Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

“La paila de mi abuela es un homenaje, un reconocimiento a nuestras ancestras”: Mirla Valencia

Laura Ramírez León

Hace 25 años, exactamente en 1992, diversos grupos de mujeres de municipios del Chocó, que adelantaban proyectos productivos en sus territorios, decidieron darse cita en Quibdó. El encuentro que duró del 2 al 27 de septiembre, culminó con un acuerdo común, crear la Red Departamental de Mujeres Chochoanas con el fin de unir esfuerzos por la defensa y promoción de los derechos de la mujer.

Motivadas por la constituyente de 1991 y con el apoyo de la Red Nacional de Mujeres, los colectivos pertenecientes a la red chocoana, articularon las expresiones organizativas que habían surgido en cada uno de sus municipios. Así lo afirma Rosmira Valencia Dávila, integrante del Comité Coordinador de la red:

“A partir de ese momento, empezamos a hablar entre nosotras e iniciamos el proyecto de crear una red que nos permitiera articular nuestras expresiones organizativas, y al mismo tiempo, ponerle fuerza a nuestra voz sobre los derechos que necesitábamos que se fortalecieran en el territorio”.

Hoy, la Red Departamental de Mujeres Chocoanas agrupa a 52 organizaciones de la sociedad civil procedentes de 18 municipios del Chocó, y cuenta con más de 1.000 afiliadas. Esta organización le apuesta a la participación de las mujeres en espacios de decisión, la prevención de la violencia de género y al empoderamiento económico de las mujeres.

Le puede interesar también

Las mujeres que retratan a Colombia

Foto: Rosmira Valencia y Mirla Valencia Dávila.

“La red adelanta una serie de procesos que están orientados a exigir que las administraciones locales y regionales generen oportunidades de empleo para las mujeres. Buscamos que ellas no solo se queden en el cuidado del hogar, queremos que logren tener autonomía económica. Por esto, tenemos una escuela de formación en liderazgo que busca que ellas se reconozcan como sujetos de derechos. Hacemos incidencia en los gobiernos municipales del departamento del Chocó, para que asuman su responsabilidad en la promoción de políticas públicas que estén orientadas a la generación de equidad entre hombres y mujeres”, comenta Mirla Valencia, integrante Red Departamental de Mujeres Chocoanas.

‘La paila de mi abuela’

La cocina tradicional del Pacífico es una verdadera joya cultural de Colombia. En las tradiciones alimentarias se han preservado saberes y sabores africanos que por siglos se han fusionado con la exuberancia de la selva, los ríos y el mar. Este acervo ancestral reposa hoy en las manos y almas de mujeres chocoanas que hacen parte del restaurante típico ‘La paila de mi abuela’.

En 2004 la Red Departamental de Mujeres Chocoanas fundó uno de los restaurantes más reconocidos de Quibdó, ‘La paila de mi abuela’. El proyecto buscaba fortalecer la tradición culinaria de la región, promover empleo el digno para mujeres del departamento y generar los recursos suficientes para que la organización pudiera ser autosostenible. Desde entonces, ya son 13 años de trabajo ininterrumpido. Aquí, propios y extraños pueden disfrutar de lo mejor de la gastronomía chocoana.

“El nombre típico ‘La paila de mi abuela’, es un homenaje, un reconocimiento que le hacemos a nuestras ancestras, a nuestras abuelas, de ellas heredamos y aprendimos la tradición culinaria. En el restaurante trabajamos con cocineras tradicionales para conservar el sabor casero, esa tradición culinaria característica del Chocó” Mirla Valencia.

Mirla, perteneciente a la red y encargada del restaurante, argumenta que los precios de los platos tiene un enfoque social, no se cobra el valor comercial real, por el contrario, se manejan precios más bajos con el objetivo de que la tradición culinaria se conozca, se difunda y se mantenga.

“La mayoría de las mujeres pertenecientes al restaurante son mujeres víctimas del conflicto, muchas en condición de desplazamiento. Actualmente tenemos 30 empleos directos, de los cuales 26 son mujeres y 4 son hombres”, cuenta.

“En el 2017 cumplimos 13 años de estar ofreciéndole a nuestra gente lo mejor de la comida chocoana. A lo largo de este tiempo  hemos sentido mucho apoyo y cariño por parte de la comunidad quibdoseña, tanto que el restaurante es considerado patrimonio cultural del departamento del Chocó”, agrega Mirla Valencia.

  • Foto: Rosmira Valencia y Mirla Valencia Dávila.