Pasar al contenido principal
CERRAR

Temor en el sur de Bolívar por aumento de grupos al margen de la ley

De acuerdos con defensores de DD.HH., la confrontación entre grupos armados ha derivado en el aumento de homicidios.
Mi país
Foto: Fanpage Alcaldía de Cantagallo, Bolívar
Rosember Anaya

El temor vuelve a rondar por el sur de Bolívar. Líderes sociales, defensores de derechos humanos y campesinos de municipios como San Pablo, Simití y Cantagallo denuncian aumento de grupos al margen de la ley en la zona, lo que ha generado asesinatos continuamente.

La angustia se incrementa con el pasar de los días, por eso hacen un llamado para que el gobierno tome el control y así poder recuperar un poco de tranquilidad.

“Es preocupante el tema de seguridad en la zona rural de Cantagallo porque hay un fenómeno que se está presentando y es el aumento de grupos paramilitares en la zona, y de esto hay bastantes denuncias de diferentes organizaciones sociales. Esto evidentemente preocupa y alerta a la comunidad de Cantagallo”, aseguró Gerardo Amador, defensor de derechos humanos de este municipio.

Desde finales de diciembre de 2021 y en lo que va corrido de enero de 2022 ya se han presentado más de 10 asesinatos. Los líderes aseguran que esto se debe a la disputa del territorio de grupos al margen de la ley.

“También hay que decir que en esta zona hay otros actores armados como lo es el Eln, y las disidencias de las Farc. Por el aumento paramilitar en la zona van casi 15 muertos desde diciembre pasado hasta la fecha en el municipio de San Pablo, y esto se da en presencia de la fuerza pública. El temor de los campesinos y habitantes es una nueva disputa del territorio”, agregó Amador.

Líderes sociales también aseguran que, debido a los incumplimientos de lo pactado en el Acuerdo de Paz, los campesinos se han visto obligados a volver a sembrar cultivos de uso ilícito.

“Sí, los campesinos han vuelto a sembrar plantas de coca, esa es una realidad que no tiene que ocultarse, pero también hay que decir que, dentro de los acuerdos de la Habana, el municipio de Cantagallo fue pionero en la sustitución voluntaria de coca, fueron más de 700 hectáreas que los campesinos erradicaron. La necesidad siempre va a estar latente y esta necesidad ha obligado al campesinado a que en cierta manera vuelva a sembrar estos cultivos de uso ilícito”, apuntó el defensor de derechos humanos.

Los campesinos del sur de Bolívar piden más seguridad para no seguir viviendo con ese temor que los agobia.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal