Pasar al contenido principal
CERRAR

Cultivos de cacao para combatir la deforestación en San Vicente del Caguán

Más de 160 familias de la zona rural de este municipio de Caquetá, cultivan cacao como alternativa económica y de conservación de los bosques nativos.
Mi país
Foto: cortesía.
Martha Rentería

Han transcurrido 40 años desde que Mario Vargas, un comerciante venezolano, llegó a la zona de El Pato, la misma que surcó ‘el torito bravo’, en el que se inspiró el maestro Jorge Villamil para escribir su legendaria canción ‘El Barcino’. Pero a diferencia del novillo que murió en el olvido, hoy este hombre deja huella en la comunidad. Junto a 163 familias, se dedica a la producción de cacao como una alternativa para combatir la deforestación en la región.

El árbol de cacao produce la materia prima que ha sido cómplice de innumerables historias de amor: el chocolate. Así inicia este proceso, con el que además se le apunta a conservar los bosques de esta región amazónica.

“El cacao es importante y es necesario, es un bien, porque con él nosotros podemos hacer muchas cosas, de aquí podemos sacar chocolatinas, elaborar muchos dulces ricos para darle a las muchachas, para enamorar, con esto conquistamos el mundo”, dice Mario Vargas, mientras sostiene en sus manos una ‘mazorca’ de cacao, que acaba de cortar de uno de los árboles de su finca ‘El Mirador’ en la vereda Vegas del Pato.

Cultivos de cacao en Caquetá
Foto: cortesía.

Esta apuesta inició hace 10 años, con un grupo de campesinos que inició la plantación de las primeras especies, para no depender solamente de la ganadería. Con los años, la idea se fortaleció con la conformación del Comité de Cultivadores de Cacao en Sistemas Agroforestales de San Vicente del Caguán (Comicacao).

“Yo dije: ‘vamos a sembrar cacao a ver cómo nos va, de pronto con las vacas no me funciona, para tener otro ingreso. Arranqué primero solo, cuando el comité se reactivó, me afilié, empezó la asistencia técnica, empezaron a llegar los proyectos y el ingeniero agrónomo ya dijo ‘esto se hace así’”, cuenta Denar Molano Arredondo, cacaotero de la finca La Esperanza en la vereda Vegas del Pato.

A finales de 2019, en el marco de la implementación de las iniciativas del Pilar 6 de Reactivación Económica y Producción Agropecuaria de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), Comicacao recibió un centro de acopio, donde se almacenan, en promedio, tres toneladas mensuales de cacao en baba, ahorrándoles tiempo a los productores, quienes no tienen que realizar el proceso de secado, lo cual optimiza su economía.

“El Comité garantiza la compra del 100 % del grano que se produce dentro del municipio de San Vicente del Caguán, tenemos un aliado comercial muy fuerte que es la Nacional de Chocolates, nosotros enviamos y dos días después ya nos están consignando, entonces no tenemos problemas con flujo de recursos”, explica José Andrés Morales, coordinador técnico de Comicacao.

Cultivos de cacao en Caquetá
Foto: cortesía.

Cacao para la conservación

Pero la apuesta no es sólo económica, también están encaminando sus esfuerzos a preservar el medio ambiente y a resarcir el impacto que ha generado la deforestación en el Caquetá, uno de los departamentos más afectados por este fenómeno en Colombia durante 2020.

Los asociados a Comicacao decidieron, con previa asesoría técnica, sembrar sus cultivos en las riberas del río Pato y de los caños para crear corredores vegetales que son el hogar de especies de fauna silvestre.

“Encontramos manaos, dantas, borugas, zorros que entran también a comer cacao en fruta. En las zonas donde hay más fragmentación del bosque, tenemos más aves y más reptiles. El productor siempre deja el bosque en la mitad de la finca y no está conectado con nada más, solamente es potrero, entonces, los micos, por ejemplo, no tienen por dónde transitar, el sistema agroforestal cacaotero va a permitir que haya ese flujo de especies”, indica Morales.

Esta estrategia, denominada ‘Cacao para la Conservación’, ha permitido que estas 163 familias, tengan 4 mil hectáreas de bosque, para las cuales se está implementando un sistema de monitoreo a través del programa Global Forest Watch.

Cultivos de cacao en Caquetá
Foto: cortesía.

Este proyecto ha permitido generar un cambio en la dinámica económica del municipio de San Vicente del Caguán, que era reconocido por ser ‘la despensa ganadera del Caquetá’. Actualmente, tienen en producción 400 hectáreas y otras 250 hectáreas de levante a la espera de sumarlas a las que ya emanan el fruto.

En 2021, Comicacao clasificó como semifinalista en la octava versión del concurso Cacao de Oro, un certamen que premia la calidad de este producto a nivel nacional. Su mirada ahora está firme en conquistar el mercado europeo.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal