Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa. Septiembre 2018.

Así se cultiva la tradición cafetera de Pitalito

Wilson Bonilla

Por: Wilson Adrián Bonilla

Huila es uno de los cuatro departamentos que conforman el nuevo eje de producción de café. Los departamentos de Tolima, Cauca y Nariño son los otros sectores de Colombia en donde más se está produciendo café en el país.

Pitalito comenzó a forjarse como emporio cafetero cuando los comités apoyados por la Federación Nacional de Cafeteros comenzaron a apostarle a la tecnificación en 1980, pues anteriormente, “era una caficultura de huerta y muy cerrada”, cuenta Javier San Juan, productor de café del municipio de Pitalito (Huila).

Según la historia, Pitalito y sus cafeteros comenzaron a ingresar distintas variedades del grano, siendo la variedad caturra, la que por su calidad le dio mayor éxito a la caficultura en el municipio.

Gracias a los estudios de los mismos caficultores, se logró vencer el miedo a mejorar la producción e identificar el ‘Valle de Laboyos’, como se denomina al municipio, como uno de los suelos más aptos para la siembra del café.

Pitalito colinda con Putumayo, Cauca y Nariño, lo que le permitió al mercado cafetero expandirse y a su vez tener un entorno que permitió el crecimiento de las familias y se generaron minifundios de café, aunque el mayor productor de café tiene en promedio 14 hectáreas.

“La gente se metió en la cabeza que había que hacer las cosas bien, porque producíamos café y después de tantos años aprendimos que había que tener en cuenta las buenas prácticas agrícolas que llevaron a varias fincas a certificarse nacional e internacionalmente”, explica Javier.

Colombia exporta un potencial de 12 millones de sacos del grano de los cuales un amplio porcentaje proviene del Huila, y en especial de Pitalito que a la fecha cuenta con beneficiadoras y procesadoras de café de calidad.

“Huila es pionero en grupos asociativos de café, pues desde el año 2007 se destacaban más de 300 grupos. Aprendimos a valorarnos, a trabajar tecnificadamente con mayor productividad”, afirma el productor.

La ‘Taza de la Excelencia’ se toma Pitalito

“Para el año 2005 comienza una película muy maravillosa en el Huila”, narra Javier. Por primera vez, representantes de Pitalito pudieron participar en un concurso y al conocer más sobre cafés especiales, lograron poco a poco la excelencia en la producción del grano.

“Fue una de las lindas experiencias, pues la Federación Nacional de Cafeteros, nos invitó a el ganador y a este servidor a una feria de cafés especiales en los Estados Unidos. Allí tuvimos la oportunidad de conocer clientes y conocer el mercado internacional de café. Fue un orgullo subirse a un avión con muchos pasajeros y conocer la forma de comercializar el café, al tiempo que entendimos que el café si tenía un valor agregado”, recuerda.

Variedades exclusivas

Es de recordar que la variedad Colombia era la más conocida entre los cafés robustos y en Pitalito se conocieron varios tipos que aún se siguen cultivando. Sin embargo, han sido los mismos caficultores del municipio quienes han comenzado a crear nuevas clases de café.

“Está el café supremo, el café gueicha, un café exótico, este es un café que se le encuentran sabores a ají, pimienta, limoncillo, a plantas aromáticas”, explica el caficultor de Pitalito.

Afirma que una de las ventajas por la cual Pitalito es el primer productor de café en Colombia, es estar en el macizo colombiano, además de estar cerca a los nevados que, al emitir sus cenizas, estas se fijan en los suelos dándole las características de sabor y aroma al café.

Destacó que en el municipio la mujer cafetera no tenía un espacio en el cual se valorara, y ahora con las actuales condiciones, las mujeres cafeteras han podido ganar un espacio en la industria del café muy importante.

“Hoy en día ellas son empresarias y dueñas de muchas compañías cafeteras, además sus hijos se están quedando en el campo. Estamos tejiendo un relevo generacional”, subrayó nuestro cafetero.

Sobre el futuro de la caficultura en Pitalito, Javier San Juan manifiesta que este municipio tiene un futuro brillante, pero enfatiza que el sector cafetero está afrontando una dura crisis que se refleja en los precios del mercado que están por debajo de los costos de producción.

“Hoy producir una carga de café puede costar 700.000 pesos, pero se vende en 180.000 pesos. Esperamos que se cumplan los anuncios del Gobierno para los caficultores y así apoyar a los campesinos, pues en Pitalito cuando hay café todo se mueve”, concluye.

En cifras actuales y según la Federación Nacional de Cafeteros, la producción del grano a agosto de 2018 se sitúa en 1,3 millones de sacos de 60 kilos, unos 36.000 sacos menos que los cosechados en el mismo periodo de 2017.