las otras comunidades que habitan el territorio para hacer frente a la invasión extranjera, ya que está ambientado en la época de la colonización española y su recorrido por la región del altiplano colombiano.

Santiago Zapata, fundador de Slashware Interactive y líder de este proyecto nacido en Medellín, explicó que, teniendo en cuenta que los juegos históricos y de estrategia existentes no han abordado esta época desde la perspectiva indígena colombiana (se han concentrado en pueblos como los mexicas de México o los incas del Perú), vieron la necesidad de exaltar y tener como protagonista al pueblo Muisca, que habitó y aún está presente en territorios como Bogotá.


Durante más de dos años han estado desarrollando este videojuego apoyados en la investigación y la academia, para hacer un acercamiento cada vez más preciso a las costumbres y características de ‘los hijos de Bachué’, mencionando también pueblos importantes como: ‘Bacatá’, ‘Hunza, ‘Tundama’, Ramiriqui’ e ‘Iracá’ entre otros, donde nuestros expedicionarios indígenas deberán llegar para solicitar ayuda ante el peligro que los acecha.

“Los registros que hay (sobre el pueblo muisca) son bastante sesgados, porque son de los cronistas españoles y solo cuentan un lado de la historia”, comentó Santiago al resaltar los hallazgos durante el proceso de investigación.

Zapata también explica que constantemente buscan generar una retroalimentación sobre la representación que están haciendo de esta comunidad en el videojuego, pues aunque no se trata de un documental y por el formato se han dado algunas licencias narrativas y artísticas, no quieren caer en estereotipos y buscan que el proyecto tenga autenticidad, para que despierte el interés del público por conocer más del pueblo Muisca dentro y fuera de Colombia.

El inicio de la aventura

El juego tiene algunas similitudes con títulos conocidos como ‘Age of Empires’ y comienza explicándonos el contexto histórico en el que se desarrollará la trama. Posteriormente conocemos al grupo que representamos y con el que jugaremos, que está conformado por indígenas muisca con diferentes características y habilidades: exploradores, guerreros, arqueros, entre otros.

Como el objetivo es recorrer el mapa para hacer alianzas, y unir a los diferentes pueblos del altiplano para enfrentar a los invasores, en los recorridos nos encontraremos diversos asentamientos donde podremos contratar nuevas unidades o personas que se unirán a nuestro grupo, adquirir provisiones para mantenerlos y obtener información sobre los pueblos vecinos.

“Aquí el jugador representa más como ese mensajero o diplomático que está logrando las alianzas”, indicó Santiago.

En estos caseríos también podremos interactuar con personas que nos asignarán misiones, nos guiarán en nuestro recorrido o nos contarán sobre las costumbres y tradiciones de las comunidades muisca y cómo vivían en aquel entonces.

Dentro del grupo de expedicionarios, cada uno cumple diferentes funciones y poseen características propias que van mejorando con el pasar del tiempo: los guerreros guecha son superiores en el ataque pero no tienen mucha defensa, los arqueros son los indicados para atacar a distancia, los guardianes tienen puntos en defensa y salud superiores, etc.


Teniendo en cuenta estos roles se toman las decisiones durante los combates, pues a medida que avanzamos aumentan su dificultad y de ello depende también el éxito de las misiones. Por esta razón es necesario establecer una estrategia que permita derrotar a los enemigos y recibir el mínimo daño posible en nuestros expedicionarios.

Para curar a nuestras unidades tenemos plantas medicinales como la quinina, que en el mundo real hace referencia al compuesto extraído de la corteza del árbol del mismo nombre, que históricamente ha sido usado para tratar la malaria. También contamos con vendajes y otros elementos para ayudar en la recuperación de nuestros personajes.

Aunque la geografía no refleja como tal la realidad de los territorios, si se ven representados diferentes pisos térmicos como los páramos, donde encontraremos bruma y frailejones al llegar a lo más alto de las montañas. En este punto el juego se visualiza desde una perspectiva isométrica, produciendo un efecto tridimensional que no es un plano completamente cenital (desde arriba como una maqueta), sino que inclina un poco la vista desde la parte superior para poder observar mejor el entorno.


“El diseño de los juegos de estrategia clásicos como ‘Age of Empires’, se da mucho desde el punto de vista de la colonización, porque es sobre adquirir recursos y poner la naturaleza a la mano del jugador. Nosotros queríamos hacer algo distinto, enfocado en la exploración, con el jugador dentro de la naturaleza pero sin tener que estarla explotando sino más descubriéndola”, comentó Zapata.

Conozca aquí cómo funciona el juego

De Medellín para el mundo

El desarrollador Santiago Zapata, también conocido como ‘Slashie’ y líder de Slashware Interactive de Medellín, explicó que el juego está disponible para computadores en la plataforma Steam bajo el sistema ‘early access’, que permite a los compradores adquirir el juego de manera anticipada y de esa manera también contribuir al proceso de desarrollo. Puede jugarse en sistemas operativos Windows y Mac OS.

NovaMundi ya ha sido adquirido por jugadores de Estados Unidos y Europa. Asimismo, en la visión de Santiago y su equipo están proyectadas expansiones de este juego inicial, donde puedan vincularse otras comunidades indígenas de nuestro país y de esa manera poner en el mapa a nuestros pueblos originarios a través de las nuevas tecnologías.

Sobre el desarrollador

Santiago Zapata es ingeniero de sistemas de la Universidad de Medellín. Su amor por los videojuegos empezó muy joven, cuando llegó a sus manos un Atari 2600 en los años 90. Los juegos para computador también marcaron su interés como el ya mencionado ‘Age of Empires’, pero aseguró que uno de los títulos que más lo capturó fue ‘Final Fantasy’, del género de los juegos de rol.

En su época universitaria, cada nueva materia o tema que aprendía, automáticamente lo relacionaba con los videojuegos y cómo podría aplicarlo en ellos. Con el tiempo pasó de dedicarse al desarrollo web empresarial, a darle vida a sus ideas desde la creación de juegos independientes, aplicando sus conocimientos en diseño de software.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X