Pasar al contenido principal
CERRAR

Denuncian el asesinato de una comunera misak en Morales, Cauca

Las mujeres misak de esta zona del Cauca emitieron un comunicado donde denuncian constantes agresiones y atentados.
Ferney Meneses y Colprensa

Como Nazaria Calambás Tunubalá fue identificada la comunera misak asesinada en la zona rural del municipio de Morales, en el centro del departamento del Cauca.

De acuerdo con las versiones de esta comunidad ancestral, los hechos sucedieron en la vereda La Cuchilla, ubicada aproximadamente a una hora y media del casco urbano de esta localidad.

“La compañera falleció a raíz de cuatro disparos en el cuello, la cabeza, el pecho y en el abdomen. El ataque fue ejecutado por varios sujetos que la atacaron cuando permanecía en esta vereda”, indicaron integrantes de esta comunidad indígena.

El cuerpo de Nazaria Calambás Tunubalá fue trasladado a la morgue del hospital del municipio vecino de Piendamó, donde el caso ya fue informado a las autoridades competentes.

De acuerdo con información confirmada por Víctor Félix Sabogal Arboleda, alcalde de Morales “no hay claridad frente a la persona que hizo la agresión, pero hemos estado al tanto con el gobernador misak de prestar como Administración la colaboración respectiva y el apoyo a la familia afectada”.

El mandatario indicó que no se conocía algún tipo de amenaza contra la víctima, quien “había adelantado un trabajo político y organizativo al interior del resguardo La Bonanza y había tenido un destacado trabajo con su comunidad”.

Las mujeres misak de esta zona del Cauca emitieron un comunicado de prensa, donde denunciaron constantes agresiones y atentados que padecen en medio de su papel de defensoras de sus tradiciones, memoria histórica y el medio ambiente.

“Nazaria Calambás Tunubalá tenía 34 años de edad y fue alcaldesa de la zona tres del resguardo misak Piscitau en el 2013. A raíz de este caso, y como mujeres misak, denunciamos la violencia contra nosotras, por el liderazgo que adelantamos entre nuestras comunidades por temas como la vida y la conservación de nuestras tradiciones”, denunciaron las mujeres misak.

“Desde nuestras voces y sentires instamos a las autoridades del pueblo Misak y a las públicas del departamento del Cauca a que tomen las medidas necesarias para el esclarecimiento de la verdad y la justicia de este hecho violento hacia la Mamá Nazaria Tunubalá lo cual ha dejado zozobra tristeza a nosotras como mujeres Misak y a su familia (…) exigimos la verdad, justicia y no repetición”, manifestaron mediante un comunicado.

Por su parte Eduin Mauricio Capaz, autoridad indígena de la zona norte del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) señaló que con este hecho se eleva a 83 el número de indígenas asesinados en lo que va corrido del año en esta zona del país y que entre las víctimas hay 11 mujeres.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal