Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa

Las claves militares que llevaron a la victoria libertadora

Por: Colprensa

Pasadas las 2:00 p.m. las tropas realistas al mando del joven coronel José María Barreiro (25 años) se ven obligados a enfrentar a los patriotas comandados por el general Simón Bolívar (36 años). Los que defendían a la Corona española iban rumbo a Santa Fe con el ánimo de obtener más refuerzos, luego de la estrepitosa derrota en el Pantano de Vargas (25 de julio de 1819). Los de Bolívar, por su parte, trazaron una estrategia y una táctica que fue fundamental para sellar la gesta libertadora.

De esta forma, el teniente Leonardo Cisneros, oficial de historia militar del Centro de Estudios Históricos del Ejército Nacional, cuenta cuáles fueron las claves de la victoria patriota que derivaron en el arresto de Barreiro, que luego fue llevado a Santa Fe y fusilado el 11 de octubre de ese año, en la que hoy se conoce como Plaza de Bolívar.

“Estrategia es el arte de mover las tropas sobre el mapa, y la táctica es el desenvolvimiento de las tropas en el campo de combate y las maniobras que se deben hacer para tomar ciertos puntos”, dice Cisneros al explicar que eso fue, precisamente, lo que hizo Bolívar hace dos siglos. 

¿Cómo era el conocimiento en el área militar de cada uno de los bandos?
La institucionalidad militar de lo que es la Nueva Granada se va a iniciar a finales del siglo 18 cuando los españoles comienzan a normatizar todo lo que es la parte militar. Desde ahí empieza el conocimiento militar para los criollos. Eso quiere decir que la gente que está formada en estos bandos tiene la misma formación desde un principio. Están peleando de la misma manera.

Entonces, ¿cuál fue la clave?
Las estratagemas. Después de la batalla del Pantano de Vargas a Barreiro le llega información falsa de una ubicación errónea de Bolívar y sus tropas, y por eso decide emprender camino a Santa Fe por el lado de Ventaquemada, que es por donde está lo que se conoce como el Puente de Boyacá.

¿En el combate del Pantano de Vargas también hubo alguna maniobra de esta naturaleza?
Bolívar, cuando estaba en Duitama, planeó atacar Paipa en la noche del 26 de julio. El planteamiento inicial era atacar Paipa por la noche y tomar a los realistas por sorpresa, pero le informan a Barreiro que Bolívar va a ubicarse en área rural entre Tibasosa y Paipa, para llegar a esta última.

¿Y qué hace Barreiro?
Viendo esta situación, le corta el paso por dónde va a entrar y se chocan en el Pantano de Vargas. Barreiro dispone su ejército en tres cerros y ubica sus regimientos. El cerro del Cangrejo, Salitre y Picacho. Esto ya es una ventaja porque les permitió ubicarse en una posición para observar todo el panorama, ver lo que pasa abajo y pasar de encubierto. Entonces, atacar de abajo hacia arriba era complicado para los patriotas. Cuando Bolívar llega con su tropa se encuentra con que los realistas están ahí. Era un blanco fácil.

Foto: Colprensa

¿Cómo responde Bolívar?
Se ubica también en otro cerro (que hoy se conoce como cerro Bolívar) y empieza la confrontación armada entre los realistas y patriotas. Desde las 11:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. cuando cae el sol. La infantería patriota intenta tomarse uno de los cerros y son devueltos tres veces. Cuando los devuelven la tercera vez, ya Bolívar pierde la capacidad ofensiva.

Era una batalla prácticamente ganada por Barreiro…
Barreiro se deja llevar por la juventud, la efervescencia y calor del momento y ataca. Acá entran dos hipótesis de lo que pasa con el bando patriota. Una, que Bolívar se asustó y sucede la frase famosa de “se nos vino la caballería, coronel Rondón, salve usted la Patria”. Y la otra es que Bolívar aguantó su mejor tropa a propósito para liquidar la batalla.

¿Por qué pelearon solo hasta las 6:00 p.m.?
En la noche no se peleaba, por pacto y por instinto. Porque por cuenta de la oscuridad no se sabe contra quién se pelea y, entonces, ambos ejércitos se regresan a sus lugares de origen.

¿Qué sucede después del repliegue de las tropas realistas?
Barreiro reconoce que a ese ejército no le puede ganar y buscó refuerzos. Los empieza a pedir a los puntos que están cercanos. En la provincia de El Socorro, en el actual departamento de Santander, de allí le envían dos batallones al mando del teniente coronel Lucas González, pero la gente de la zona impide que esos refuerzos lleguen. Barreiro, entonces, se ubica en un pueblo que se llama Motavita, cerca de Tunja.

Ahí es donde se viene la estratagema…
Sí. Barreiro, al ver que los refuerzos no llegan, emprende el camino a Santa Fe. Pero indaga qué ruta tomar y sus informantes le dicen qué está planeando Bolívar en Tunja, donde estaba descansando junto con sus tropas. Pero era información falsa, por lo que decide tomar la ruta corta y sale por Ventaquemada, y cuando van por ese lugar se detienen para almorzar en un punto conocido como Casa de Teja. Ahí es cuando llega una avanzada de los patriotas y los atacan hasta obligarlos a moverse hasta lo que hoy conocemos como el puente.

Con ese movimiento por parte de Bolívar, ¿cómo quedaron entonces las tropas?
La retaguardia realista se queda en Casa de Teja y la vanguardia va hasta el puente. Entonces quedan divididos. Entre un punto y otro hay una distancia de un kilómetro, aproximadamente. Bolívar ya tiene sus tropas listas y envía su retaguardia hasta Casa de Teja y en el puente ya está su vanguardia.

¿En ese momento con cuántos hombres contaba cada bando?
Son 4.000 de Bolívar contra 1.500 de los realistas, tanto en vanguardia como en retaguardia.

¿Cuánto duró esa batalla?

Dura dos horas. Fue rápida porque los españoles no estaban en pie de lucha, estaban en un camino de retirada hacia Santa Fe. Bolívar sí tenía planes de lucha, viene con la mayoría de las tropas en un componente estratégico para atacar.

Y después de la Batalla de Boyacá, ¿qué pasó?

Tras el arresto de Barreiro, Santa Fe quedó sin una defensa de estrategia militar tras el desmantelamiento de la Tercera división, destacamento oficial del ordenamiento monárquico. Al llegar el Ejército con Barreiro como prisionero el virrey Juan de Sámano huye por Mariquita y Honda hasta Popayán y de allí hasta Pasto, que aún era un bastión realista.