Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa

Inició el juicio contra el exdirector de la Policía Rodolfo Palomino

Ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General acusará de manera formal al exdirector de la Policía Nacional, general (r) Rodolfo Palomino, por su presunta interferencia en un operativo para capturar al empresario Luis Gonzalo Gallo en 2014.

Sin embargo, el inicio del juicio ha estado marcado por la polémica sobre si la fiscal Sonia Lucía Velásquez, adscrita para la época de los hechos, a la Unidad de Análisis y Contexto debe ser considerada una víctima en este proceso. El ente investigador y la Procuraduría insisten que sí.

El motivo de que Velázquez sea considerada una víctima, de acuerdo a su representante Patricia Cantor, es que el general retirado junto al general Jorge Rodríguez,  exdirector de la Dijin, presuntamente fueron al apartamento de la fiscal con el fin de intimidarla para que cancelara el operativo contra el empresario que estaba siendo investigado por desplazamiento, lavado de activos y una supuesta relación con la casa Castaño.

"Pues de manera indebida utilizó su cargo y poder que ostentaba como general y director de la Policía para instruir la investigación de una fiscal especializada (...) En ese momento en el apartamento estaban los hijos menores de edad de Sonia", dijo.

Cantor además aseguró que después de esta visita, la Fiscal fue amenazada de muerte, relevada del caso y trasladada sin ninguna razón. 

Sin embargo, según el general retirado, si fue a la casa de la fiscal fue por invitación de ella misma y sólo para ajustar detalles del operativo, que incluso se adelantó dos días antes de lo previsto y siempre con la mejor voluntad de la Policía. 

"La Fiscal Sonia Lucero tenía en su residencia su oficina de trabajo, yo fui a una oficina de trabajo, yo fui a un lugar de trabajo, no fui a la intimidad de un hogar ni a perturbarlo y muchísimo menos a intimidarlo. Fui no solo a ofrecerle mi voluntad como director general de la Policía si no también las capacidades institucionales para garantizar el éxito de la operación", explicó.

Por estos hechos, la Fiscalía General acusará a Palomino por el delito de tráfico de influencias de servidor público en calidad de autor por presuntamente interferir en esta captura, de la que en varias veces se ha declarado inocente.