Pasar al contenido principal
CERRAR

Vías de Nariño, el cuello de botella de la conectividad con Suramérica

Según el gremio de transportadores, la vía Panamericana es una de las más difíciles de transitar.
Beatriz Fajardo

Las vías de Nariño, principalmente la Panamericana, que cruza por todo este departamento, es considera por los transportadores como una de las más difíciles para transitar por lo angosta, deteriorada e insegura. Los gremios, por su parte, creen que la región no ha logrado en décadas una activación económica por las pésimas condiciones viales del sur del país.

Nariño cuenta con 196 km de vía Panamericana que conectan con el departamento del Cauca, pasando por Pasto y llegando al Puente Internacional de Rumichaca, frontera con Ecuador, en todo este tramo sólo hay 62 kilómetros de doble calzada, que llevan al municipio de Ipiales.

Recordemos que 14 de un total de 83 kilómetros de doble calzada entre Pasto e Ipiales se quedaron sin concluir por la imposibilidad de negociar con las comunidades indígenas en los pliegos de peticiones para la utilización de tierras, situación que para algunos es uno de los cuellos de botella para entrar a Colombia desde Suramérica, porque los pasajeros y transportadores deben esperar horas en largas filas de trancón por la estrecha doble vía.

Los ejes viales son la herramienta de conectividad de las regiones, que permiten la dinamización de las economías en todos los renglones, por ello, desde los gremios destacan la importancia de las carreteras en la zona.

“La conectividad y sobre todo la infraestructura que nos conecta con el resto del país es vital para nosotros, queremos ser competitivos y queremos atraer la inversión (…) si nosotros queremos una puerta para generar negocios en doble vía, definitivamente la infraestructura vial y la conectividad es fundamental”, señaló Eugenia Zarama, directora Ejecutiva de Fenalco Nariño.


Conoce aquí: ¿Cuál es el trasfondo del conflicto que se vive Argelia, Cauca?


De acuerdo con los gremios, las afectaciones en la malla vial han impedido el desarrollo en Nariño, sumado a situaciones como paros, deslizamientos de tierra, y alteraciones en la vía, dejan incomunicado a la región con el país.

Zarama manifestó que en la vía que conecta a Pasto con Popayán, el presidente de la República Iván Duque hizo el anunció que dejarían en su gobierno estructurados los estudios, pero reiteró que se necesita avanzar en el proceso de financiación, dado que este tramo acortaría los tiempos de movilidad entre los departamentos, disminuyendo los costos de los transportadores en temas de logística de combustible y eso repercute en los bolsillos del consumidor final.

En la vía Panamericana, principal eje vial se movilizan cerca de 12 mil vehículos diarios, gran parte del flujo vehicular son automóviles particulares que dependen del buen estado de la mala vial para su normal recorrido

Por su parte, los transportadores de carga pesada consideran que las vías de Nariño son una de las más difíciles de conducir, por lo quebrado de las montañas que a su vez forman parte de la cordillera de Los Andes.

“La mayoría de las vías de Nariño están en muy mal estado, son muy angostas y tiene muchos huecos; falta mejorar mucho esas vías, ojalá hicieran una doble calzada”, recalcó Pedro Jiménez, transportador.


También te puede interesar: Los retos de los emprendimientos rurales y cómo apoyarlos


El transportador de carga pesada, Wilmer Ortega, quien hizo su primer recorrido a Nariño desde el Atlántico agregó que “las vías en Nariño están en mal estado como entre el 85 y el 90% hay muchos huecos, hay partes muy angostas, los carros de carga pesada no tienen la facilidad de hacer recorridos en los tiempos estipulados”.

Así como Wilmer cientos de conductores han tenido que sufrir la espera dando paso a vehículos pequeños, en la que consideran debería ser una vía de un solo carril y no doble como es actualmente.

Con esta realidad, hasta la fecha no se avizora un panorama distinto para el transporte en Nariño, porque la vía alterna que es con Putumayo y Huila, tiene peores condiciones viales que Nariño, donde por ejemplo algunos la consideran “el trampolín de la muerte”.

Por ello el gobierno nacional retomó en el primer trimestre del año la conclusión de la obra de la Variante de la Biodiversidad (San Francisco - Mocoa), el proyecto tiene como objetivo reemplazar la vía actual por una más corta y con mejores especificaciones técnicas, con lo cual se impactará la transitabilidad y se disminuirán los altos índices de accidentabilidad, así estaría conectado Nariño- putumayo - Huila con el centro del país.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal