Pasar al contenido principal
CERRAR

Un llamado a la reconciliación en acto ecuménico por las víctimas en Bogotá

La alcaldesa de Bogotá pidió perdón a los familiares de los jóvenes muertos y heridos durante las jornadas de protestas.

En un acto ecuménico, la alcaldesa de Bogotá pidió perdón a los familiares de los jóvenes muertos y heridos durante las jornadas de protestas del 9 y 10 de septiembre.

En la Plaza de Bolívar estuvieron presentes monseñor Jaime Alberto Mancera, Vicario Episcopal para la Dimensión Social de la Evangelización de la Arquidiócesis de Bogotá, el pastor Emiro Roa de la Iglesia de Dios Ministerial Jesucristo Internacional, Francisco de Roux presidente de la Comisión de la Verdad, Miguel Ceballo alto comisionado para la Paz, Nancy Patricia Gutierrez alta consejera presidencial para los Derechos Humanos, miembros del Concejo de Bogotá, así como familiares de algunas víctimas de los hecho de violencia de estos días.

Las voces de los familiares

Maira Páez, esposa de Jaider Fonseca, muerto por 4 disparos, le exigió al Gobierno Nacional que haya justicia y que sobre la Policía caiga todo el peso de la ley. “Lo de mi esposo no fue una bala perdida, fueron 4 tiros, a él lo acribillaron”, afirmó la mujer.

Brian Baquero, hermano de Angie Baquero, pidió que se haga justicia, “porque sabemos que hay muchos actos que han quedado impunes y no queremos que suceda lo mismo con las familias”.

“Hemos perdido a una persona que no vamos a poder ver más, que nos deja un gran vacío en nuestro corazón. Pedimos la colaboración de la justicia, de la alcaldesa, del presidente para que se haga justicia y para que a nuestros seres queridos podamos enterrarlos como se lo merecen”, expresó el joven.

En el acto también hablaron Flor Alcira Peralta y Constanza Chaparro, madres de dos jóvenes heridos por armas de fuego, y exigieron que la justicia y las autoridades no se olviden de sus familiares.

Las víctimas fatales que fueron recordadas en esta ceremonia son: Jaider Fonseca, de 17 años y padre de familia; Julieth Ramírez, de 18 años; Fredy Mahecha, joven de 20 años; Germán Puentes, de 25 años; Cristian Hernández; de 26 años; Angie Baquero, de 19; Andrés Rodríguez, de 23 años, y Julián González, de 27 años.

Alcaldesa pidió perdón a las víctimas

“Tener el monopolio de la fuerza legítima en manos del Estado supone que nunca se quebrante la confianza ciudadana de que solo se usará para proteger a las familias y a los ciudadanos no para agredirlos”, dijo López.

La alcaldesa aseguró que los lesionados y sus familias recibirán acompañamiento durante su proceso de recuperación, asistencia psicosocial y judicial. Señaló que al recorrer los hospitales visitando a las víctimas, encontró que tanto los civiles heridos por armas de fuego como los policías heridos por hechos de vandalismo, son en muchos casos jóvenes humildes de los barrios de la capital.

López señaló que la solución no es restringir los derechos y libertades, pero tampoco militarizar a Bogotá. Considera que la Policía debe desmilitarizarce y que debe ser un organismo civil sin formación, operación o fuero militar, por lo cual reiteró el llamado a que sea reformada.

“Esa reforma no va a devolverle la vida a ninguno de los ciudadanos que hoy lloramos, pero va a evitar que esta tragedia se repita en futuras ocasiones”, explicó.

Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad afirmó que lo que se ha vivido en la ciudad, es un ejemplo de lo que por 60 años ha sufrido Colombia en lo que calificó como “un conflicto entre hermanos” y que sin reconciliación, no habrá futuro para Bogotá ni para el país.

De Roux destacó la importancia de que se conozca la verdad de los hechos, para que exista una verdadera reconciliación: “Que se sepa todo. Por qué los mataron, por qué había esa idea de que las armas se pueden usar para irrumpir contra la protesta legítima, ¿qué intenciones había detrás de eso? ¿alguien les dio la orden para que actuaran así? cuando hemos oído que nadie había dado esa orden en la Alcaldía o en la ciudad”, afirmó.

Por otra parte, desde la oficina del Alto Comisionado para la Paz expresaron su solidaridad con las familias de las víctimas e hicieron un llamado a la unión en estos momentos.

El mensaje de los representantes religiosos

En su intervención, monseñor Jaime Alberto Mancera pidió respeto y escucha atenta y solidaria frente al dolor de las víctimas. Afirmó que hay un sentimiento de unión e indagación frente a lo sucedido e hizo un llamado a una nueva normalidad donde la paz, la búsqueda del bien común y la solidaridad sean el camino.

Por su parte, el pastor Emiro Roa de la Iglesia de Dios Ministerial Jesucristo Internacional afirmó que la religión es un espacio de cohesión social, donde debe primar el respeto y la tolerancia mas no el odio, e invitó a reflexionar sobre cómo cada persona puede aportar al crecimiento social.

El papa Francisco hizo un llamado a la protesta pacífica en el mundo

Mientras en Bogotá se llevaba a cabo un acto religioso por las víctimas, desde el Vaticano el papa Francisco se refirió este domingo a las numerosas manifestaciones populares de protesta “que expresan el creciente malestar de la sociedad civil ante situaciones políticas y sociales particularmente críticas".

El pontífice instó a los líderes religiosos a trabajar en favor del diálogo y la reconciliación. Asimismo hizo un llamado a los manifestantes a que presenten sus demandas de forma pacífica.

“Hago un llamamiento a todos aquellos que tienen responsabilidades públicas y gubernamentales para que escuchen la voz de sus conciudadanos y satisfagan sus justas aspiraciones, garantizando el pleno respeto de los derechos humanos y las libertades civiles”, expresó el papa.

Con información de Colprensa.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X