Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Habitantes de resguardo indígena en Riosucio (Caldas) denuncian amenazas

Varias viviendas y una escuela del Resguardo Indígena Cañamomo Lomaprieta en Riosucio (Caldas) amanecieron con panfletos amenazantes y grafitis alusivos a Eln. Los presionan para que no transiten hacia Risaralda y Chocó durante el fin de semana.

Estas amenazas llegaron a la zona de Portachuelo, en la parte baja de este resguardo, en el que viven al menos 2.000 de los 20.000 habitantes del sector.

Francisco Vanegas, asesor jurídico del Resguardo Cañamomo Lomaprieta de Riosucio, señaló que: "A las tres de la mañana los habitantes vieron los mensajes en las paredes. La comunidad de la zona, desde el año pasado, le advirtió a las autoridades que les llegaron amenazas".

Esta zona de Caldas limita con en noroccidente de Risaralda, y esta a su vez con el Chocó, y es una región en la que hay disputas por la explotación ilegal de minería de oro.

De acuerdo con el Gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, las autoridades (Policía, Ejército y Fuerza Aérea) están en alerta para evitar cualquier intento de violencia en la subregión del Bajo Occidente de Caldas.

"Hay que precisar que no estamos completamente seguros que los autores de estas amenazas sean de la guerrilla del Eln, pero de todas maneras seremos rigurosos con los protocolos de seguridad", señaló el mandatario.

Finalmente, el alcalde de Marmato, Marlon Tamayo, dijo que la Policía y el Ejército ya estaban en la zona. "Allí se están aprovechando de estos momentos de zozobra que promueve el Eln, y delincuentes comunes pintaron la escuela y algunas casas, pero damos un parte se tranquilidad que garantizamos seguridad a los habitantes del resguardo", finalizó.

Hay que recordar que debido a que en este resguardo ocurrieron dos masacres contra pobladores indígenas hace dos décadas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le otorgó medidas cautelares a sus habitantes, para que el Estado garantice su seguridad.