Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Pixabay

¿Qué hacer ante un ataque con agentes químicos?

Por: Maria Camila Sánchez

El pasado 19 de marzo, los medios de comunicación registraron el caso de una agresión en contra de una mujer de 21 años en La Macarena (Meta), a quien le fue lanzado un agente químico en su rostro causándole graves heridas. Historias como esta se siguen repitiendo en el país; por esta razón en Contacto Directo hablamos con expertos, que nos explicaron las acciones oportunas que se pueden aplicar en los primeros minutos después del hecho, con el fin de disminuir los impactos de estas sustancias.

El doctor Jorge Gaviria, coordinador de cirugía plástica de la unidad de quemados del Hospital Simón Bolívar y coordinador del programa de cirugía plástica de la Universidad del Sinú, explicó que todas las quemaduras pueden variar según el tipo de agente químico que haya sido arrojado. No obstante, dichas lesiones son graves y los procesos de recuperación podrían tardar años.

“Estos ataques pueden variar en su presentación clínica, pero por lo general, aquellos casos producidos con la intencionalidad de hacer una agresión, tienen un objetivo de destrozar y generar una deformidad. Normalmente son ataques dirigidos al rostro y cuello con quemaduras muy profundas y difíciles de manejar”, dijo.

Ante una agresión con un agente químico, Gaviria recomendó que se busque un acompañante porque usualmente la víctima, en su angustia y ansiedad, puede tomar las decisiones menos adecuadas. “Lo ideal es que las personas que están cerca llamen a la línea de emergencias para que se active todo el sistema intersectorial y se inicie la protección inmediata que requieren las víctimas”.

¿Qué hacer?

Desde la perspectiva médica, el doctor Gaviria recomendó el siguiente paso a paso para evitar que la lesión en la víctima se agrave y ayudar a que la sustancia arrojada no continúe quemando la piel.

1. Retirar los accesorios tales como anillos, pulseras o collares que puedan obstruir el paso de la sangre.

2. De forma inmediata iniciar el proceso de limpieza con agua a chorro o suero fisiológico. Se recomienda que durante 20 o 45 minutos la víctima pueda tener abundante contacto con agua para que se retire la mayor cantidad de la sustancia química de la piel.

3. Retirar la ropa que tenga el agente químico impregnado pero no desecharla, ya que esta servirá como elemento probatorio durante la investigación en contra del agresor o agresora.

4. Utilizar jabón líquido después de 30 minutos de haber expuesto la lesión a bastante agua y dejarlo por unos minutos.

5. Repetir la limpieza con agua y jabón las veces que sea necesario hasta que la víctima reciba atención médica.

Un agente químico podría seguir haciendo daño hasta por una semana y provocar quemaduras tan profundas, que incluso lleguen hasta los huesos.  “Por eso el lavado debe hacerse tan pronto se pueda. Esos primeros minutos son cruciales porque de ellos dependerá la mayor o menor destrucción de los tejidos”, señaló el especialista. 

Evite el uso de otras sustancias diferentes al agua o el suero fisiológico para tratar las quemaduras

El agua y el suero fisiológico se convierten en los únicos aliados para intentar eliminar de primera mano la sustancia química que provoca las lesiones. Es así como Gaviria pidió no recurrir a recetas caseras, remedios populares o estrategias recomendadas en internet de fuentes no certificadas para tratar las quemaduras.

“No se deben aplicar remedios caseros o hacerle caso a los mitos que recomiendan el uso de aceites, café, tomate o cebolla. Tampoco aplicar crema dental o bicarbonato, mucho menos leche. Todo eso facilita la contaminación de las heridas que se pueden sobreinfectar y así se producir más daño sobre los tejidos”, indicó.

El proceso de recuperación dependerá de la gravedad misma de las lesiones, no obstante, toda quemadura con agentes químicos es grave y requerirá de un proceso largo, doloroso y dispendioso de recuperación.

“La lesión en la piel cuando está quemada y hay que reconstruirla, necesitará de unas dos o tres cirugías que consisten en retirar el tejido que está muerto y después iniciar la reconstrucción. A veces es muy difícil si se quema en su totalidad un párpado o un labio y por más de que uno intente hacer el mejor trabajo, las cirugías reconstructivas nunca van a dejar al paciente tan perfecto como nacemos. Desde el punto de vista funcional también hay complicaciones porque estas quemaduras pueden afectar la apertura de la boca, se retraen las estructuras faciales, entre muchos otros factores. La rehabilitación puede durar hasta dos años, especialmente cuando hay lesiones en las manos”, concluyó Gaviria.