Pasar al contenido principal
CERRAR

Conoce la primera clínica para abejas de panales rescatados en Bogotá 

Las abejas, que son rescatadas en Bogotá, ya cuentan con la Unidad Distrital de Atención de Enjambres, clínica especializada. 
Medio ambiente
Foto: Colprensa.
María Camila Sánchez

¿Te imaginas que una abeja, al igual que un ser humano, puede necesitar de una clínica para ser atendida? Pues sí. Las abejas, que son rescatadas en Bogotá, ya cuentan con la Unidad Distrital de Atención de Enjambres, una clínica especializada, en donde reciben la rehabilitación necesaria para volver a ser abejas sanas y felices.

Médicos veterinarios, biólogos y zootecnistas forman parte de esta nueva clínica, la cual se articulará con el Cuerpo Oficial de Bomberos para garantizar el adecuado manejo, cuidado y protección de los enjambres de la abeja común en zonas urbanas de Bogotá.

En Contacto Directo, Mauricio Cano, líder de sinantrópicos del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal IDPYBA, explicó que esta es una iniciativa que pretende fijar una ruta de atención, con la cual se intercambiarán criterios de operatividad y gestión para propender a la menor afectación de las abejas durante su asistencia y su posterior atención, rehabilitación y conservación.
 

1

“Es la primera vez que se pone en marcha una iniciativa de esta índole para proteger a la Apis mellifera, más conocida como la abeja común, y que suele hacer enjambres en lugares no adecuados para su subsistencia en áreas urbanas, instalándose en techos, cornisas, carros, bicicletas, postes de luz, entre otros. Entramos en articulación con la Unidad Administrativa especial de los Bomberos de Bogotá para que juntos les demos una segunda oportunidad a las abejas”, explicó.

De acuerdo con Cano, en algunos operativos el acceso a los enjambres es muy difícil, por ejemplo, suelen instalarse entre muros, razón por la cual los bomberos deben romper paredes y ahí pueden morir algunos individuos. "Las abejas sobrevivientes eran entregadas a algunos apicultores, pero ahora, nosotros hacemos una sinergia muy importante e intercambiamos criterios de manejo y cuidado”, enfatizó Mauricio Cano. 

1

A partir de ahora, cada emergencia relacionada con abejas, que sea atendida por el Cuerpo de Bomberos, contará con una ruta de operación demarcada. “Los bomberos nos pasan las abejas, nosotros las trasladamos a la clínica y allí las pondremos en un proceso de rehabilitación y observación”, aseguró Cano. 

En la clínica de las abejas, la cual es un convenio con la Universidad Antonio Nariño, se les garantizará bienestar en nutrición, salud y comportamiento, para posteriormente ponerlas en adopción. Si, leyó bien, darlas en adopción a aquellos apicultores o personas que vivan en zonas rurales y que estén dispuestas a brindarles protección y amor.

“Entramos en comunicación con posibles adoptantes en las zonas rurales de Bogotá o zonas aledañas que cumplan con todos los requisitos necesarios para garantizar su bienestar. Pueden ser apicultores que tengan establecidos sus procesos y/o personas que se integren en estos procesos de polinización. Como Instituto hicimos una convocatoria y verificamos los espacios y condiciones de bienestar que podrían brindar los interesados, pero, ante todo, buscamos que ellos tengan una voluntad real de cuidarlas”, indicó Cano. 

1

Para reportar un enjambre de abejas y acudir a la asistencia de la clínica de las abejas, el procedimiento seguirá siendo a través de la Línea de Atención de Emergencias 123 para trasladar en caso al Cuerpo Oficial de Bomberos, quienes a su vez informarán al IDPYBA para hacer la asistencia conjuntamente.

“Lo más importante es que no les tengan miedo a las abejas, que las respeten y no las vayan a agredir porque, así como lo hace un perro o un gato, su instinto será el de defenderse. Ellas están amenazadas y es labor de todos buscar su cuidado y protección”, concluyó Mauricio Cano. 
 

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos